México | Exigen justicia por femicidio contra una activista que fue quemada en Jalisco

770

Exigen justicia por feminicidio de Luz Raquel

Integrantes de colectivos feministas, familiares y amigos protestaron en Ciudad de México, Zapopan y Guadalajara para exigir justicia para Luz Raquel Padilla, quien sufrió agresiones, amenazas, acoso, un ataque con cloro industrial y fue quemada, lo que causó su muerte.

La organización Yo cuido México protestó al exterior de la casa de representación del gobierno de Jalisco, ubicada en la colonia Del Valle, alcaldía Benito Juárez, donde colocó en el acceso principal un tendedero de fotografías y se entregó un pliego petitorio para pedir un alto a la violencia contra las mujeres.

Sabina Itzel Herminia, integrante del colectivo enfocado a cuidar a personas con discapacidad, enfermos y adultos mayores, detalló que la protesta es para visibilizar el asesinato de Luz Raquel, a pesar de que ella denunció en múltiples ocasiones agresiones, amenazas, acoso e incluso un ataque con cloro industrial, pero el gobierno estatal le negó la protección.

De manera simultánea, se llevó a cabo en la plaza principal de Zapopan la concentración en silencio por Luz Raquel, convocada por varios grupos feministas a fin de exigir a las autoridades justicia por el feminicidio de la joven de 35 años.

Melisa Ramírez, integrante del colectivo feminista, condenó “el cobarde feminicidio de Luz Raquel, madre, cuidadora primaria, trabajadora y activista; exigimos a las autoridades para que este caso no quede impune y se sancione a los responsables.

“La inacción de las autoridades es lo que convirtió a Luz Raquel en una víctima de feminicidio. Es por ello que alzamos la voz de manera colectiva recordando que si tocan a una, respondemos todas”.

Unas 80 personas vestidas de morado pintaron consignas en el piso de la Plaza de Los Caudillos, frente al edificio de la presidencia municipal, en las que plasmaron su indignación por la muerte de Luz Raquel.

Asimismo, demandaron la reparación integral del daño a las víctimas indirectas y una campaña de sensibilización comunitaria sobre el espectro autista y el rol de las personas cuidadoras, y exigieron una investigación amplia e integral para sancionar a los servidores por omisos y que sean destituidos, pues “estas negligencias tan cínicas son inaceptables”.

Ramírez aseguró que “es tarea del gobierno y de la sociedad promover un ambiente de paz y seguridad jurídica para todas”.

A la manifestación también se sumaron madres con hijos autistas en apoyo a Bruno, hijo de Luz Raquel, quien tiene esa enfermedad, por lo que la concentración fue en silencio.

Señalaron que estarán vigilando que el apoyo psicológico, médico, económico y jurídico que prometió el gobierno del estado a la familia sea constante. Alrededor de las 7:45 de la noche, las manifestantes colocaron veladoras y dejaron pegadas varias cartulinas con la consigna “Justicia para Luz”.

Luz Raquel Padilla era madre de un niño de 11 años con autismo y activista, falleció después de ser quemada el sábado, cuando fue rociada con alcohol para después prenderle fuego.

Aplazan audiencia

Sergio Ismael ‘N’, vecino de Luz Raquel, permanecerá en prisión preventiva justificada por los delitos contra la dignidad de personas, amenazas y lesiones, debido a que cuenta con una denuncia previa a la agresión contra la mujer.

Personal de la Unidad de Investigación en Delitos contra Mujeres de la Fiscalía local imputó a Sergio Ismael ‘N’, a quien se le cumplimentó una orden de aprehensión por los hechos sucedidos el 5 de mayo.

“El hombre permanecerá en prisión preventiva justificada, ya que su defensa solicitó la ampliación para la continuación de la audiencia, la cual será el martes”, informó la fiscalía estatal.

Sergio Ismael ‘N’ fue detenido tras acudir a la Fiscalía de Jalisco y aportar información sobre el feminicidio, un proceso diferente al que ahora se le sigue.

Milenio


Sonriente y amable: así era Luz Raquel, víctima de feminicidio en Jalisco

Extrovertida, una mujer preocupada por su hijo, sonriente, amable, interesada en el arte, son algunas de las características que describen la personalidad de Luz Raquel Padilla Gutiérrez, quien fue atacada el sábado pasado, rociada con alcohol y quemada. A causa de las quemaduras en 90 por ciento de su cuerpo, Luz Raquel murió este martes.

Tenía 35 años, era madre de un niño de 11 años y formaba parte del colectivo Yo Cuido México, cuya participación también la hizo colaborar con Me Cuidan Mis Amigas, un espacio destinado a dar acompañamiento a mujeres vulneradas y en situación de violencia.

Luz Raquel era resiliente, exigía verdad, justicia y protección para su hijo autista. Ella era su cuidadora primaria, la mano que lo arropaba cada día. En redes sociales, dio a conocer las múltiples amenazas que recibía.

“El agresor sigue fregando, fregando, se metió con mi hijo, de manera formal diciéndole a mi hijo ‘mongol’, que era estúpido, palabras altisonantes”, dijo en un video publicado en Tik Tok.

Desde hace dos años eran víctimas de violencia familiar, y después comenzó a sufrir agresiones por parte de su vecino de enfrente de su departamento, en la colonia Jardines de Zapopan, conocido como El Checo.

En varias ocasiones, dejaron en su puerta bolsas con vísceras y amenazas pintadas en la pared del edificio, hasta que interpuso una denuncia en el Centro de Justicia para las Mujeres. El hombre se quejaba por los ruidos que hacía su hijo cuando pasaba un episodio de crisis, quien también padecía epilepsia y presentaba hasta 10 convulsiones diarias.

“Más o menos convulsiona unas 10 veces al día y necesita una resonancia magnética y un tratamiento que se llama inmunoclobulina, cada frasquito cuesta alrededor de 18 mil pesos y mi hijo necesita 18, entonces tengo que centrarme en él”, dio a conocer en un video.

Antes de la agresión que le quitó la vida, sobrevivió a un ataque con cloro de uso industrial que le arrojaron en el tórax, hecho que también denunció ante la Policía de Zapopan, aunque no recibió ningún tipo de atención o seguimiento a la querella.

Solicitó ser integrada al programa Pulso de Vida para recibir protección, pero los responsables consideraron que las amenazas que recibía por parte de terceros no eran causa suficiente para ser beneficiada, de acuerdo con Yo Cuido México.

Finalmente, el 16 de julio, a las diez de la noche, Luz Raquel fue rociada con alcohol y quemada en un parque de la colonia Arcos de Zapopan, y murió el martes en el Hospital Civil de Guadalajara.

“Era una persona extrovertida, siempre preocupada por su hijo, era una persona que no se dejaba de nadie, pero tampoco era agresiva”, recuerda una vecina de Luz Raquel, quien desde niña vivió en el departamento 273, que quedó con la puerta entre abierta y el cancel emparejado.

La vecina y amiga de Luz Raquel, que omitió su nombre, narró que varias veces llegó a platicarle las agresiones y amenazas que sufría por parte de El Checo, “una vez nos dijo que había hecho denuncias, pero no a gran profundidad”.

Dos meses antes del ataque que acabó con su vida, Luz Raquel publicó en redes sociales fotografías de las paredes en las que se leían los mensajes amenazantes, que todavía están en las bardas del edificio.

“Incluso hasta en las paredes le puso que la iba a quemar y todavía las autoridades siguen investigando, eso es lo que me molesta, que haya tanta inseguridad, aquí cuando no roban un coche, asaltan a una mujer, que le jalan los aretes, sí hay mucho problema en ese parque y no sé por qué no hay vigilancia (…) siento mucha tristeza, porque no se vale la manera en la que le arrebataron la vida”, manifestó la mujer.

Milenio

Más notas sobre el tema