La oposición busca inhabilitar a un Castillo debilitado tras su salida de Perú Libre

725

¿Qué le espera al presidente Pedro Castillo? La ruta a su posible inhabilitación

Por Martha Valencia 

Al día siguiente de la Segunda Vuelta de las Elecciones Generales 2021, realizada el 6 de junio, con el 100% de las actas procesadas, cuando Pedro Castillo del partido Perú Libre, ya era el virtual ganador y, por tanto, presidente del Perú; la líder del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, habló de un supuesto “fraude” en el balotaje. Y aunque no aportó pruebas contundentes para tal acusación, la tesis sirvió para preparar, desde el primer día, un plan para vacar al maestro chotano.

Andando los meses, la débil defensa del mandatario ante las acusaciones de corrupción de u entorno más cercano como Bruno Pacheco, Juan Silva y sus propios sobrinos, han inclinado la balanza a favor de sus enemigos políticos. La popularidad del maestro y campesino chotano, ha caído dramáticamente, incluso entre los sectores que más lo defendieron.

Entre tanto, el Congreso viene ejecutando su plan de destitución de diversas formas: interpelaciones y censuras a ministros, dilaciones para debatir los proyectos del Ejecutivo, cambios en la Constitución para restar “poderes” a la presidencia; y como punto culmen, las mociones de vacancia contra el presidente, que hoy se da a través de una posible moción de destitución del presidente, por su supuesta participación en delitos de organización criminal entre otros que se le imputan.

Mociones de vacancia contra Castillo

Como se sabe, la primera moción de vacancia contra el presidente Castillo, se presentó el 25 de noviembre de 2021. Esto, a solo 4 meses de haber asumido el mandato. Fue impulsada por la congresista de Avanza País, Patricia Chirinos, sin que llegara a debatirse. La segunda moción de vacancia la presentó el congresista de Renovación Popular, Jorge Montoya, a casi ocho meses de gobierno. Se sustentó y aprobó el 14 de marzo del presente año, ante el Pleno del Congreso, con 76 votos a favor, 41 en contra y 1 abstención.

Con este resultado los congresistas aprobaron debatir la moción de vacancia en contra del presidente de la República, Pedro Castillo Terrones. Fue por la serie de cuestionamientos y hechos en relación a sus encuentros en la casa de Breña. Así también, por los nombramientos de ministros sin experiencia o con antecedentes, las interferencias en los ascensos de policías y militares, entre otros.

Castillo tuvo que acudir al Parlamento a brindar sus descargos sobre estos temas el lunes 28 de marzo. Y tal como María del Carmen Alva, presidenta del Congreso había advertido a los congresistas, lo escucharon, sin hacer preguntas, ni interrumpir.Luego de retirarse, tras su breve participación, se inició el debate con los ministros presentes. Se produjeron incidentes entre congresistas hasta llegar a la suspensión de la sesión por la exhibición, de parte de la oposición, de carteles que pedían la vacancia. Sin embargo, antes de medianoche, el Pleno del Congreso rechazó la moción con 54 votos en contra, 55 a favor y 19 abstenciones.

Bancadas en el Congreso ahora son 13

Para el momento del debate de estas dos mociones, la composición del Congreso era otra. Entonces existían 9 bancadas y ahora hay 13. Como se sabe, Fuerza Popular, Avanza País, Renovación Popular, Juntos por el Perú o Cambio Democrático y Podemos Perú que acaba de recomponerse, mantienen el mismo número de congresistas desde julio del año pasado.

Y si bien, Acción Popular y Alianza Para el Progreso han perdido un miembro cada bancada. Perú Libre, el partido de gobierno ha perdido 21, quedando muy debilitado o fraccionado. Y es bajo esta nueva estructura de fuerzas parlamentarias en la que el presidente Pedro Castillo, tendría que afrontar –todo indica que en breve- una moción, esta vez, de destitución.

La votación en el Pleno, para la censura del ministro del Interior Dimitri Senmache, y en cierta manera la realizada en la Comisión Permanente en la que aprobaron cuatro informes para librar de acusaciones constitucionales a personajes como Manuel Merino, Ántero Flores-Aráoz, Edgar Alarcón o Héctor Becerril, con apoyo de Waldemar Cerrón y Guido Bellido; pueden dar una idea de cómo podría moverse la balanza hacia la vacancia o destitución de Castillo.

Castillo ya no es de Perú Libre y Perú Libre es de oposición ahora

No se puede dejar de lado el hecho de que “a invitación” de Perú Libre, Pedro Castillo ha tenido que renunciar al partido que lo llevó al gobierno. “Hoy he presentado al Jurado Nacional de Elecciones mi renuncia irrevocable al partido político Perú Libre. Tal decisión obedece a mi responsabilidad como presidente de 33 millones de peruanos. Soy respetuoso del partido y sus bases construidas en la campaña”, dijo en redes el presidente.

La solicitud de renuncia al mandatario venía del líder del partido, Vladimir Cerrón, a través del Comité Ejecutivo Nacional, la Comisión Política del partido y la Bancada de Perú Libre en pleno. Esto fue el 28 de junio, y desde entonces se hizo tangible la soledad del mandatario. El equilibrio de fuerzas para enfrentar de nuevo al Congreso, frente a una nueva censura o destitución, será diferente. Podría leerse una clara señal de la situación actual, con la votación que terminó censurando al ministro Senmache.

A esto se suma el hecho de que la Comisión de Fiscalización, este jueves 30, aprobó el informe final sobre el caso Sarratea, en el que prácticamente acusa al mandatario de ser cabecilla de una organización criminal y de ir contra la Constitución, al no haber asistido o permitido que se le interrogara por sus reuniones en la casa de Breña. El informe se verá en el Pleno la próxima semana para su aprobación, lo que ya se da por descontado.

Ahora intentarán el juicio político

El informe pasará a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales para ver si es posible un juicio político y, de ser así, se le citará para que haga sus descargos. Claro que podría apelar al Tribunal Constitucional como su abogado ha dado a entender, al precisar que no se ha cumplido con el debido proceso, que hubo adelanto de opinión y que las acusaciones en su contra no son las que indica la Constitución para una destitución.

Pese a que Vladimir Cerrón ha señalado que el partido no tiene ninguna intención de inhabilitar, suspender o vacar a Pedro Castillo; en las últimas votaciones la bancada ha estado del lado de la oposición, es decir, de la derecha. “El partido no tiene ninguna intención de inhabilitar, suspender o vacar a Pedro Castillo, jamás asumió semejante posición; pero sí mantiene una postura crítica a lo que cree cuestionable”, dijo en una carta en la página oficial de Perú Libre.

El Búho


Fiscal de la Nación evaluará carpeta de Pedro Castillo y de acuerdo a ello dará “impulso y celeridad” a investigación

La nueva Fiscal de la Nación, Patricia Benavides Vargas, afirmó que la investigación iniciada al presidente Pedro Castillo por su antecesor Pablo Sánchez está abierta y que en el inicio de su gestión evaluará el contenido de la carpeta fiscal de las indagaciones contra el mandatario para, de acuerdo a ello, acelerar las investigaciones, como anunció que haría con todos los procesos que sigue el Ministerio Público al asumir el cargo el último viernes.

“Es una investigación abierta. Como fiscales, somos persecutores del delito. Primero vamos a conocer la carpeta, en qué estado está y una vez lo sepamos, vamos a dar la línea correspondiente para darle más impulso y celeridad. Porque eso es lo que yo dije en mi discurso, yo quiero investigaciones céleres”, dijo en una entrevista a el diario El Comercio.

Benavides Vargas dijo que actuará del mismo modo con todos los procesos que le corresponda conocer. “Yo como Fiscal de la Nacion tengo que dar el ejemplo al resto de fiscales. Entonces, tengo que cumplir con los plazos procesales”, afirmó.

Respecto a la posibilidad de que el presidente Castillo pueda estar utilizando el aparato estatal para perturbar la investigación de la fiscalía, insistió en que los fiscales se rigen “en base a las carpetas” y una vez analizada la del mandatario “se determinará” sus presuntas responsabilidades. “Durante el proceso de investigación, veremos los detalles, las circunstancias que se puedan dar en cada caso”, dijo y agregó que aún no se está en esa instancia.

A fines de mayo, el fiscal Pablo Sánchez ordenó ampliar la investigación preliminar contra el presidente Castillo por los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias agravado y colusión agravada. El jefe de Estado es investigado desde el año pasado por varias denuncias de presunta corrupción referidas a la irregular adjudicación de la compra de biodiésel, por presiones en los ascensos militares y por la licitación para la obra Puente Tarata.

Equipo especial de fiscales

La fiscal Bevaides explicó los motivos para la creación del ‘Equipo Especial de Fiscales contra la corrupción del poder’ que anunció en su discurso de asunción de cargo el último viernes. Indicó que “se tomó esta decisión por el tema de poner orden en las investigaciones”.

“Hay investigaciones complejas que abarcan varios subsistemas especializados, que pueden ser el de anticorrupción, lavado de activos, crimen organizado. Se hizo también para no distraernos en la discusión de cuál de los subsistemas es el competente para llevar a cabo las investigaciones”, puntualizó.

Señaló que este equipo verá casos de alta complejidad “en los cuales haya problemas con dos subsistemas más”.

“Por ejemplo, puede ser que un caso lo tengan tanto lavado de activos como anticorrupción. Entonces, ¿cuál es el competente? Este equipo especial conocerá de esas investigaciones, pero que sean siempre de alta complejidad”, dijo.

En el caso de las investigaciones a funcionarios o personas allegadas al actual gobierno que están presuntamente implicados en casos de corrupción y lavado de activos, dijo que después de analizar las carpetas fiscales se dará a conococer “oportunamente cuáles son los casos concretamente que conocerá este equipo especial”.

RPP


Pedro Castillo: el presidente en crisis tras dejar Perú Libre

Por Alexandra Ampuero

La soledad de Castillo aumenta. Los congresistas de Perú Libre han deslindado públicamente del Gobierno, luego de la renuncia del presidente al partido. Ya no le deben nada. De ahora en adelante, según los expertos, el apoyo de los congresistas del lápiz dependerá de los ofrecimientos del presidente.

Se queda sin partido ni bancada que, oficialmente, lo respalde. Sin embargo, aún cuenta con el apoyo de las bancadas de Perú Democrático y del Partido Magisterial. El congresista Carlos Zeballos, de Perú Democrático, opina que la renuncia del presidente al partido del lápiz fue la mejor decisión.

“Para mí, lo mejor que ha podido pasarle al presidente Castillo es que se vaya de Perú Libre, que se aleje de Vladimir Cerrón”. Por su lado, el congresista Edgar Tello, de la bancada Magisterial, asegura que el apoyo de su grupo de congresistas es “incondicional” para el presidente. “La bancada del bloque magisterial estará apoyando incondicionalmente. Hay maestros que han caminado con él y son parte de la bancada que lo respalda en su gestión”, dijo.

No es suficiente
Pero este apoyo no es suficiente. Entre ambas bancadas suman apenas 17 votos. El presidente está en dificultades. Así lo sugiere el experto en gestión de crisis Ricardo Sifuentes. “La permanencia de Castillo se pone en duda al perder todos estos votos que se unirían a los de la oposición en una potencial vacancia”, afirma.

“Esto ya se ha visto reflejado en la votación para la censura de algunos ministros. Y esto no va a hacer más que agravarse. Su sustentabilidad en el poder está totalmente dañado”, opina.

Zeballos desliza que el apoyo de Perú Democrático podría caerse si se prueba que está implicado en casos de corrupción. “Nuestro apoyo es a la gobernabilidad, no al gobierno. Lo que queremos es que las cosas se sigan dando. Mientras tanto, que el Poder Judicial haga su trabajo. Al primer indicio, tenemos que vacar. Si no, que continúe”, declaró a este diario.

“Hace tiempo que lo quieren sacar, pero no hay pruebas. Nosotros solo cambiaríamos de opinión (respecto a la vacancia) si es que se muestran pruebas. Si el Congreso lo vaca hoy, al día siguiente este se va a volver un país insostenible”, reflexiona.

Y respecto a la destitución, opina: “Creo que los congresistas que nunca hemos apoyado la vacancia vamos a saber identificar si es momento o no”.

Para él, la posibilidad de que el partido de Vladimir Cerrón torne sus votos a la oposición también es alta. “Han buscado tanto la vacancia que si tienen la oportunidad presentan una tercera. Y de repente tengan éxito porque Perú Libre se ha sumado, ahora los vemos vinculados al fujimorismo. Hay arbitrariedades que quiere hacer la derecha confabulada con Perú Libre”.

Así la situación, Castillo pisa la cuerda floja de la destitución. No tiene un escudo suficientemente fuerte para afrontar una acusación de tal calibre. La última carta que le queda es ofrecer puestos en el gobierno con tal de tener la protección de los votos en el Congreso.

Más solo que nunca

“Es muy difícil que a partir de ahora una fuerza política lo apoye, lo cual lo deja muy vulnerable”, comenta Ricardo Sifuentes, experto en manejo de crisis.

“Se va quedando solo, inclusive más solo que Vizcarra. Al igual que Castillo, Vizcarra no tenía partido, solo contaba con su gabinete. Sin embargo, él tenía un garante muy importante: la enorme aprobación de la opinión pública, algo que Castillo no tiene”.

“Entonces Castillo tiene una soledad muy grande. Más allá de un pequeño porcentaje de aprobación que tampoco se va a movilizar si lo vacan. Es el presidente más solo de los últimos tiempos”.

Reacciones

Edgar Tello, congresista Perú Libre

“La bancada del bloque magisterial estará apoyando incondicionalmente. Hay maestros que han caminado con él y son parte de la bancada que lo respalda en su gestión”.

Carlos Zeballos, congresista Perú Democrático

“Nuestro apoyo es a la gobernabilidad, no al gobierno. Lo que queremos es que las cosas se sigan dando. Mientras tanto, que el PJ haga su trabajo. Al primer indicio, tenemos que vacar. Si no, que continúe”.

Ricardo Sifuentes, gestor de crisis

“Estamos en una crisis importante para el Gobierno. No sé si terminal, pero sí importante. Y no cuenta con la garantía de la opinión pública. Castillo es el presidente más solo de los últimos tiempos”.

La República


Vladimir Cerrón responde a Hildebrandt: “El partido no tiene intención de vacar a Pedro Castillo”

Vladimir Cerrón emitió un pronunciamiento en respuesta a César Hildebrandt con el objetivo de negar la existencia de un plan para sacar a Pedro Castillo del Gobierno. El secretario general de Perú Libre consideró que lo escrito en la columna “El plan V”, publicada el último 1 de julio, son percepciones “fantasiosas” y “erráticas”.

“En ninguna reunión partidaria, privada, pública, clandestina, o mensaje de texto se manifestó o insinuó, por mi persona u otro militante, el ‘propósito de deshacerse de Pedro Castillo y reemplazarlo por Dina Boluarte’, de manera que ella ‘esté a cargo del discurso del 28 de julio’”, señaló el político en una misiva publicada este 2 de julio.

Cerrón Rojas aclaró que la renuncia del jefe de Estado se debió a la incoherencia existente en que el presidente formara parte de las filas del partido pese a que la bancada no se consideraba oficialista. ”En realidad, Pedro Castillo, como lo ha manifestado en televisión, siempre tuvo una militancia puramente electoral, no una de naturaleza convicta y confesa”, explicó.

Además, rechazó los rumores sobre una supuesta intención de sacar al mandatario del sillón presidencial. “El partido no tiene ninguna intención de inhabilitar, suspender o vacar a Pedro Castillo, jamás asumió semejante posición, pero sí mantiene una postura crítica a lo que cree cuestionable”, indicó en la carta publicada en la página oficial de Perú Libre.

Por otro lado, el exgobernador regional de Junín argumentó la postura que adoptó la bancada el último 30 de junio respecto a la censura del ministro Dimitri Senmache. El político mencionó que esta medida es la respuesta a la “persecución brutal y a los reglajes legales e ilegales” a los que han sido supuestamente expuestos dirigentes y figuras del partido del lápiz, como Waldemar Cerrón o Guido Bellido.

“Se persigue al partido, pero con el otro rasero se permite la fuga de personajes que han embarrado la institucionalidad del Gobierno y también del partido. ¿Debía acaso mantenerse neutro el partido?”, cuestionó Cerrón en su misiva.

“El plan V” según César Hildebrandt

En la columna en el semanario de Hildebrandt en sus trece, el periodista explica que la vicepresidenta Dina Boluarte habría aceptado reemplazar a Castillo como jefa de Estado, según lo revelado por fuentes cercanas al político perulibrista.

Hildebrandt indicó que Cerrón y Boluarte se habrían vuelto a acercar durante el viaje de Castillo a la cumbre de las Américas. “El contacto entre Cerrón y Boluarte se ha restablecido, al parecer, por iniciativa de la vicepresidenta, y por ahora ha sido telefónico.”, señaló el periodista en su columna.

La República

Más notas sobre el tema