Plebiscito en Chile | “¡Por nosotras!”: el audiovisual feminista en apoyo a la nueva Constitución

819

“¡Por nosotras!”: Franja Feminista por el Apruebo destaca que “Cuidar es trabajar”

La Franja Feminista por el Apruebo lanzó su primera pieza audiovisual, destacando la labor de las dueñas de casa, reivindicando la idea de remuneración y retribución que tiene esa importante labor en el hogar.

Los artículos que se pueden encontrar en la propuesta de nueva Constitución, y que son un avance histórico resultado de la lucha feminista dentro y fuera de la Convención Constitucional, son las claves de la Franja Feminista por el Apruebo que preparó la Coordinadora Feminista 8M.

Con historias cercanas y que son pan de cada día para la enorme mayoría de las chilenas, las organizadoras buscan retratar la forma en que estos nuevos artículos implicarán un cambio de vida importante de las mujeres, niñas y disidencias.

En el primer capítulo de la Franja Feminista de este domingo, denominado “Cuidar es trabajar”, se puede ver a una mujer dueña de casa, quien además cuida a su madre quien se encuentra en silla de ruedas. Al contestar el teléfono la protagonista comenta que ella no trabaja, pero su madre interviene y le hace ver que en realidad las labores que realiza en el hogar y su cuidado son un trabajo intenso, constante y permanente. Y esto es justamente lo que detalla el Artículo 49.

El Estado reconoce que los trabajos domésticos y de cuidados son trabajos socialmente necesarios e indispensables para la sostenibilidad de la vida y el desarrollo de la sociedad. Constituyen una actividad económica que contribuye a las cuentas nacionales y deben ser considerados en la formulación y ejecución de las políticas públicas.

Javiera Manzi, Coordinadora Feminista 8M y parte del equipo de la Franja Feminista, remarca que «nos dimos la tarea de pensar cada capítulo en conjunto para que fuese realizado íntegramente por mujeres y disidencias. Desde los guiones donde colaboramos con distintas escritoras feministas como Alejandra Costamagna, Alia Trabucco, Lina Meruane, Nona Fernandez, entre otras, pasando por la realización donde tenemos la colaboración con las compañeras de Nosotras Audiovisuales de Santiago y Valparaíso, así como de otras audiovisualistas, sonidistas, montajistas y directoras y también en colaboración con Rach (Red de Actrices de Chile)».

En tanto, Alejandra Costamagna, guionista del primer capítulo cuenta cómo fue su experiencia. “Me sumé feliz al equipo porque esta es una Constitución que recoge las demandas que vienen siendo levantadas desde hace años por mujeres y disidencias. Una Constitución que establece una hoja de ruta para reparar injusticias históricas que nos afectan”, comenzó.

“Y era un desafío precioso armar equipo colaborativo con compañeras de diversos oficios, generaciones y experiencias -unidas sin embargo en la mirada y el deseo- para construir miniaturas de relatos sobre lo que significaban en la práctica normas como la del reconocimiento del trabajo doméstico y de cuidados, que es uno de los artículos más hermosos de la propuesta. Una norma clave para pensar en un país más justo, digno, equitativo y amoroso”, añadió.

Otros de los capítulos están enfocados en los artículos Art. 27 “Vida libre de violencia de género para mujeres, niñas, adolescentes y personas de las diversidades y disidencias sexuales y de género”; Art. 6 “Democracia paritaria”; Art. 10 “Reconocimiento y protección a las familias en sus diversas formas, expresiones y modos de vida” y Art. 61 “Derechos sexuales y reproductivos”, entre otros.

De acuerdo con Manzi, «hemos querido presentar, no solamente un contenido feminista, sino también una forma de hacer que pone por delante todos los trabajos, todos los lugares y todos los roles que ocupan hoy mujeres y disidencias en el mundo audiovisual. Estamos muy contentas de poder marcar un hito, no sólo en aquello que venimos a decir sino también en la forma en que vamos a ir construyendo juntas”.

El Desconcierto

Más notas sobre el tema