¿Marchan las 63 medidas para dinamizar la agricultura en Cuba?

FOTO: Elizabeth Peña Turruellas/Twitter
363

¿Marchan las 63 medidas para dinamizar la agricultura en Cuba?

Cubadebate

El ministro de la Agricultura, Ydael Jesús Pérez Brito, comenzó su intervención este martes en la Mesa Redonda refiriéndose a la crisis alimentaria que golpea al mundo, de la cual Cuba no escapa, con el efecto añadido del bloqueo recrudecido por la administración estadounidense.

Pero, destacó, está la voluntad del Gobierno y el Partido de buscar soluciones y dinamizar el sector de la agricultura, con la aprobación de 63 medidas implementadas desde hace un año. En la agricultura, dijo, los procesos llevan tiempo y algunos son largos.

Son 63 medidas que incluyen 658 acciones, con metas e indicadores medibles. “No son medidas estáticas, sino que se van mejorando”, al tiempo que se rinde cuentas a sus promotores, comentó el ministro.

Esas decisiones están divididas en siete grupos relacionados con:

  • La gestión y las finanzas del sistema de la agricultura (Ministerio, empresas y productores).
  • Programa productivo.
  • Sistema cooperativo.
  • Los cuadros del sector.
  • La ciencia, innovación y comunicación.
  • Comunidades agropecuarias.

Pérez Brito comentó que ya se han aprobado 16 políticas agropecuarias, siete decretos leyes, 11 decretos y 19 resoluciones, que “favorecen y destraban los temas relacionados con la producción”. La Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó recientemente la Ley de Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria y Nutricional.

El ministro dijo que las medidas aprobadas buscan también fortalecer el papel de los municipios, al tiempo que se realiza un reordenamiento estructural del Ministerio de la Agricultura, que anteriormente tenía más de 1000 empelados, cifra que se disminuyó a 200.

De 2015 a la fecha se ha reducido el 60% de la plantilla de ese ministerio, mientras el número de empleados en las delegaciones territoriales es un 41% menos. “Hemos tratado de buscar estructuras más llanas, con menos indirectos”. Sin embargo, amplió el ministro, las delegaciones municipales crecerán en unos 500 cargos.

Los grupos empresariales también han reducido sus plantillas en un 39%. “Hay OSDE que tenían más de 180 trabajadores indirectos y hoy no pasan de 70. Y todavía tienen que seguir organizándose, con otra forma de atender y desarrollar a las empresas. Deben dedicarse a lo estratégico, no pueden llenarse de documentos, de burocracia”.

El ministro explicó que no se trata de dejar disponibles a las personas, sino de reubicarlas. Por ejemplo, “hay compañeros que eran jefes de UEB que hoy son jefes de un colectivo laboral en una máquina de riego”.

Tenemos que buscar a más personas dedicadas a la producción”, porque mientras más indirectos haya menos salario cobran aquellos que producen la tierra, subrayó el ministro y reconoció que habían muchas “estructuras infladas”.

Sobre el tema financiero, expresó la necesidad de seguir buscando proyectos de colaboración y ampliar la inversión extranjera –donde no se ha avanzado lo suficiente–, así como incrementar las exportaciones y los encadenamientos productivos.

Con respecto a la banca de fomento agrícola, comentó que ha sido muy bien acogida por los productores.El año pasado se asignaron 1800 millones de pesos, que se entregaron (con una tasa de interés de 1.7) fundamentalmente a productores vinculados con la producción porcina, la ganadería vacuna, y el cultivo de arroz, plátano, yuca y guayaba.

A partir de las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno para dinamizar la producción agropecuaria, el Banco Central de Cuba (BCC) emitió la Resolución No. 173/2021, donde se ampliaron a otros productos y programas priorizados de la producción de alimentos los beneficios de tasas de interés y plazos.

Entre los nuevos productos beneficiados figuran el tomate, la soya, el ganado porcino y el ganado mayor, los cuales se suman a otros como el arroz, el frijol, el maíz, la papa, el plátano, la yuca y el boniato, que ya habían sido tenidos en cuenta, destaca la norma del BCC.

Pérez Brito dijo que por esa vía se han aprobado 18.282 créditos y se han entregado más de 5.000 millones de pesos: el 63% a empresas, el 21% a cooperativas y el 14% a productores individuales.  El ministro destacó la importancia de capacitar más a los productores, quienes a veces prefieren invertir con el dinero propio.

Entrega de tierras: Asunto vital para la agricultura cubana

Según Ydael Pérez Brito, en Cuba hay buenas productoras y productores, conocimientos y ciencia acumulada. “Esta es una de las fortalezas que tenemos, así como una gran cantidad de tierras por explotar. Son asuntos en los que es necesario trabajar para lograr el fortalecimiento de la empresa como rector de los encadenamientos entre productores”, aseguró.

De igual manera, el Ministro de la Agricultura explicó que existen 370000 tenentes naturales de tierras, 4000 cooperativas y 300 empresas. Sin embargo, aun quedan en el país tierras ociosas o deficientemente explotadas, un problema por solucionar en aras de elevar las producciones. “Debemos implementar bien las medidas que tomemos, para que nuestro pueblo sienta que hacer producir la tierra sea parte de su proyecto de vida”.

Al analizar este asunto, Pérez Brito mencionó dos cuestiones básicas: los colectivos laborales y la entrega de tierras. Como parte de las decisiones innovadoras y que dimensionan el sistema de pagos, mencionó que hay campesinos de la provincia de Mayabeque que han logrado un salario superior a los 60 mil pesos en un mes. “Esto es motivador, porque no le ponemos límite al salario. De ahí la importancia de reducir los trabajadores indirectos y los intermediarios”.

A su vez, el ministro cubano mencionó que existen más de 1 500 colectivos laborales, con casi 15 000 trabajadores, que podrían beneficiarse de las medidas aprobadas. Sin embargo, reconoció que no en todos los lugares son recibidas del mismo modo. “Encontramos problemas con los jefes, porque no cambian sus métodos. Eso no crea sentido de pertenencia en los trabajadores y necesitamos una gestión eficiente también allí”.

“Tenemos que potenciar una alta práctica de la agroecología, poner más personas a producir y explotar todas las tierras posibles”, apuntó.

Respecto a este tema, Ydael Pérez explicó que se ha crecido en las áreas cultivadas, pero un resultan insuficientes. Por ejemplo, en los plátanos faltan 28000 hectáreas, mientras que la malanga necesita otras 11 000 y la yuca más de 50 000. En sentido general, valoró que falta avanzar en áreas de desarrollo tanto en cultivos varios como en la ganadería.

En la entrega de tierras tenemos muchas reservas. Hay demoras en los cumplimientos de los plazos y resistencia de las administraciones para entregar terrenos ociosos. No obstante, hemos dado pasos y de 1 070 solicitudes fuera de término ya logramos solucionar alrededor de 300. Tenemos otras 13 800 en proceso y debemos apurarnos con ellas”, aseguró.

Otra estrategia analizada por el ministro fue la de trabajar con más intencionalidad con los productores, acercarse a ellos y proponerles tierras. “Son problemas subjetivos que podemos enmendar nosotros mismos. En estos temas no aspiramos a concentrar la propiedad de las tierras en usufructo, sino la gestión de esos terrenos”.

Respecto a la producción porcina, el ministro explicó que se han entregado más de 7 mil hectáreas de tierra a porcicultores, aunque la falta de pienso importado sigue como el principal problema en esta área. “Estamos en un proceso de cambio de la matriz de alimentación y de la consolidación de un programa paralelo que permita la cría de animales criollos, pero para todo ello necesitamos incrementar el número de productores”.

Por su parte, la producción de leche y carne pasa por la recuperación de más de mil vaquerías típicas, así como de la eficiencia de los más de 150 mil productores. “Tenemos más de 27 000 ganaderos con diez o más vacas. Ellos son clave en nuestros planes y los estamos visitando”.

Ydael Pérez Brito comentó que aun cuando es posible otorgarles hasta cinco caballerías de tierras a los ganaderos, el promedio ronda las 1.5, aun demasiado bajo.

“Decrecemos en la masa ganadera. Tenemos poco más de 3.5 millones de cabezas de ganado, pero solo el 40 por ciento de nuestras vacas paren. Aunque vamos cumplimento el plan de leche, esta es un área donde igualmente se puede hacer más”, aseguró.

Finalmente, el ministro confirmó el crecimiento en las áreas en explotación dedicadas al cultivo de viandas y vegetales, pero igualmente consideró que se podía hacer más. Según dijo, la autonomía de los municipios para concertar precios es un estímulo a la producción, mientras contribuye a no elevar en exceso los costos. Aun así, valoró como esencial el mejoramiento de las semillas, la variedad genética y los contratos con los productores.

No logramos entregar insumos como antes y tampoco estamos satisfechos con los precios, pero aun así buscamos alternativas a partir de fertilizante biológicos. Aprovechar las potencialidades de los municipios para gestionar sus necesidades y aspirar a una agricultura de pequeña y mediana escala es igualmente fundamental para rescatar la agricultura cubana con nuestros propios esfuerzos”, concluyó.

El ministro precisó que el país cuenta con 4 494 cooperativas y más de 400000 productores y recordó que en el Buró Político se aprobaron 17 soluciones para las cooperativas y que actualmente se trabaja en una nueva norma legal que les otorgue más independencia.

Con respecto a la formación de cuadros, Pérez Brito señaló que se trabaja en las competencias y en la proyección del cuadro. “Tenemos que seguir mejorando el trabajo con los jóvenes”. 

De igual forma, destacó el papel de los científicos y la ciencia, la cual ha permitido avanzar en la gestión basada en la innovación. “Se han logrado 247 innovaciones, 33 temas y 117 indicaciones del presidente”. 

No obstante, -dijo- persisten insatisfacciones. “Hay que buscar mecanismos que nos permitan que lo que se ha logrado en un productor se extienda con más rapidez a otros”.  Asimismo, “no estamos satisfechos con la capacitación. Hay que buscar otras maneras”, añadió.

Al comentar sobre el impacto de las 63 medidas en la agricultura, el ministro dijo que “se está avanzando, aunque no es para sentirse complacidos. Estamos totalmente insatisfechos”. 

Explicó que a pesar de la situación actual de los insumos y el recrudecimiento del bloqueo, se han logrado dar pasos y avanzar.

“Tenemos que buscar políticas que dinamicen más al productor y lo estimulen a estar más en el campo. Hay producciones que están atrás, como el café, la ganadería, la leche y el programa porcino. La solución no está en importar los insumos. Tenemos que buscarla nosotros aquí”, concluyó.

 

Más notas sobre el tema