Sin funerales de Estado ni ceremonias, creman los restos del expresidente Echeverría

668

El expresidente Luis Echeverría es sepultado en el Panteón Español

Los restos del expresidente Luis Echeverría Álvarez fueron sepultados este domingo en el Panteón Español de la Ciudad de México, con la presencia de familiares y amigos, sin funerales de Estado ni ningún tipo de ceremonia.

Quien fuera presidente de México de 1970 a 1976 falleció la noche del viernes y fue velado el sábado en la funeraria Lomas Memorial Santa Fe de la agencia Gayosso, en la alcadía Cuajimalpa de la Ciudad de México.

Fue trasladado al Panteón Español para su cremación y funeral.

No hubo ningún tipo de cortejo fúnebre para su traslado, y se convirtió en el primer expresidente mexicano no acompañado en ese tipo de protocolo.

Los funerales de exmandatarios más recientes, del expresidente Miguel de la Madrid el 2 de abril de 2012, el de José López Portillo el 18 de febrero de 2004 y el de Gustavo Díaz Ordaz el 15 de julio de 1979, han reunido como parte del protocolo, al presidente en turno y a los expresidentes vivos, quienes rinden una guardia de honor, participa la Banda del Estado Mayor Presidencial y se rinden honores a la bandera.

En el caso de De la Madrid, el funeral de Estado se realizó en Palacio Nacional, el de López Portillo en velatorio de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) –con ausencia de Vicente Fox y de Ernesto Zedillo-, y el de Díaz Ordaz en el Senado de la República.

Ahora, según testimonios, el cuerpo fue dejado solo después de las 20:30 horas en el velatorio de la agencia funeraria, hasta su traslado al Panteón Español. A este llegaron por la mañana familiares y amigos y colaboradores de Echeverría, como Jorge de la Vega, Augusto Gómez Villanueva y Sergio García Ramírez, además de su abogado Juan Velásquez.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sólo hizo publicas sus condolencias a los deudos el sábado por la mañana.

Echeverría falleció a los 100 años y según su abogado Velázquez, al final fue eximido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de responsabilidad en los hechos de represión de los que fue acusado hasta su muerte: la matanza estudiantil de 1968, siendo Secretario de Gobernación. También fue señalado por la represión del 10 de junio de 1971 y el exterminio de la guerrilla de Lucio Cabañas.

Expansión


Hijos de víctimas piden seguir el juicio contra Echeverría post mortem

Por Sergio Ocampo y Héctor Briseño

Defensores de causas sociales lamentaron que no se castigara en vida a Luis Echeverría Álvarez, y exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que su proceso continúe post mortem, para que los crímenes de lesa humanidad que cometió no queden impunes.

El director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, consideró que es un momento propicio para atender los reclamos históricos de las víctimas y, sobre todo, dejar muy claro que los crímenes de terrorismo de Estado, propiciados por Luis Echeverría, primero como secretario de Gobernación, y luego como Presidente, implican una situación sumamente oprobiosa.

Tita Radilla, de la Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a Derechos Humanos, hija de Rosendo Radilla, desaparecido durante la gestión de Echeverría Álvarez, afirmó que éste fue protegido; nosotros siempre pedimos al Ministerio Público que lo sancionara. Lo señalamos como responsable, pero nunca se hizo nada por fincarle responsabilidad.

En tanto, Octaviano Gervasio Serrano, del Colectivo de Esposas e Hijos de Desaparecidos y Desplazados en la guerra sucia del municipio de Atoyac, hijo de Octaviano Gervasio Benítez, desaparecido por el Ejército Mexicano en 1974, manifestó que la muerte de este criminal es un símbolo a la impunidad, y representa una vergüenza de carácter internacional para el Estado mexicano, ya que después de sus crímenes de lesa humanidad no lo quiso castigar.

Mientras, Nicómedes Fuentes García, miembro de la Comisión de la Verdad del estado de Guerrero, dijo en el puerto de Acapulco que Luis Echeverría no puede evadir sus compromisos, ni cuando estaba vivo ni ahora en condición de fallecido. Exigió además ir al fondo de los hechos castigar a los responsables, su muerte no significa que la exigencia de justicia debe cancelarse, al contrario, debe mantenerse firme y viva, como lo han demostrado los colectivos de los familiares de los sobrevivientes.

La Jornada

Más notas sobre el tema