Lula propone volver a desarmar Brasil, contrario a la política de Bolsonaro

871

Lula propone volver a desarmar a la población en contramano a Bolsonaro

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva propuso este martes «retomar» el desarme de la población si vence en las elecciones de octubre, en contramano de la política armamentística impulsada por el mandatario Jair Bolsonaro.

El líder del Partido de los Trabajadores, favorito para vencer los comicios presidenciales del 2 octubre, discutió con un grupo de gobernadores algunas de las líneas maestras de su política de seguridad pública y recalcó que, si vuelve a la Presidencia, «retomará» el Estatuto de Desarme.

El Estatuto, aprobado en 2003, durante el primer año de su mandato (2003-2010), fue refrendado en un plebiscito popular en 2005, el cual rechazó la prohibición de la venta de armas en el país, pero restringió su porte, al tiempo que estimuló el desarme de la población civil.

No obstante, el Estatuto ha sido flexibilizado en los últimos años por Bolsonaro, líder de la ultraderecha brasileña y quien llegó al poder en 2018 con la liberación de las armas como una de sus principales promesas de campaña.

Bajo el lema de que la «población armada no será esclavizada», el presidente ha fomentado el acceso a las armas por parte de civiles y ha prometido que, en caso de ser reelegido, facilitará todavía más su porte, siguiendo así el modelo de Estados Unidos.

Con el aumento de la flexibilización, que no ha sido mayor debido a algunos frenos impuestos en el Congreso, el número de ciudadanos que se registró para tener acceso a las armas se disparó un 474 % entre 2018 y 2022, según los datos publicados por la ONG Fórum Brasileño de Seguridad Pública.

El capitán de la reserva del Ejército, un nostálgico de la dictadura militar, ha asociado la reducción en un 6,5 % de asesinatos en Brasil en 2021 -su menor nivel en diez años- al aumento de porte de armas, una tesis que ha sido refutada en plano por especialistas en el área de seguridad pública.

Durante su encuentro con gobernadores, celebrado en un hotel de Sao Paulo, Lula también planteó la recreación del Ministerio de Seguridad Pública, la creación de una Universidad especializada en dicha área, la unificación del sistema de Seguridad Pública y el impulso de la cooperación entre países vecinos para combatir el tráfico de drogas y el contrabando de armas.

El antiguo sindicalista también hizo un guiño a las fuerzas de seguridad pública, una de las principales bases electorales de Bolsonaro en 2018, y propuso el fortalecimiento de la Policía Federal, durante una entrevista realizada horas antes a una radio local de Manaos, capital del estado de Amazonas.

«La Policía Federal fue desmontada. Necesita más gente, necesita más inteligencia para cumplir su función excepcional. Es necesario que nos ocupemos de nuestras fronteras», resaltó el líder progresista, quien mantiene cerca de 15 puntos de ventaja frente a Bolsonaro cuando falta poco más de un mes para los comicios, según los últimos sondeos.

En ese sentido se pronunció también el progresista Marcelo Freixo, candidato al gobernador por Río de Janeiro, uno de los estados más golpeados por la violencia en Brasil y donde son frecuentes los enfrentamientos entre la Policía y grupos armados.

De acuerdo con los datos publicados por la Red de Observatorios de Seguridad, en los últimos dos años se registraron alrededor de 70 matanzas en el estado, las cuales segaron la vida de más de 300 personas.

Una de las últimas matanzas tuvo lugar en julio pasado, cuando al menos 18 personas murieron tras una incursión policial en el Complejo de Alemao, una de las favelas más grandes de Río de Janeiro, un hecho que fue condenado por organizaciones de derechos humanos.

«No podemos confundir matanza con seguridad. Cabe al gobernador no permitir matanzas (…) Armas y drogas no sin producidas en la favela. La fiscalización tal vez sea más importante que la operación», resaltó Freixo, aliado de Lula, durante entrevista al diario O Globo.

La Opinión


TSE decide proibir o porte de armas nas seções eleitorais

Por Fernanda Vivas e Márcio Falcão

O Tribunal Superior Eleitoral (TSE), por unanimidade, votou na noite desta terça-feira (30) para proibir o porte de armas em seções eleitorais.

A exceção para a regra são os membros das forças de segurança que estejam a trabalho e sejam requisitados pela autoridade eleitoral a entrar em uma determinada seção.

O tribunal analisou uma uma consulta pública enviada por nove partidos da oposição. Eles argumentavam que deveria haver uma restrição do porte de armas.

O relator, ministro Ricardo Lewandowski, determinou que, dois dias antes da votação, no dia do pleito e nas 24 horas seguintes, ninguém se aproxime armado a menos de 100 metros do local de votação, a não ser no caso da exceção dos policiais.

Lewandowski foi acompanhado pelos demais seis ministros.

No voto, o relator disse que o Brasil vive um quadro de «acentuada confrontação» e que a violência política atinge diferentes grupos, de direita e esquerda.

Ele explicou que a medida para restringir armas visa garantir o direito ao voto livre.

“A ideia subjacente à proibição da presença de pessoas armadas no local de votação é, por óbvio, proteger o exercício do sufrágio de qualquer ameaça, concreta ou potencial, independentemente de sua procedência”, disse Lewandowski.

O ministro ponderou que lideranças políticas devem ter responsabilidade para não agravar as tensões eleitorais. Sem citar nomes, criticou autoridades que, a pretexto de defender a democracia, acabam minando seus pilares. Lewandowski também mencionou a invasão ao Capitólio, nos Estados Unidos.

O presidente do TSE, ministro Alexandre de Moraes, alertou que portar arma no local de votação vai ser enquadrado como crime eleitoral e porte ilegal de arma.

O tema das armas nas eleições foi um dos assuntos debatidos durante reunião de Moras comcom os comandantes-gerais das polícias militares, na semana passada.

A violência tem sido uma preocupação do tribunal neste pleito. Em julho, em Foz do Iguaçu, o bolsonarista Jorge Guaranho assassinou o tesoureiro do PT Marcelo Arruda durante a festa de aniversário do petista, que tinha o partido como tema de decoração.

O Globo


Moraes manda à PGR pedido para tirar o sigilo de mensagens entre Aras e empresários bolsonaristas

O ministro do Supremo Tribunal Federal Alexandre de Moraes enviou à Procuradoria-Geral da República um pedido de senadores para derrubar o sigilo de mensagens trocadas entre o chefe do órgão, Augusto Aras, e empresários bolsonaristas alvos de uma operação da Polícia Federal.

O envio da ação dos parlamentares é praxe. Moraes não se manifestou sequer sobre a existência dos diálogos. “Abra-se vista dos autos à Procuradoria-Geral da República, para manifestação”, diz o despacho.

Na petição apresentada ao STF, os senadores Randolfe Rodrigues (Rede-AP), Renan Calheiros (MDB-AL), Humberto Costa (PT-PE) e Fabiano Contarato (PT-ES) argumentam que “o conhecimento público acerca dos temas tratados nas conversas é uma medida necessária, para que haja um escrutínio social e amplo das reais intenções de determinadas autoridades federais”.

De acordo com o site Jota, nos diálogos entre Aras e ao menos um empresário haveria críticas à atuação de Moraes, responsável por autorizar a operação da PF, e comentários sobre a candidatura de Jair Bolsonaro (PL) à Presidência.

Foram alvos da PF os empresários Luciano Hang (Havan), Meyer Nigri (Tecnisa), Afrânio Barreira Filho (Coco Bambu), Ivan Wrobel (W3 Engenharia), José Isaac Peres (Multiplan), José Koury (Shopping Barra World), Luiz André Tissot (grupo Sierra) e Marco Aurélio Raymundo (Mormaii).

Carta Capital

Más notas sobre el tema