Ecuador | Juez ordena la liberación del exvicepresidente Jorge Glas

1.006

Juez emite boleta de excarcelación a favor de Jorge Glas. Esto es lo que sabemos

Por Eduardo Varas

La noticia cayó de sorpresa a todo el mundo. El lunes 8 de agosto de 2022, el juez Banny Molina Barrezueta de la ciudad costera de Portoviejo, emitió boletas de excarcelación para Jorge Glas Espinel, ex vicepresidente, y Daniel Salcedo Bonilla, detenido y sentenciado por corrupción.

La sorpresiva decisión se dio tras una audiencia en un proceso de hábeas corpus presentado por Christian Eduardo Araujo Salgado. Araujo también recibió la medida que resultaría en su excarcelación. Glas y Salcedo se sumaron al pedido, que ellos no presentaron.

Según la abogada en derechos humanos María Dolores Miño no pueden existir efectos extensivos en el habeas corpus porque es una medida que se dicta en razón de la situación particular de una persona.

En este sentido, la situación particular de cada persona debe ser analizada “para determinar, en primer lugar, si se trata de una detención ilegal o arbitraria y que por tanto procede la libertad y dos, no se ha hecho un análisis individual de si se trata de una privaciòn libertad que atenta contra la dignidad humana”. En este segundo caso, se puede conceder un habeas corpus correctivo para quien lo pidió.

Miño explica que Glas y Salcedo habrían comparecido a la audiencia del habeas corpus de Araujo como “terceros interesados”, una figura que permite a una persona opinar sobre el proceso que se discute, pero no incorporarse como parte procesal. “Si no, todos los abogados que tenemos un cliente preso apareceríamos en cualquier audiencia de hábeas corpus para que nos liberen a nuestro cliente”, dice Miño. Miño también dice que la resolución es un “error, un descontrol total”.

Sin embargo, Molina hizo precisamente eso: extender los efectos del hábeas corpus a Salcedo y Glas. Su resolución declara lo que llama la “vulneración de sus derechos a la salud e integridad física (de las tres personas)”, al haberse, según Molina, “justificado sus padecimientos de salud y que los mismos no han sido y de forma especializada e integral”.

De acuerdo a la información de la audiencia, tal como consta en el sistema de consultas de causas del Consejo de la Judicatura, Araujo tendría hipoparatiroidismo, una condición por la que el cuerpo produce niveles bajos de hormona paratiroidea, la encargada de mantener el equilibrio entre el calcio y el fósforo.

Por su parte, Jorge Glas Espinel padecería de lo que él juez Molina llama “varias enfermedades, algunas desde temprana edad y catalogadas alguna de ellas como “catastróficas” e “incurables” tales como hipertensión arterial, espondilitis anquilosante, fibromialgias, rinitis alérgica, faringitis crónica, gastritis crónica y trastornos de ansiedad, estrés postraumático”.

Daniel Salcedo, según el juez Molina, requiere de atención médica, especializada y constante.

Según el acta, el abogado Jonathan Aguinda Shiguango, quien pidió que se extienda el habeas corpus a estas dos personas, estuvo en representación de Glas durante la audiencia.

La reacción del gobierno

A través de un tuit, el presidente Guillermo Lasso cuestionó la decisión.

«Mi gobierno no permitirá la corrupción en el Ecuador”, escribió el Presidente, y compartió un comunicado en el que se lee que interpondrán los recursos legales correspondientes y que “no tomarán ninguna decisión de excarcelación que atente contra el ordenamiento jurídico y contribuya a la anarquía judicial a la que intentan llevarnos algunos jueces”. Es decir, el gobierno (y particularmente el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores, SNAI) no acatará la orden judicial que considera espuria. No acatar una orden judicial puede significar un proceso penal por desacato.

El comunicado critica al juez Molina por incluir a Glas y a Salcedo en la resolución, cuando ellos no presentaron la acción. También cuestiona que la audiencia se haya desarrollado sin presencia de representantes de la Procuraduría General del Estado y del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

Es la segunda liberación de Glas

Entre abril y mayo de 2022, Jorge Glas estuvo fuera de prisión durante 41 días, luego de otro hábeas corpus. Ese caso fue resuelto por el juez Diego Moscoso, de la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, en la provincia de Santa Elena.

Su fallo fue apelado por el SNAI y la Procuraduría. El 20 de mayo de 2022 un tribunal de la Corte Provincial de Santa Elena, revirtió el hábeas corpus.

Por decisión unánime, la Corte dispuso la localización, captura y traslado del ex funcionario a prisión.

Glas se entregó a las autoridades y hasta el momento continúa cumpliendo dos sentencias ejecutoriadas por asociación ilícita (por el caso Odebrecht) y cohecho (por el Caso Sobornos).

El pasado 21 de julio de 2022, el pleno del Consejo de la Judicatura destituyó a Diego Moscoso de su cargo como juez de la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto.

En un comunicado, el Consejo dijo que la destitución es “por haber incurrido en la infracción gravísima de manifiesta negligencia”, según un informe de la Dirección Provincial de Santa Elena que analizó la actuación de Moscoso en este caso.

GK

Más notas sobre el tema