Crisis económica: los movimientos sociales salen a la calle y piden un Salario Básico Universal

Foto: Victoria Gesualdi.
732

Miles de piqueteros marcharán a Plaza de Mayo para pedir más planes sociales: exigen audiencia con Batakis y amenazan con acampar

Por Andrés Klipphan

La tensión entre los movimientos sociales y el gobierno de Alberto Fernández tocará este jueves 14 de julio uno de sus puntos más álgidos: la Unidad Piquetera se moviliza a Plaza de Mayo, con amenaza de acampe, en reclamo por la “universalización” de programas como el Potenciar Trabajo y una “audiencia urgente” con la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, para solicitarle “un bono compensatorio por la inflación de 20.000 pesos para las jubilaciones mínimas, trabajadores no registrados por debajo de la canasta básica y programas sociales”.

De forma paralela, los movimientos sociales que integran el Frente de Todos realizarán una protesta frente al Congreso de la Nación para exigir que aprueben una ley que imponga el Salario Básico Universal, una medida que ya presentaron los diputados del Frente Patria Grande, el espacio político referenciado en Juan Grabois, también líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

La medida, que alcanzaría a 7,5 millones de personas, también podría salir por decreto, pero el Gobierno, a través de la portavoz Gabriela Cerruti, anuncio que no lo impulsará.

Además del MTE, de esta protesta participará un amplio espectro de la organizaciones sociales y dirigentes, que integran el Frente de Todos, nucleados en la Unión Trabajadores de la Economía Popular. Entre ellos sobresalen: Esteban “Gringo” Castro, dirigente del Movimiento Evita y secretario general de la UTEP; Gildo Onorato, dirigente del Movimiento Evita y secretario gremial de la UTEP, Dina Sánchez, referente del Movimiento Popular Darío Santillán y directiva de la UTEP; el diputado nacional Juan Carlos Alderete, integrante del bloque del Frente de Todos en la Cámara Baja y líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), entre otros.

“La de hoy será una gran jornada frente al Congreso Nacional, para seguir impulsando la Ley General de Tierra, Techo y Trabajo y el Salario Básico Universal, con propuestas concretas para mejorar la realidad de los trabajadores y las trabajadoras que más lo necesitan”, le dijo Castro a este medio.

Desde la UTEP también recordaron que se realiza frente al palacio legislativo “una gran feria con productos y experiencias de las diferentes ramas de la economía popular”. La concentración comenzará a las 10 de la mañana y el acto de cierre cerca de las 15.

El reclamo, que representa un fuerte mensaje al gobierno de Alberto Fernández, está precedido de más de 300 asambleas barriales en todo el país impulsadas por Juan Grabois en las que se votó un plan de lucha que contempla “medidas de fuerza el próximo 20 de julio con asambleas sobre las principales rutas del país”.

De este reclamo también participarán los diputados nacionales del Movimiento Evita, Leonardo Grosso y Eduardo Toniolli; de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete y Verónica Caliva; y de Barrios de Pie, Natalia Souto, junto a los tres del Frente Patria Grande Natalia Zaracho, Federico Fagioli e Itai Hagman -alineados con Juan Grabois-.

“Desde la UTEP seguimos exigiendo un paquete de leyes que pongan en valor nuestro trabajo e impulsen medidas necesarias y urgentes para transformar la realidad concreta del sector más postergado, que trabaja genuinamente y sin derechos en un marco comunitario de cuidado de la casa común”, sostiene el comunicado de la organización popular que alberga a las organizaciones que integran el Frente de Todos.

Movilización y acampe

A diferencia de estos movimientos sociales que concentrarán -a partir de las 10 de la mañana-, pero no movilizarán; si lo harán los piqueteros liderados por el Polo Obrero referenciado en Eduardo Belliboni y otros referentes populares como Silvia Saravia de Barrios de Pie y otras 40 organizaciones como MTR Votamos Luchar, MAR – M29, Bloque Piquetero Nacional, MTR 12 de Abril, y MTL Rebelde, entre otras.

Las columnas ingresarán a la Ciudad de Buenos Aires desde las 11 y marcharán hacia la Casa Rosada. Se espera que sean numerosas. Además de reclamar por la apertura de los programas sociales y “por un salario mínimo que supere el ingreso básico que hoy es de unos $100.000″. También una audiencia con la titular del Palacio de Hacienda.

El martes pasado, a través de un petitorio que ingresaron por Mesa de Entradas, la Unidad Piquetera le pidió a la ministra Batakis “en forma urgente una reunión con usted para llevarle propuestas de actualización de ingresos de los programas sociales y de las personas en estado de vulnerabilidad, agravada por una incremento del proceso inflacionario que está destruyendo el poder adquisitivo de aquellos trabajadores con ingresos fijos”.

El texto anticipa que los piqueteros solicitan: “Un bono de emergencia de $ 20.000 que cubra al menos en parte la pérdida de ingresos y la urgente puesta en discusión del aumento del salario mínimo vital y móvil”.

Belliboni, en diálogo con Infobae, adelantó que “en caso de no tener una respuesta positiva, se votará si nos quedamos a acampar en Plaza de Mayo”.

La protesta hace prever un día caótico para el tránsito porteño. Dirigentes de una y otra concentración mantuvieron contactos previos y anticiparon que delegaciones de piqueteros y de la UTEP estarán presentes tanto en el Congreso como en Plaza de Mayo.

Juan Grabois, Dina Sánchez y Esteban Castro, ya anunciaron que se acercarán a “apoyar los reclamos” de los piqueteros.

Ayer Belliboni, participó de la amplia asamblea que Grabois encabezó en la estación de Plaza Constitución dónde se debatieron medidas de fuerza para impulsar el Salario Básico Universal.

Es la primera vez desde que el Frente de Todos llegó al poder, el 10 de diciembre de 2019, que manifestantes piqueteros y de movimientos sociales ligados al Poder Ejecutivo, apoyan mutuamente de manera abierta y pública, los reclamos. Un hecho que ya encendió luces de alarma en la Casa Rosada y revela la situación política y social por la que atraviesa el país.

Infobae


Movimientos sociales anunciaron una marcha y cortes para el 20 por un salario básico universal

Los movimientos sociales, la CTA de los Argentinos y la CTA Autónoma anunciaron este miércoles una marcha con cortes en todo el país para el próximo miércoles 20, en el marco de un plan de lucha que se definió este mediodía en asambleas, en demanda de la creación de un salario básico universal y un “aumento de emergencia para los trabajadores”.

La asamblea principal se realizó este mediodía en el Hall Central de la Estación Constitución del Ferrocarril Roca, con la participación de referentes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), como Juan Grabois, el Polo Obrero y la CTA Autónoma.

La referente del MTE, Dina Sánchez, informó a Télam que en la asamblea se convocó a “una enorme movilización con cortes para el próximo 20 de julio”, en reclamo de un salario universal y un aguinaldo para programas como el Potenciar Trabajo.

“Somos millones de trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular en Asambleas Barriales para luchar por un #SalarioBasicoUniversal que garantice un plato de comida y para que nadie este por debajo de la línea de la pobreza”, publicó Sánchez en su cuenta de Twitter.

Y agregó: “Conformamos el sector de la economía popular organizada. Nos inventamos nuestros propios trabajos, y gracias a la organización y lucha logramos dotarlos de derechos y mejores condiciones productivas. Pero, hay 7.5 millones de personas que no están organizadas, trabajan por su cuenta y no tienen un piso de ingresos que garantice la subsistencia. Para ellos necesitamos un salario básico universal”.

También participó de la asamblea en Constitución el secretario general de ATE y secretario adjunto de la CTA Autónoma, Hugo ‘Cachorro’ Godoy, quien sostuvo: “Hoy es necesario aumentar el salario de activos y jubilados, aumentar el salario mínimo, e implementar el Salario Básico Universal”.

Otro referente que asistió a la convocatoria de hoy fue Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, quien realizará una marcha mañana a la Plaza de Mayo

“Luego de la marcha de mañana discutiremos si nos sumamos a la movilización del 20, pero seguramente estaremos en las calles porque compartimos con estas organizaciones la necesidad de luchar en las calles y exigir un paro nacional general a las centrales obreras”, indicó el dirigente.

Belliboni confirmó que invitó al MTE a sumarse a la movilización de mañana, que se iniciará en el Obelisco y concluirá en Plaza de Mayo, donde se desarrollarán actividades hasta las 18, en reclamo de mantener una reunión con la ministra de Economía, Silvina Batakis, para presentarle sus propuestas.

Con todo, Belliboni aclaró luego de la asamblea de hoy, a través de su cuenta de la red social Twitter, que el Polo Obrero “no coincide” con un salario básico universal de 14 mil pesos.

“Hoy estuvimos con una delegación del Polo en asamblea del MTE de Grabois y acordamos en la necesidad de luchar por el salario y contra el hambre. No coincidimos en el salario básico universal de 14 mil. Hay que universalizar el potenciar y defender la orga popular en los barrios”, tuiteó el dirigente de izquierda.

En tanto, desde la CTA Autónoma aseguraron que la asamblea servirá para “discutir un piso de ingresos” y para “avanzar en el Salario Básico Universal para todos los trabajadores y trabajadoras informales”.

Télam


La inflación acumula 166% en dos años y medio: cuáles fueron los rubros que más subieron

Por:Marcelo Di Bari

La inflación acumulada en los últimos dos años y medio fue de 166% si se toma en cuenta el índice de precios al consumidor. Sin embargo, cuando se comienza a hurgar en los detalles, hay algunos rubros que superaron con holgura ese valor y más que triplicaron sus precios con relación a diciembre de 2019.

El cálculo fue realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Undav (Universidad Nacional de Avellaneda), en base a los datos oficiales del Indec. Los autores del estudio analizaron su evolución desde que comenzó la gestión del Frente de Todos y realizaron un desagregado por divisiones. Allí se encontraron de que más allá de la difundida creencia de que son los alimentos y bebidas los que pican en punta a la hora de los incrementos (por cierto que subieron por encima del promedio), hay otros que subieron todavía a mayor velocidad.

En primer lugar en ese ranking se encuentra el sector de Prendas de vestir y calzado, que acumula una suba del 259% desde el inicio del gobierno de Alberto Fernández. En los últimos 12 meses el incremento de precios en el sector fue de 79,6%, lo que lo puso en la mira de muchos, sobre todo por la protección de importaciones de la que gozan los fabricantes. “Uno los protege y cuida, pero después eso se vuelve en contra de la gente”, llegó a decir Fernández en una entrevista.

Eso motivó un documento aclaratorio de Pro-Tejer, una organización integrada por las empresas de la cadena de valor industrial textil y de confecciones de todo el país. El informe de Pro-Tejer hace hincapié en que hubo “cinco años de precios de indumentaria aumentando por debajo de la inflación promedio (diciembre de 2016 a marzo de 2022)”, lo que implícitamente abre la puerta a la hipótesis de una recomposición de márgenes en ocasión de la suba de marzo, uno de los meses de mayor estacionalidad en los aumentos por el lanzamiento de la temporada otoño-invierno. Pero también responsabiliza al proceso inflacionario mundial y en particular a la suba de las fibras textiles importadas, como poliéster y nylon, que aumentaron más de 40% en dólares en los últimos dos años. También argumentan que la metodología con que el Indec mide la oferta de bienes del sector quedó desactualizada, porque falla en la ponderación que se le da a las prendas importadas y porque hubo una migración de los compradores de las grandes tiendas y shoppings a establecimientos más informales, como ferias callejeras y el gran centro que se formó en torno a la calle Avellaneda.

El resto de las divisiones

No sólo los textiles (que agregaron entre siete y nueve puntos al índice general en el último año) motorizaron la inflación. También quedó por encima de la media el rubro Restaurantes y hoteles, con 197% y un fuerte reacomodamiento a la salida de la pandemia. Alimentos y bebidas sumó 186% en estos dos años y medio, mientras que Transporte acumuló 169%, apenas por encima del promedio.

Por debajo quedaron Recreación y cultura (165%), Educación (157%), Equipos y mantenimiento del hogar (153%), Salud (150%), Bebidas alcohólicas y tabaco (149%) y Bienes y servicios varios (122%). Más rezagados quedaron Vivienda, Agua y Electricidad (84%) y Comunicación (76%), la mayoría de cuyos componentes están regulados.

El informe detalla algunos artículos de la canasta básica que subieron muy por encima del promedio general. Allí se destacan el asado (107 puntos porcentuales por encima del IPC), cebolla (61), queso cremoso y yerba mate (36 cada uno), aceite de girasol (13) y azúcar (13 puntos porcentuales). La Undav también estableció la relación entre esas subas de precios y los ingresos de los asalariados, medidos a través del RIPTE (remuneración imponible promedio de los trabajadores estables, que abarca a quienes están en relación de dependencia). “A precios de abril del año 2022, el RIPTE se encuentra un 2,4% por encima de lo registrado en diciembre año 2019”, señaló el trabajo.

El documento se dio a conocer en vísperas de que el Indec divulgue el índice de inflación de junio, que se dará a conocer el jueves. Se prevé un número elevado tanto para ese dato como para el que viene, que recogerá la oleada de remarcaciones desatada tras los cambios en el Ministerio de Economía, producidos en la primera semana de julio.

Tiempo Argentino

Más notas sobre el tema