Masivo acto para exigir justicia a cinco años de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado

688

A cinco años de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado

Por Adriana Meyer

Un gran acto en Plaza de Mayo reunió a organismos y referentes de diversas procedencias. “Seguimos en la total impunidad”, marcó Sergio Maldonado.

“Sólo vengo a pedir justicia, a decirle a los jueces que hagan justicia pero con verdad, no con mentiras. No me quiero morir sin saber la verdad”. Stella Pelosso, la madre de Santiago Maldonado, habló ayer, con la voz quebrada por la emoción, en Plaza de Mayo ante la multitud que acompañó a su familia en el acto por los cinco años de la desaparición y muerte de su hijo. Alternado con bandas musicales y adhesiones que llegaban de todas partes, la convocatoria que tuvo como consigna “cinco años de impunidad” se ubicó esta vez frente a la Casa Rosada, elección acorde a las críticas al gobierno que viene volcando Sergio Maldonado, hermano del tatuador anarquista que el 1 de agosto de 2017 había acudido al territorio recuperado por la comunidad mapuche de Cushamen para apoyarla en su protesta por el encarcelamiento de su lonko Facundo Jones Huala, y que desapareció en medio de la feroz represión de cuatro escuadrones de Gendarmería. “Faltó una clara voluntad política del presidente Alberto Fernández para saber qué hicieron con Santiago, por eso a cinco años estamos en la total impunidad que habilitan a Bullrich y a Gendarmería a seguir ocultando la verdad”, dijo Maldonado, con su visera y su barba larga recortada.

Todos los accesos a la plaza estaban vallados, fue difícil entrar, pero la concurrencia fue bastante menor a la de otros aniversarios. “Vengo a acompañar a la familia, como todos los años desde que lo hicieron desaparecer a Santiago, estoy en contra de que unos pocos se adueñen de la vida de los demás y rieguen el país de sangre por sus intereses”, dice a Página/12 Marta, una ama de casa de 61 años que vive en Floresta y que se ubicó en primera fila. Diana y Silvia salen de una oficina del microcentro y esperan la combi sentadas en un banco de cemento. “Me gustaría quedarme a escuchar a Sergio y a las bandas pero me tengo que ir a otro laburo, en cambio ella –dice Diana mientras señala a su amiga– detesta todo esto”. Suena “Los métodos piqueteros”, de Las Manos de Filippi, y Hernán “el Cabra” de Vega dice: “Hay mucho por lo cual organizarse, justicia por Santiago, una causa sin juez, es muy grave lo que pasó”. Malena y Fernando saltan al ritmo de la banda, su preferida, y comentan que empezaron a militar a partir de la desaparición de Santiago. “Nuestros viejos vivieron los pesados ’70 y en casa siempre se habló de política, pero el click se me hizo por la impotencia de lo que le pasó a este pibe”, explica Fernando.

Sergio Maldonado reunió a los organismos de derechos humanos ligados a la izquierda y a los que se alinean con el gobierno. La organización del acto corrió por cuenta de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, Familiares y Compañeros de los 12 de Santa Cruz, APDH La Matanza-, Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, LADH, CELS, MEDH y Fundación Buena Memoria. Y estuvieron presentes también el Espacio Cachito Fukman, Correpi, Ceprodh y AEED, entre otros. Entre el público las banderas de los partidos del Frente de Izquierda se mezclaron con algunas de La Cámpora. En el “corralito vip” se codearon Eduardo “Chiquito” Belliboni y Daniel Solano con Juan Grabois y Gabriel Mariotto, y también acudieron María del Carmen Verdú, Cele Fierro, Vilma Ripoll, Pablo Vasco, Myriam Bregman, Matías Aufieri, Martín Sharples y Nacho Levy, entre otros. Familiares de víctimas de violencia institucional-represión estatal compartían ese espacio, y luego subirían todes al escenario.

“Son cinco años de una lucha agotadora y desigual. Como dije el 11 de agosto de 2017 en esta plaza, quiero a Santiago con vida y me importa un carajo lo que pase a pesar de todas las difamaciones, mentiras y crueldad de Patricia Bullrich y su séquito, y sus medios comprados en contra de los derechos humanos”, arrancó su discurso Sergio Maldonado.

“Queremos recordarle a la dirigencia del PRO que la causa sigue abierta a la espera de una resolución de la Corte Suprema, que la Cámara de Casación Penal dispuso medidas de pruebas, entre ellas determinar la data de muerte de Santiago; que Emmanuel Echazú sigue como imputado; que en 2020 fueron denunciados por dar órdenes ilegales y el encubrimiento en el procedimiento de Gendarmería Pablo Noceti, Gerardo Otero y Ernesto Rubino; que en 2021 fueron imputados el comandante Juan Pablo Escola y los gendarmes Ferreira y Ocampo por la fogata que hicieron para quemar las pertenencias de la comunidad y tal vez algunas pertenencias de Santiago; que sí existe una nueva testigo en la causa que declaró ante el fiscal Federico Baquioni aportando datos que corroboran la responsabilidad de Gendarmería en la desaparición de Santiago ese 1 de agosto”, sintetizó Maldonado y se refirió al testimonio de la profesional civil de esa fuerza publicado en Página/12.

“Hoy nos acompañan familiares de esa dolorosa lista, víctimas de asesinatos, femicidios, travesticidios, gatillo fácil y desapariciones forzadas: Andrés Núñez, Miguel Bru, Mariano Wittis, Natalia Melman, Ezequiel Demonty, Darío Santillán, víctimas de Cromagnon, Julio López, Luciano Arruga, Kiki Lescano, Kevin Molina, Pali Alcorta, Nino Largueri, Diana Sacayán y Joanna Ramallo”, dijo Sergio. Ante cada nombre el público gritaba ¡presente! Y en el costado izquierdo del escenario desplegaron la bandera “todos los gobiernos torturan, matan y desaparecen en democracia”.

Maldonado retomó la palabra: “Santiago no fue la primera víctima de desaparición forzada en democracia, y lamentablemente tampoco fue la última. Seguiremos armando una lista interminable de víctimas de la violencia del Estado, como el caso de Facundo Astudillo Castro, Luis Espinoza y Lautaro Rosé, hasta que no exista una clara decisión de los gobiernos y una verdadera política de Estado que garantice de una vez por todas el Nunca Más”. Desde el público alguien gritó “el Estado es responsable”. Y Sergio contestó: “el Estado siempre es resposable”.

La historia sin fin

El mensaje de Sergio Maldonado duró poco más de ocho minutos. Aquí reproducimos su contenido completo:

Son cinco años del inicio de la impunidad en el caso de Santiago Maldonado que comenzó con su desaparición en el marco de una represión ilegal de Gendarmería en la Pu Lof Cushamen de la comunidad mapuche, a 80 kilómetros de la ciudad de Esquel. A esa represión le siguieron 78 días de ocultamiento, mentiras, pistas falsas, la demonización de Santiago y el hostigamiento hacia mi familia por parte del gobierno de Mauricio Macri y su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que mintió y sigue mintiendo sistemáticamente provocando y alimentando el odio en sus declaraciones. Porque ella sabe cómo instalar una mentira, sabe cómo desaparecer y aparecer a una persona, sabe cómo espiar a una familia desesperada y atravesada por el dolor”.

“¿Cuánto debemos esperar para que se asigne un nuevo juez que realmente quiera investigar? ¿Por qué no quieren investigar la causa como desaparición forzada? Porque de esa manera las responsabilidades llegarían hasta los más altos rangos de las fuerzas involucradas, y a todos los organismos del Estado, incluido el Poder Judicial que es el principal garante de su accionar impune”.

“Somos las familias las que debemos batallar contra esta impunidad que le brinda el Poder Judicial y el poder político a los responsables de las desapariciones y muertes de nuestros seres queridos. Nos vamos convirtiendo en peritos, investigadores, recolectores de pruebas y aportantes de testigos. Debemos aprender a enfrentarnos día a día a ese sistema perverso que avala el accionar de las fuerzas de seguridad, somos los familiares los que debemos transformar el dolor en lucha, la lucha y la movilización son nuestra única herramienta porque el Poder Judicial no garantiza el estado de derecho para las personas, es el garante de los derechos de los poderosos”.

“¿Quiénes tienen el verdadero poder en Argentina? Las corporaciones extranjeras, los empresarios, los grandes medios de comunicación y los grandes monopolios del sector alimentario. Santiago era consciente de ese poder, sus murales, su música y sus textos dan cuenta de su lucha contra el sistema. El Lechu, el Brujo, el anarquista que puso el cuerpo para acompañar a la comunidad mapuche de la Pu Lof Cushamen que exigía la libertad de su lonko y reclamaba por su territorio”.

Foto: Alfredo Luna.

“Junto a Santiago desde hace cinco años hemos sido víctimas de una campaña de difamación de los grandes medios de comunicación, de sus periodistas mercenarios y desde las redes sociales por el simple hecho de querer saber la verdad y querer justicia. Tengamos memoria del accionar de jueces, fiscales y políticos, seguiremos reclamando que haya una verdadera investigación, que se castigue a los responsanbles ideológicos y materiales. Agradezco a cada una de las personas que siguen reclamando con nosotros desde el primer día, a los organismos de derechos humanos, sindicatos y organizaciones sociales junto a sus referentes de lucha; a las Madres y Abuelas con su ejemplo de lucha inclaudicable, a los Hijos y Nietos; a las bandas, artistas y organizadores de este acto, a los amigos y amigas de Santiago, a mi compañera Andrea Antico, a nuestra abogada Verónica Heredia, a nuestros amigos y amigas que son pilares fundamentales para sostener esta pelea”.

“Memoria, Verdad y Justicia por Santiago Maldonado.

Santiago Maldonado, ¡presente!

Los 30 mil y todas las víctimas de la violencia del Estado, ¡presentes!”.

Página 12

Más notas sobre el tema