Cumbre de Mercosur culmina con tensiones y Uruguay no firma la declaración final

1.114

Uruguay, molesto, no firma comunicado conjunto de la Cumbre del Mercosur 

La LX Cumbre del Mercosur se cerró este jueves al mediodía con un indisimulado malestar del presidente del Uruguay, Luis Lacalle Pou, de negarse a firmar el comunicado conjunto del cónclave, que se da como cierre del encuentro regional que se llevó a cabo en el centro de convenciones de la Conmebol en Luque.

La razón de esta negativa, informó el diario El País de Montevideo, es que el documento no hace mención a la modernización o flexibilización del bloque.

Entre otros puntos, en el documento, firmado por el presidente Mario Abdo Benítez y su colega argentino Alberto Fernández, se señala que los mandatarios firmantes “saludaron los esfuerzos realizados durante el presente semestre para dar continuidad a la adecuación del bloque, con vistas a mejorar su competitividad y la integración”.

El tema que acaparó la atención de la Cumbre es el anuncio uruguayo de iniciar las negociaciones con China para un Tratado de Libre Comercio (TLC) como bloque o en solitario.

En su discurso ante el pleno, Lacalle Pou aseguró que su gobierno quiere que el TLC con China pueda ser firmado por todo el Mercosur, pero ratificó que si no, “Uruguay va a avanzar.”

“Hablaremos con los socios y los invitaremos a sumarse, a ser un bloque con más potencia negociadora, pero si no, el Uruguay va a avanzar. Tenemos la tranquilidad que esto ni vulnera, ni erosiona, ni quiebra nuestra organización”, remarcó.

En tanto, Alberto Fernández señaló que Argentina se muestra dispuesta a analizar el TLC con China, pero acotó que sea en conjunto, en todo el bloque. En el Mercosur las decisiones se adoptan en consenso.

Como nota resaltante, el presidente brasileño Jair Bolsonaro, ausente en la Cumbre, dio un mensaje grabado, instando a más comercio e inversiones para afrontar la inflación.

Preocupa, dice Abdo

En declaraciones a la prensa, Abdo Benítez expresó su preocupación por el posible ingreso de China bajo el paraguas de un TLC. El mandatario paraguayo dijo que China con aranceles preferenciales a la región, es un tema que no se puede negar que causa preocupa “al Paraguay y a toda la región”.

Abdo Benítez, quien entregó ayer Uruguay la presidencia pro tempore del Mercosur, señaló que la República Popular China tiene “costos muy competitivos” que “puede amenazar a las industrias de Paraguay, Argentina y Brasil, los otros países que conforman el bloque. Posterior a la foto oficial, Abdo ofreció un almuerzo en honor a los mandatarios en el complejo Tosa, ubicado en Nueva Asunción (ex-Chaco’i). Al término de dicho ágape, los presidentes de Argentina y Uruguay retornaron a sus respectivos países.

ABC Color



El presidente Fernández advirtió que los acuerdos con países extrazona deben abordarse de manera conjunta

Por Marcelo Batiz

El presidente Alberto Fernández ratificó que las negociaciones del Mercosur con países extrazona deben llevarse a cabo en forma conjunta por los países miembro, en medio de la tensión desatada dentro del bloque por la decisión de su par de Uruguay, Luis Lacalle Pou, de avanzar en un acuerdo con China de manera individual.

En su discurso en la Cumbre de Jefes de Estado, que se realizó en el Centro de Convenciones de la Conmebol, en la ciudad paraguaya de Luque, Fernández no rechazó la posibilidad de que el bloque negocie con China un acuerdo de libre comercio e, incluso, instó a llevarla adelante de manera conjunta, en base a lo que establecen los tratados constitutivos del Mercosur

El Presidente argentino dijo que “así como hicimos con (el acuerdo con) Singapur”, se podría analizar “la posibilidad de insistir en que China tuviera un acuerdo con el Mercosur”.

“¿Por qué no lo analizamos juntos, por qué no vemos la factibilidad juntos?”, dijo Fernández sobre la posibilidad de que el bloque inicie negociaciones con China.

“¿Por qué no pensamos en nosotros, en lo que somos, un espacio único”, como elemento distintivo para llevar adelante las negociaciones, añadió.

Los problemas en la relación de Uruguay con los otros tres países del bloque quedaron en evidencia en el habitual comunicado de Prensa que se da a conocer al final de cada cumbre, que en esta oportunidad no fue suscripto por el gobierno oriental.

En ese comunicado, que sirve de síntesis de lo considerado en los dos días de deliberaciones, los presidentes Fernández y Mario Abdo Benítez, de Paraguay, más los representantes de Brasil -en ausencia de Jair Bolsonaro- y de Bolivia -como Estado asociado- advirtieron sobre “las consecuencias producidas por el conflicto en Ucrania” en la economía del planeta en general y sobre el bloque en particular, además de destacar como avances de la sexagésima cumbre la rebaja del Arancel Externo Común (AEC) y la culminación de las negociaciones para sellar un acuerdo con Singapur.

El acuerdo con Singapur fue resaltado por Benítez en declaraciones a la prensa, en la que destacó que “desde 2010 que el Mercosur no había podido culminar un acuerdo de libre comercio que esté vigente”, en referencia al suscripto entonces con Egipto, ya que el firmado en 2019 con la Unión Europea aún no está operativo.

Los jefes de Estados “debatieron sobre las consecuencias producidas por el conflicto en Ucrania en los países del bloque, incluyendo entre ellas los efectos de las sanciones en los mercados internacionales de alimentos, de energía y en el acceso a insumos y fertilizantes e intercambiaron información respecto a las medidas tomadas para atenuar el impacto económico y social generado por el conflicto”, indicó el comunicado final del encuentro.

También se destacó que “se culminaron las negociaciones con Singapur, que se constituirá en el primer acuerdo comercial del Mercosur con un Estado del Sudeste Asiático”.

“Con más de 14 capítulos y anexos se adoptaron compromisos y estándares basados en prácticas de última generación, los que propiciarán un incremento de los flujos de comercio y de inversión”, añadieron los jefes de Estado.

“¿Por qué no lo analizamos juntos, por qué no vemos la factibilidad juntos?”, Alberto Fernández.

Asimismo, ponderaron la firma de la Decisión 8/22 del Consejo del Mercado Común que “permitirá una reducción horizontal del 10% en las alícuotas del Arancel Externo Común (AEC), beneficiando tanto a los consumidores, que tendrán acceso a mayor variedad de productos a precios competitivos, como al sector productivo que tendrá acceso ampliado a insumos, con costos competitivos”.

Entre otros puntos, rescataron los avances en relación con la actualización del Régimen de Origen Mercosur (ROM), “con el fin de lograr la modernización de este instrumento esencial para la integración de los sectores productivos de nuestros países, buscando simplificar las reglas y adaptarlas a la actual realidad del comercio internacional”.

También destacaron la realización de la VIII Edición del Foro Empresarial del bloque, “que permitió dar una visión general del sector, con énfasis en las oportunidades regionales de desarrollo de la industria y de las potencialidades específicas de cada país”.

En el marco de las deliberaciones, funcionarios de los ministerios de Economía y los bancos centrales acordaron retomar la coordinación macroeconómica que se había dejado de lado durante la pandemia, a raíz de la aceleración inflacionaria.

Por último, se avanzó en la adopción de mecanismos de solución de controversias entre empresas del bloque.

Télam


Bolsonaro dio un escueto mensaje en medio de su ausencia en la Cumbre del Mercosur

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, no asistió a la Cumbre del Mercosur, pero en medio de las intervenciones realizadas por los jefes de Estado que conforman el bloque se visualizó una diapositiva enviada por el primer mandatario, en la que brindó un escueto mensaje para sus pares.

Bolsonaro destacó así que el mundo vive un momento desafiante que obliga a las partes del bloque a intensificar los esfuerzos para garantizar el trabajo, el poder de compra y calidad de vida de los ciudadanos. Dentro de esa línea de labores, mencionó la supresión de fertilizantes para la agricultura, lo cual observa como fundamental para la seguridad alimentaria de una parte del mundo.

“También estamos trabajando para combatir internamente lo que las personas consideran importante, como los precios de los combustibles y la energía, que últimamente vienen afectando el poder de compra del pueblo brasileño”, señaló el presidente brasileño.

Por otra parte, dentro de las actividades de trabajo, habló de la ampliación del apoyo o auxilio de emergencia para las familias más necesitadas, lo cual continúa siendo foco prioritario para las naciones del bloque. Dentro del inicio de la problemática, hizo hincapié en los constantes trabajos para garantizar comida en la mesa y resguardar la dignidad de las familias.

“Señores presidentes, Brasil ha actuado para que el Mercosur tenga un papel importante en el enfrentamiento de las actuaciones externas. Por eso, defendemos la reducción del 10% del arancel externo común, que brindará una importante contribución al combate contra la inflación”, manifestó Bolsonaro.

Asimismo, puntualizó que Brasil ha focalizado como prioridades las negociaciones de grandes amigos comerciales del Mercosur. Esto lo remarcó diciendo que el mundo hoy en día precisa de más comercio e inversiones; por ende, también trabajan para la conclusión de acuerdos modernos con Singapur.

“Durante la presidencia de Paraguay también fuimos activos defensores de la agenda digital y de servicios, así como la integración productiva”, expresó, agregando también las necesarias inversiones en las infraestructuras físicas, logísticas y el fortalecimiento del agronegocio sustentable.

Dijo que todas esas son áreas fundamentales para enfrentar los desafíos globales actuales y estar bien preparados para el futuro, pero siempre tomando como base que el entorno regional es prioritario, aún más en el actual escenario. Ante esto, resaltó que necesitamos continuar en la ampliación de los frutos del comercio y la mercancía, fortaleciendo las cadenas regionales de valor.

“Esto debe ir en paralelo a las importantes negociaciones con países fuera de la región, determinando que con estos avances estaremos en mejores condiciones para hacer frente a los desafíos actuales y futuros”, mencionó.

La Nación

Más notas sobre el tema