Investigadora chilena lanza app gratuita para adaptar viviendas para personas con demencia

760

Una nueva app que apela a contribuir a mejorar la calidad de vida de un grupo importante de la población, está disponible para quienes requieran de su útil servicio.

Específicamente, se trata de “Viviendo con demencia”, una iniciativa digital con información y recomendaciones para adaptar los entornos domésticos de quienes están diagnosticados con demencias.

El proyecto con base en la región de Los Ríos, fue financiado por el Fondo Capital Semilla Inicia de Corfo, y patrocinado por IncubatecUFRO.

Respecto de la iniciativa, propiamente tal, una de las mayores complicaciones generadas por la demencia es el deterioro cognitivo y el cambio en la percepción visual y orientación viso-espacial, lo que redunda en una dificultad del pleno y óptimo desarrollo de las actividades cotidianas.

Y es justamente esta la problemática que enfrenta “Viviendo con demencia”, aplicación que permite evaluar el nivel de criticidad de la vivienda para que las personas puedan implementar soluciones o adaptaciones que harán la vivienda más segura, a lo que se suma su fácil navegación.

“La evidencia ha demostrado que cuando un entorno acompaña y compensa las capacidades de la persona, es posible mantener por más tiempo la funcionalidad. Y por el contrario, un entorno que no se adapta a las necesidades de las personas, representa una barrera para el desempeño pleno de sus actividades diarias, y por consiguiente, hace que la persona dependa mucho más de quienes le rodean, lo cual a la larga aumenta la carga de cuidado”, explica Macarena Espina Díaz, diseñadora de la U. de Chile y quien encabeza esta iniciativa.

Por ello, el objetivo de esta app es que las personas puedan mantener la funcionalidad por mucho más tiempo, que cuidadores y cuidadoras disminuyan su carga de cuidado, y que los profesionales de la salud puedan reducir el número de horas de evaluación en visitas domiciliarias.

Adicionalmente, otra de sus características es que es interoperable, lo que se traduce en que puede conectarse con bases de datos de centros de salud, para, por ejemplo, complementar fichas clínicas o hacer seguimiento de las personas a lo largo del tiempo, lo cual apunta a que se considere el entorno como un factor extrínseco importante en la funcionalidad.

En consecuencia, “Viviendo con demencia” podría contribuir a reducir el uso y abuso de fármacos, y/o restricciones físicas en el largo plazo.

La ventaja de esta app

A la fecha, la información de cómo implementar cambios en las viviendas de quienes viven con demencia aún es poco difundida y estandarizada. A esto se suma que las apps o información disponible para dar solución a la problemática, están en inglés y/o en lenguaje complejo y no se acomodan al contexto regional, nacional o latinoamericano. Por ello, “Viviendo con demencia” es única en su tipo.

“El diseño como estrategia de intervención no farmacológica ha sido ampliamente utilizado e investigada en países como Australia, Irlanda, Escocia, Canadá, y otros, pero la diferencia radica en la adaptación al contexto”, destaca Espina, quien junto a un equipo interdisciplinario se ha dedicado a “investigar y recopilar recomendaciones y ejemplos que las mismas personas utilizan en el día a día, que son de mediano a bajo costo (salvo algunas excepciones) y en su mayoría muy simples de aplicar”.

Otro aspecto a considerar es que el 60% de las personas con demencia vive en países de medianos y bajos ingresos; es decir, la mayor parte de las personas relacionadas a la demencia no tienen recursos necesarios para institucionalizar a sus familiares o acceder a servicios de cuidado profesional, motivo por el cual la adaptación de las viviendas resulta fundamental.

A esto se suma que las personas con menores ingresos tienen un mayor costo alternativo o por cuidado informal, labor que se cuantifica en el 75% del ingreso de una familia de bajos ingresos (sobre los 1500 USD), sumado a la alta carga emocional y mental a la que se exponen. Por esto, se hace sumamente relevante proporcionar soluciones claras y de bajo costo para afrontar el cuidado de personas con demencia y disminuir así la carga de cuidado.

Pablo Díaz, director regional de Corfo en Los Ríos, releva la necesidad de enfrentar la problemática sin invisibilizarla socialmente. “Es importante que la salud mental deje de ser un tabú en nuestra sociedad, que visibilicemos los cuidados que requiere, los esfuerzos de quienes padecen sus enfermedades y de quienes ejercen labores de cuidado. Una forma de dar coherencia a esa necesidad, es creer que allí también hay un requerimiento de soluciones innovadoras como esta app que, desarrollada por investigadores de nuestro país, se conecta profundamente con esta urgente demanda”.

El Desconcierto

Más notas sobre el tema