Ecuador | El gobierno y la CONAIE se reúnen para encaminar los acuerdos que firmaron tras el paro

1.410

Gobierno y líderes indígenas se reencuentran para activar las mesas de diálogo

Siete días después del fin del paro nacional, las comitivas de tres movimientos indígenas y del gobierno de Guillermo Lasso se reencontrarán este jueves para encaminar una serie de acuerdos llegados en política pública, y está prevista la participación de organismos internacionales que generen mecanismos técnicos para mantener las mesas de diálogo.

La Comisión garante de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) convocó a las partes a establecer una mesa técnica para que se discutan los diez puntos, de una agenda promovida por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine) en el paro que se extendió por 18 días.

La sede del cónclave será la Conferencia Episcopal en Quito desde las 09:00, y se contempla cumplir tres primeros puntos: una metodología de trabajo; los temas a tratar; y definir una hoja de ruta para avanzar en los siguientes 90 días.

Este plazo se fijó en la denominada ‘acta de paz’, que firmaron los presidentes de los tres movimientos y el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, el 30 de junio, en la que el régimen se comprometió a tratar la agenda social a cambio de que se levanten las medidas de hecho.

La Casa de Gobierno decidió enviar a un equipo de seis personas, que lo encabezará Chrystiam Cevallos, quien es subsecretario de Articulación Intergubernamental, y los demás, funcionarios en áreas jurídicas, comunicacionales, económicas y políticas.

No obstante, quienes estarán al frente serán Jiménez y autoridades del Ministerio de Energía y Minas, debido a las políticas de reducción de los precios de los combustibles y la focalización de los subsidios que se evaluarán en este proceso.

De acuerdo con los temas que se vayan abordando, se incluirán comitivas de los distintos ministerios de Estado, se informó.

Por su parte, los tres movimientos indígenas y campesinos definían hasta este miércoles quiénes participarán en estos espacios. Aunque se conoció que estarían liderados por los presidentes de la Conaie, Leonidas Iza; Gary Espinoza, de la Fenocin; y, Eustaquio Tuala, de la Feine, al ser este el primer encuentro.

En una entrevista en la cadena alemana Deustche Welle (DW), Iza adelantó que su tarea se enfocará en que el Gobierno dé cumplimiento a los decretos ejecutivos que emitió durante las jornadas de paralizaciones en temas como educación intercultural, control de precios de los productos de primera necesidad y de los insumos para la agricultura, la emergencia sanitaria y la condonación de las deudas de los créditos en la banca pública.

“Buscaremos establecer los mecanismos para pragmatizar lo establecido en los decretos. Hemos pedido una actuación coherente y vamos a mantener la idea de garantizar que se cumplan los diez puntos”, enfatizó el dirigente en la DW.

Entre esos diez puntos, el principal era la reducción de los precios de los combustibles. El régimen aceptó reducir en cinco centavos los valores de la gasolina extra, ecopaís y el diésel, que se sumó a otros diez centavos que se disminuyeron en medio del paro.

Articulado a ello, se comprometió a definir mecanismos para focalizar los subsidios a los derivados del petróleo a ciertos sectores.

Estas mesas técnicas contarán con la participación de una Comisión de la Conferencia Episcopal, que ejercerá una labor de ‘garante’ en estos acercamientos; pero también se prevé asistencia internacional, en esencial de la Unión Europea (UE).

En una entrevista en radio Centro de Quito, este 6 de julio, el canciller Juan Carlos Holguín indicó que para estas conversaciones entre el movimiento social y las autoridades gubernamentales la Unión Europea aceptó enviar una comisión compuesta por extranjeros que estaría dirigida por un experto de Finlandia, que propondrán metodologías para el diálogo.

En el ámbito técnico, reveló que se está gestionando apoyo internacional para conocer propuestas que abonen a definir políticas para la focalización de los subsidios a los combustibles.

Así también, se está gestionando “de manera inmediata” urea, para cumplir con la decisión presidencial de implementar un subsidio del 50 % en el precio de este fertilizante para pequeños y medianos productores que rige desde el 1 de julio de 2022. Uno de los países con los que han avanzado las negociaciones es Arabia Saudita, señaló.

Según Holguín, el paro pudo haberse extendido menos de los 18 días si no hubieran intervenido fuerzas políticas externas, pero que, finalmente, fue el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, el que había solicitado a la Santa Sede (del Vaticano), a través del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), que intervenga.

El Universo


Asamblea exhorta a la Defensoría del Pueblo a crear comisión que investigue hechos ocurridos en el paro

El Pleno de la Asamblea Nacional, con el voto unánime de los 110 asambleístas presentes, exhortó a la Defensoría del Pueblo a que constituya una Comisión Especial que realice una investigación respecto de los hechos ocurridos en el país desde el 13 de junio de 2022, en el marco del paro convocado por las organizaciones sociales e indígenas.

La finalidad de esta Comisión Especial de Investigación será establecer la verdad, justicia y reparación para todas las posibles víctimas que muestran evidencias de eventuales vulneraciones a los derechos humanos y, en consecuencia, alcanzar la reconciliación nacional.

El ente legislativo recomienda al Defensor del Pueblo, César Córdova, que la referida comisión especial se constituya con la participación de expertos independientes en representación de las organizaciones de la sociedad civil, organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, académicos, iglesias y gremios profesionales.

Dicho informe deberá ser entregado en el término de 90 días ante la ciudadanía y remitir una copia certificada a la Asamblea Nacional, para lo cual, la Institución Nacional de Derechos Humanos dispondrá las medidas administrativas, presupuestarias, de coordinación y cooperación nacional e internacional necesarias para el cumplimiento del fin propuesto.

Así mismo, exhorta a los órganos de administración de justicia para que en los procesos que se han iniciado o que se inicien como resultado de los hechos ocurridos en el paro eviten la criminalización de la protesta y garanticen el ejercicio del derecho a la resistencia contemplado en la Constitución y solicita al Defensor del Pueblo disponga la vigilancia del debido proceso judicial o administrativo en dichas causas.

La resolución dispone a la Comisión de Garantías Constitucionales haga el seguimiento respectivo para el cumplimiento de esta resolución, e igualmente que investigue los hechos relacionados con el paro sobre las medidas adoptadas durante las jornadas de protesta, los hechos de violencia que constituyan infracciones y los acuerdos establecidos entre el gobierno y las organizaciones indígenas y sociales, sobre lo cual elaborará un informe pormenorizado.

Esther Cuesta (UNES), proponente de la resolución, fundamentó su pedido en la necesidad de conocer la verdad de la represión durante la protesta social, así como la presunta vulneración de derechos de niños, adolescentes, mujeres embarazadas y personas adultas mayores y ataques a los centros de paz.

Durante el debate, en el cual participaron 10 asambleístas, hubo pronunciamientos en el sentido que la protesta social se produjo por la desatención del Gobierno a los sectores más pobres de país, entre ellos, las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades, al amparo del derecho a la resistencia contemplado en el artículo 98 de la Constitución de la República.

Así mismo, fustigaron la intención de determinados sectores de calificar a las movilizaciones como una expresión de la violencia y el vandalismo, con el financiamiento del crimen organizado.

Vistazo


Guillermo Lasso dice que policías y militares no dispararon ni una sola vez en el paro de la Conaie

El Presidente Guillermo Lasso destacó el trabajo de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas, durante los 18 días del paro nacional. Incluso habla de una trabajo “ejemplar y valeroso” de los uniformados, desconociendo las víctimas mortales y decenas de heridos a causa de la represión policial.

“Todo el país vio como los integrantes de nuestra querida Policía Nacional y Fuerzas Armadas se jugaron la vida en los días del paro”, dijo Lasso Mendoza, en la Escuela Superior de Policía Gral. Alberto Enríquez Gallo, en el marco de la posesión del comandante general de esta institución, Fausto Salinas.

El Presidente dijo que la policía repelió “a los violentos” sin disparar una sola vez. “No usaron armamento letal, no hubo perdigones ni nada parecido. Pero sí registró la Policía 248 heridos, 37 secuestrados, 9 UPC, vehículos, motos y otros bienes destruidos”, dijo.

Entre aplausos de los uniformados, autoridades de Estado, asambleístas y otros participantes de la ceremonia, Lasso Mendoza desconoció a las víctimas de la represión policial.

La Alianza de Organizaciones de Derechos Humanos, en su informe preliminar, señala: “se pudo constatar que personal policial, especialmente integrantes del cuerpo de elite UMO (Unidad de Mantenimiento del Orden), dispararon directamente al rostro, de manera horizontal, a corta distancia, con el claro objetivo de matar. Se utilizaron municiones antitumulto, cartuchos de gases lacrimógenos, cartuchos con perdigones de plomo y balas de plomo”.

Amnistía Internacional recoge lo sucedido entre la noche del 17 y la madrugada del 18 de junio, cuando al menos 16 personas resultaron heridas por agentes de la Policía Nacional en Riobamba. Reporta que dos de las víctimas sufrieron heridas de perdigones.

El uso de este tipo de armamento contra los manifestantes lo constaron decenas de paramédicos que atendieron a los heridos durante los enfrentamientos. Algunos eran atendidos en las aceras, para luego ser trasladados a los diferentes puntos de atención de salud.

Solo el 24 de junio, a la Escuela Politécnica Nacional (EPN) llegaron dos jóvenes de las comunidades de Tungurahua con heridas oculares, por impactos de bomba lacrimógena. Fueron trasladados al Hospital Voz Andes de Quito para ser intervenidos.

Aunque el Presidente Lasso asegura que no hubo disparos, el propio ministro del Interior, Patricio Carrillo, advirtió a los manifestantes que aplicarán el uso progresivo de la fuerza, que implicaba la utilización de carabinas con munición múltiple; es decir, perdigones. El comentario fue aupado por el Mandatario, minutos después, cuando dijo, en cadena nacional, que por seguridad de las comunidades, deben regresar a sus comunidades.

Los familiares de las víctimas, así como las organizaciones de derechos humanos y, recientemente, la Asamblea Nacional piden una investigación exhaustiva de los hechos ocurridos entre el 13 y 30 de junio.

Pichincha Comunicaciones


Más notas sobre el tema