Gobierno y movimientos indígenas iniciaron mesas de trabajo analizando propuestas de subsidios

1.357

Gobierno y movimiento indígena tienen hasta cinco días para alcanzar acuerdos en subsidios y deudas

Este miércoles 13 de julio terminó el primer día de trabajo entre el Gobierno y el movimiento indígena, en el que intercambiaron información sobre las dos mesas técnicas que se instalaron: la moratoria en la banca pública y privada y la focalización de subsidios.

Sobre este último tema, mañana trabajarán por separado, las organizaciones indígenas y el Gobierno, para analizar y revisar la información al respecto.

Mientras que continuará el debate, a las 8h30, en conjunto en la mesa sobre la moratoria.

Está previsto que sean tres días de trabajo. En caso de no llegar a un acuerdo podrán extenderse hasta cinco días máximo.

Leonidas Iza explicó que analizarán los datos entregados por el Ministerio de Energía.

El ministro de Transporte y Obras Publica, que estuvo al frente de la Mesa sobre los Subsidios, dijo que analizan las propuestas para tener un acuerdo el viernes.

El viceministro de Hidrocarburos, Hugo Aguiar, subrayó que la focalización es una tema altamente técnico, que espera tener una salida positiva para el país.

Tanto el Gobierno como el movimiento indígena han expresado la predisposición de continuar con el diálogo.

Las mesas se desarrollan en la sede de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana con la participación de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN) y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador (FEINE), mientras que el Gobierno tiene delegados de las diferentes Carteras de Estado.

Reclamos

Las mesas técnicas iniciaron con reclamos por parte del movimiento indígena por las acusaciones, sin pruebas, del Presidente Guillermo Lasso sobre el supuesto financiamiento del narcotráfico al paro nacional.

Iza alertó que las declaraciones del Mandatario ponen en riesgo el proceso de diálogo.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, minimizó las acusaciones del Presidente Guillermo Lasso y dijo que son interpretaciones personales del paro nacional.

Gary Espinoza, de la FENOCIN, dijo que el verdadero financista del paro fue la ciudadanía, los barrios de Quito y quienes apoyaron en las cocinas comunitarias. Pidió a la Policía Nacional que devuelvan las ollas que decomisaron en los operativos en estos espacios de apoyo humanitario.

Desde este miércoles corren los 90 días para que el Gobierno y el movimiento indígena logren los acuerdos en los 10 puntos planteados durante los 18 días de movilizaciones.

Pichincha Comunicaciones


Maestros de la UNE se movilizaron en Guayaquil para exigir la publicación en el Registro Oficial de la equiparación salarial

La Unión Nacional de Educadores (UNE) del Guayas se movilizó este miércoles, 13 de julio, para exigir la publicación en el Registro Oficial de las reformas para la equiparación salarial. Los docentes se concentraron pasadas las 10:30 en la plaza Rocafuerte, centro de la urbe, para dirigirse a las oficinas de la Corte Constitucional en Guayaquil, ubicadas en Pichincha y 9 de Octubre, a entregar un oficio para manifestar su inconformidad por la demora.

Hilario Beltrán, presidente de la UNE Guayas, dijo que han pasado 54 días y sigue sin hacerse oficial la publicación de las reformas en el Registro Oficial y que esto impide que empiece a correr el plazo de 90 días que tendría el Gobierno para entregar la equiparación salarial.

“Una equiparación que por diez años no hemos tenido, no hemos tenido ningún aumento salarial y lo peor de todo es que en el 2016 se le dio un aumento a todos los sectores públicos, menos al magisterio, siendo parte del sector público”, cuestionó.

Beltrán explicó que con la equiparación salarial pasarían a ganar $ 160 más. Los sueldos actuales oscilan entre los $ 800 y $ 600, según el tipo de contrato. Además mencionó que las reformas pendientes de publicar abren la vía para la categorización de otros docentes que cuentan con títulos de cuarto nivel.

La UNE rechaza los recursos de aclaración y ampliación que la Presidencia de la República y la Procuraduría General del Estado (PGE) interpusieron meses atrás y que “demuestran claramente que el presidente busca dilatar la ejecución de la sentencia del máximo órgano de control” y cuestionan que “valiéndose de artimañas solicitó la aclaración sobre estándares que ya fueron resueltos y sentenciados”.

“La semana pasada, sabemos que el Gobierno ha planteado nuevamente un veto total a la LOEI, que no es procedente y lo más ridículo es que la Corte los admite. En nuestro oficio vamos a plantearle a la Corte que está siendo también parte de toda esta situación de ilegalidad”, apuntó.

Está previsto que en esta misma jornada, los gremios provinciales de la UNE se movilicen a nivel nacional por el mismo motivo y aseguraron que seguirán saliendo a las calles en los próximos días hasta ser escuchados.

María Eugenia Rodríguez, vicepresidenta de la UNE Guayas, manifestó que los docentes del magisterio consideran que han sido excluidos durante los tres últimos gobiernos que ha tenido el país.

“A Guillermo Lasso se le olvidaron las promesas de campaña cuando dijo que sería Gobierno del encuentro con los maestros, que habíamos sido olvidados; el encuentro con los bachilleres que no pueden ingresar a la universidad; de los trabajadores y obreros, esos encuentros se le olvidaron y se encontró con la burguesía, con los banqueros, con el Fondo Monetario Internacional, tanto se le olvidó todo que terminamos en dos huelgas de hambre”, cuestionó, y recordó casos de docentes que han fallecido en la espera de estas mejoras.

Rodríguez indicó que por ahora no contemplan recurrir a una huelga de hambre porque consideran que ya ganaron por la vía legal, pero destacó que siempre cualquier forma de lucha social será válida para ir hasta las últimas consecuencias.

El Universo


Guillermo Lasso afrontó ‘tres batallas contra la democracia’ en Ecuador

El presidente de Ecuador, el conservador Guillermo Lasso, aseguró este miércoles 13 de julio de 2022 que ha enfrentado “tres batallas contra la democracia” que pusieron en jaque a su Gobierno, acontecidas casi de manera simultánea en semanas pasadas.

Lasso se refirió así a la moción de destitución presidencial que no logró los votos suficientes en la Asamblea Nacional (Parlamento), a las protestas lideradas por el movimiento indígena que paralizaron buena parte del país durante 18 días y a una iniciativa para convocar una “revocatoria” del mandato, un plebiscito sobre su continuidad.

El mandatario hizo estas aseveraciones durante la presentación de la estrategia nacional anticorrupción que pondrá en práctica su Gobierno.

En la Asamblea, el grupo parlamentario Unión por la Esperanza (Unes), afín al expresidente Rafael Correa, impulsó en medio de las protestas que sacudían al país una moción para destituir a Lasso por la causal de “grave conmoción interna y crisis política”, contemplada en la Constitución.

La moción tuvo 80 votos a favor de los 137 escaños que integran la Asamblea, pero necesitaba 92 para salir adelante, por lo que Lasso mantuvo su cargo.

“No es posible utilizar la Constitución para destruir la democracia. Lo que consta en la Constitución es para fortalecer la democracia, no para destruirla”, aseveró Lasso sobre esta “batalla” de la que, según dijo, “salimos victoriosos no como presidente o como Gobierno, sino como país”.

Crítica a las protestas

Sobre las protestas contra la política económica de su Gobierno por la carestía de la vida, el gobernante afirmó que “tenían el objetivo similar de destruir la democracia”, cuando “el diálogo es la mejor manera” para resolver las diferencias.

Las protestas se desarrollaron entre el 13 y 30 de junio con episodios de violencia callejera y fuerte represión policial que se saldaron con seis fallecidos, entre ellos un militar, y alrededor de medio millar de heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

La movilización terminó cuando el Gobierno aceptó parcialmente las demandas del movimiento indígena y campesino al reducir en USD 0,15 los precios de los combustibles subsidiados y derogar un decreto que promovía la actividad petrolera, especialmente en la Amazonía.

Diálogo entre reclamos

Asimismo, el Ejecutivo se comprometió a formar mesas técnicas para tratar los diez puntos del pliego de demandas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y de las demás organizaciones que convocaron a las protestas.

Esas mesas comenzaron a desarrollarse este miércoles centradas en la focalización de los subsidios a los combustibles y en la moratoria a familias campesinas de créditos vencidos de hasta USD 10 000.

“Solo cuando les falló la estrategia en la Asamblea Nacional, aceptaron sentarse a negociar y dialogar las mesas de diálogo, que ojalá den sus frutos”, sostuvo Lasso, quien en días anteriores protagonizó unas polémicas declaraciones al afirmar que las protestas estaban financiadas con dinero del narcotráfico, lo que niega la Conaie.

Por último, Lasso se refirió a los pedidos presentados ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para reunir las firmas necesarias que activasen el proceso de revocatoria, una consulta popular sobre la continuidad del jefe de Estado, algo que fue negado.

Estas solicitudes argumentaban su pedido en que el presidente no ha cumplido con el plan de trabajo prometido al asumir la Presidencia, a lo que Lasso alegó que se tratan de objetivos para sus cuatro años de mandato y no para alcanzarlos en solo un año que lleva en el poder.

El Comercio

Más notas sobre el tema