Bolivia | Comité Cívico de Santa Cruz inicia paro y organizaciones sociales marchan en apoyo al gobierno

2.639

Ratifican paro cívico de 48 horas por el censo y exhortan a no caer en “provocaciones”

El paro cívico de 48 horas en Santa Cruz en demanda de la ejecución del Censo de Población y Vivienda para el 2023 fue ratificado la noche de este domingo por el Comité Interinstitucional que exhortó a la población no caer en provocaciones con aquellos grupos que están en contra de la protesta.

“Quiero comunicar a toda la comunidad universitaria y al pueblo cruceño que el paro de 48 horas se empieza a cumplir a las cero horas de este lunes”, afirmó el rector de la Gabriel René Moreno, Vicente Cuéllar.

Lamentó la falta de respuesta del Gobierno sobre el censo y pidió a la población cruceña a cumplir disciplinadamente el paro de 48 horas sin caer en provocaciones.

“Sabemos que hay instituciones, que hay algunos dignatarios que están organizando algunos grupos para tratar de desvirtuar este paro pacífico (…). No respondamos a ningún tipo de provocaciones, llevemos este paro disciplinadamente y siempre cuidándonos. Tengan la absoluta certeza que este paro no es político”, agregó.

El vicepresidente del Comité, Fernando Larach, también exhortó a la población evitar enfrentamientos con aquellos grupos que están en contra del paro.

“Autoatentados”

El senador de Creemos Henry Montero denunció que se estaría planificando “una serie de autoatentados” en las diferentes subalcaldías de los distritos municipales de Santa Cruz, para desvirtuar el paro de 48 horas e inculpar al movimiento cívico y a la Gobernación para desvirtuar el paro.

“Hemos recibido estas informaciones de funcionarios municipales que los están obligando y no quieren ser parte de este autoatentado, para después poder culpar. ¿A quiénes? Al gobernador (Luis Fernando Camacho), al Comité Cívico y a todos los ciudadanos. El paro cívico, que siempre hemos realizado, ha sido en las rotondas, en democracia, con libertad, en familia. Nunca utilizando la fuerza”, expresó.

Montero demandó a la Fiscalía del distrito y a los servicios de Inteligencia de la Policía y del Ministerio de Gobierno que investiguen a los promotores de estas acciones.

“Cualquier evento anómalo que ocurra en este departamento, tenemos al ministro (de Gobierno Eduardo) Del Castillo, tenemos al señor Montaño (ministro de Obras Públicas) y tenemos al alcalde municipal (Jhonny Fernández), que están tratando de organizar que este paro pueda fracasar”, agregó.

Más de 400 instituciones del departamento cruceño definieron un paro de 48 horas exigiendo al gobierno de Luis Arce Catacora el cumplimiento de la ley y que el censo nacional de población y vivienda, que debe realizarse en noviembre de este año pero que fue postergado hasta mayo de 2024, se realice como máximo hasta el mes de junio de 2023.

Los Tiempos


Toma de calles y rotondas: cruceños y el Gobierno miden fuerzas

El paro de 48 horas convocado por la Comisión Interinstitucional de Santa Cruz en demanda de la realización del censo en 2023 comienza hoy en medio de tensiones. Mientras los representantes de las organizaciones cruceñas convocaron a salir a las calles y rotondas, el gobierno de Luis Arce, a través de sus ministros, anunció una “limpieza” y contraofensiva con la Policía para impedir que se realice la protesta. Hay tensión en Santa Cruz.

El representante de la Comisión Interinstitucional y rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Vicente Cuéllar, ratificó anoche que el paro se cumple desde las cero horas de este lunes, que “no es político” y es pacífico. “Llegamos a este extremo porque no encontramos respuesta del Órgano Ejecutivo (…) cumplamos disciplinadamente este paro de 48 horas. Sabemos que algunos dignatarios de Estado están organizando algunos grupos para tratar de desvirtuar este paro pacífico. No respondamos a ningún tipo de provocaciones”, dijo Cuéllar.

“Hay que salir otra vez a las rotondas, a las calles, vamos a demostrar que la cruceñidad no tiene precio, los cruceños no nos vendemos”, dijo en la tarde el gobernador Fernando Camacho en un video que publicó en sus redes sociales.

Horas después, junto a la comisión cruceña, Camacho responsabilizó al Gobierno central si existieran actos violentos durante la medida de presión.

“Este paro no es político, es ciudadano que quiere hacer respetar el censo (…) Cualquier desmande que haya, cualquier agresión es culpa del gobierno nacional y cuidado con estar queriendo infiltrar grupos para hacer actos vandálicos. Nosotros vamos por la posición de un paro pacífico”, dijo Camacho.

Por su lado, el senador de Creemos Henry Montero aseguró ayer que “autoridades municipales” de Santa Cruz preparan para este lunes un “autoatentado” en diferentes subalcaldías para después responsabilizar penalmente al gobernador Camacho y al comité cívico.

“Las autoridades municipales (de Santa Cruz) se han reunido en la quinta municipal (…) están tratando de que este paro fracase, pero no va a fracasar”, subrayó Montero.

El 30 de julio pasado, la segunda cumbre por el censo 2023, dio un plazo al Gobierno de Luis Arce para que atienda su pedido, en caso de no hacerlo, determinó realizar un paro de protesta de 48 horas en Santa Cruz. Como el pedido no tuvo respuesta, el jueves pasado ratificaron la medida de protesta.

Gobierno anuncia “limpieza”

Por lo menos cuatro ministros de Estado, entre ellos los cruceños de la Presidencia, de Obras Públicas y de Gobierno, salieron a rechazar el paro cruceño con posturas que fueron desde pedidos hasta advertencias de impedir la protesta con el uso de la fuerza y la Policía.

“No estamos en tiempos de paro”, dijo ayer la titular de la Presidencia, María Nela Prada, y aseguró que la población cruceña no está de acuerdo con la protesta.

Mientras el expresidente Evo Morales decía que los organizadores del paro “no están pensando en Santa Cruz, sino cómo destrozar a Lucho (Luis Arce) a Evo Morales”, el ministro de Obras Públicas y líder del grupo de choque los “guerreros digitales”, Édgar Montaño, arropado con un grupo de dirigentes vecinales y gremiales afines al MAS, anunció que hará “limpieza”.

“Efectivamente, hay que hacer limpieza en las avenidas, en la red vial fundamental vamos a tener equipo pesado (…) la Policía tendrá que hacer su trabajo, la justicia tendrá que hacer respetar la Constitución Política del Estado”, advirtió Montaño rodeado de dirigentes vecinales y gremiales afines al MAS.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, aseguró que a solicitud de los transportistas interdepartamentales, gremiales y juntas vecinales, la Policía mediante un operativo garantizará que en las calles no exista ningún punto de bloqueo. “Vamos a generar todas las condiciones con la Policía Boliviana para que el transporte en el departamento de Santa Cruz pueda trabajar con completa normalidad”

De su lado, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, aseguró que si Santa Cruz para sus actividades perderá por día 33 millones de dólares, es decir, 66 millones por las 48 horas.

“Exhortamos a las autoridades cívicas a deponer esas actitudes y más bien construir, porque los paros lo que hacen es destruir la actividad económica en un proceso de reconstrucción que estamos trabajando”, dijo la autoridad.

Acarreo de gente

En horas de la noche, a través de las redes sociales, ciudadanos cruceños denunciaron con videos el acarreo de personas ajenas al municipio que empezaron a llegar a puntos estratégicos de la capital cruceña. Aseguraron que se trata de “grupos de choque” del gobierno del MAS para provocar violencia y enfrentamientos en los días de paro.

“Estamos en el Tercer Anillo externo de la Doble Vía La Guardia (donde) está llegando gente del interior para mañana (hoy) desbloquearnos. Es gente que ha traído el Gobierno”, aseguró un ciudadano cruceño.

En otro video, una ciudadana mostró que unos obreros del municipio cargaban llantas grandes a un vehículo tipo volqueta de la Alcaldía. No supieron explicar el motivo del traslado.

Página Siete


Sectores descartan acatar paro en Santa Cruz, el Gobierno ve ‘capricho’ de Camacho y perjuicio

Diferentes sectores sociales como comerciantes, transportistas y organizaciones de vecinos descartaron acatar el paro de este lunes y martes, convocado por los grupos de poder cruceños. El Gobierno dio garantías para quienes trabajarán y vio en la protesta un “capricho” del gobernador Luis Fernando Camacho, ya que no hay motivo y provocará un daño de $us 64 millones.

“Decirle al señor Camacho, ¡No al paro! Las juntas de vecinos del distrito 9 y de todos los distritos se suman para decir ¡No al paro! No nos perjudique, queremos trabajar”, afirmó una dirigenta de los vecinos que acudió a una reunión con el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, quien se encuentra en la capital cruceña

Más allá de no acatar el paro, “me van a acompañar a limpiar las carreteras importantes de todo Santa Cruz”, aseguró Montaño en medio de un numeroso grupo de vecinos que gritaba “¡No al paro! ¡No al paro!”

Camacho, junto al líder cívico Rómulo Calvo, llamó al paro con bloqueos en demanda de rechazo al aplazamiento del censo hasta el 2024, pese a que fue una decisión de consenso en una reunión del Consejo Nacional de Autonomías (CNA), al que no asistió, y a acuerdos del presidente Luis Arce con alcaldes y rectores de universidades para su participación en este proceso censal.

Los choferes del transporte de servicio urbano, intermunicipal e interprovincial pidieron garantías para trabajar en los días de paro. El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, aseguró que se garantizará su derecho al trabajo.

La protesta de los grupos de poder se va quedando aislada, porque el alcalde Jhonny Fernández se desmarcó de la protesta, en un hecho que fracturó la unidad de los líderes cruceños. Hasta el momento solo Camacho y Calvo están en contracorriente de los acuerdos y la socialización técnica del censo, en ninguna otra región hay protestas.

“Este señor Camacho quiere que los cruceños perdamos 32 millones de dólares por día de bloqueo, por sus caprichos debido a que faltó a una reunión tan importante como del Consejo Nacional Autonómico”, afirmó Montaño.

Mientras que la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, reiteró en Bolivia Tv que “no es tiempo de paro”, cuando los bolivianos necesitan trabajar para contribuir al crecimiento de la economía que no solo beneficia a Santa Cruz sino a toda Bolivia.

“¿Quiénes pierden con el paro? ¿Quiénes perdemos con el paro? Por supuesto que no es el camino, el camino es el diálogo, es encontrarnos todas y todos”, reflexionó Prada y convocó a Camacho y al resto de autoridades que promueven el paro “a tener una mayor sintonía con las necesidades del pueblo”.

Un incendio de gran magnitud en el mercado Mutualista dejó cientos de afectados que buscan retomar sus actividades. Camacho y el llamado Comité Interinstitucional rechazaron suspender el paro de este lunes y martes, como lo había sugerido en rector de la Universidad Gabriel René Moreno, Vicente Cuéllar, como una muestra de solidaridad y apoyo a los gremiales afectados.

Para el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, es un contrasentido la protesta alentada por Camacho, porque afecta los esfuerzos de reconstrucción económica.

“Pensar cómo en algunas regiones, en este escenario de recuperación y reconstrucción de la economía, se quiera paralizar, esa es una total estupidez”, cuestionó y consideró que en “este momento todos tendríamos que hacer fuerza porque la economía siga avanzando y generar más empleo”.

Los gobiernos municipales de las provincias, representadas por Asociación de Municipios de Santa Cruz (AMDECRUZ), descartaron acatar la extrema medida de presión. Tampoco acataron el paro del 25 de julio, la primera medida que encaminaron los grupos de poder cruceños que no tuvo convocatoria.

ABI

Más notas sobre el tema