Nanotecnología en el oeste del conurbano bonaerense

248

La UNAHUR cuenta con una gran variedad de laboratorios dentro de la misma universidad, cómo la Biofábrica y el Laboratorio de Metalurgia de los cuales se habló con anterioridad. En esta oportunidad es el turno de conocer el Laboratorio de Nanosistemas de Aplicación Biotecnológica (LANSAB). La nanotecnología es una manipulación de materia a escala nanométrica (hasta un millón de veces un milímetro) y gracias a la cual se pueden obtener importantes avances en distintas ciencias. Para conocer mejor este laboratorio el Dr. Jorge Montanari, su director, respondió algunas preguntas.

Dentro de las labores del LANSAB están los tratamientos de enfermedades desatendidas como la leishmaniasis cutánea, la cual es una enfermedad desatendida con un aproximado de 250 casos por año en el país. Montanari se refirió al rol del estado a la hora de solucionar problemas como los de las enfermedades desatendidas: “El Estado viene a cumplir un rol muy importante promoviendo la investigación de enfermedades desatendidas, hay ciudadanos argentinos que la sufren y se busca generar tratamientos que sean menos invasivos, con menos efectos colaterales y que tengan una mejor tasa de curación”.

También se realizan estudios sobre el cáncer de piel: “Ahí lo que hacemos es encapsular fármacos en pequeñas esferas de materia grasa de tamaño nanométrico. De esa manera lo que se logra es que la toxicidad que tiene ese fármaco no afecte a todo el cuerpo y que se pueda dirigir específicamente al tumor”, explicó.

Tanto este tipo de tratamientos como otros que se están estudiando en el laboratorio se aplicarían de la misma manera que se aplica una crema, lo cual implica una diferencia abismal con la quimioterapia que existe en la actualidad. “Actualmente tenemos dos becas doctorales en curso, una trabaja con puntos cuánticos de carbono para generar calor. Con ese proceso es posible llegar a generar una nanofiebre únicamente en las células tumorales”, afirmó el director del LANSAB.

Además de esto, el laboratorio está realizando investigaciones dentro del mundo de la veterinaria. “Se está intentando combinar en una misma estructura dos antiparasitarios que son muy difíciles de formular juntos. La nanotecnología aporta la posibilidad de buscar una solución a esos inconvenientes», declaró el Dr. Montanari.

En tanto, el LANSAB está también haciendo un desarrollo relacionado a la cosmética que busca desarrollar el trabajo con antioxidantes, los cuales son moléculas que están presentes en muchos alimentos como por ejemplo los arándanos. “Si consumís arándanos te va a hacer bien al sistema circulatorio, al corazón y a los riñones. Pero si quisieras que esos antioxidantes demoren la aparición de arrugas en la piel, tendrías que comer cinco kilos de arándanos por día para llegar a la cantidad suficiente”, aclaró el director del LANSAB y explicó que «la nano cosmética busca facilitar la llegada de antioxidantes por la vía tópica, o sea por aplicaciones sobre la piel y de esa manera, agilizar y potenciar el rendimiento de, por ejemplo, los antioxidantes».

Es importante remarcar que estas como la totalidad de las investigaciones nanotecnológicas a nivel mundial llevan un proceso largo de investigación. Este proceso puede tardar diez años hasta que el producto esté finalmente al alcance del público.

Además de las aplicaciones médicas, veterinarias o cosméticas, Montanari explicó que la nanotecnología está presente en muchos aspectos de la vida cotidiana «Sin ir más lejos, televisores curvos, pantallas flexibles, raquetas de tenis, algunas planchitas de pelo y telas que se lavan solas o son impermeables son algunos de los productos desarrollados con nanotecnología, en base a esto. No es un truco ni es magia, es ciencia”.

UNAHUR

Más notas sobre el tema