Uruguay | El Senado interpeló a dos ministros por tramitar un pasaporte para un líder narco

743

Interpelación: FA pidió renuncia de ministros, oficialismo los apoyó

La doble interpelación a los ministros Luis Alberto Heber, (Interior) y Francisco Bustillo (Relaciones Exteriores) comenzó en la tarde del lunes y se prolongó hasta las primeras horas de la mañana del martes. La convocatoria a los jerarcas obedeció al otorgamiento de un pasaporte oficial al uruguayo Sebastián Marset, acusado de ser un cabecilla narco a nivel regional, y que al momento de tramitar el y recibir el documento estaba en prisión en Dubái.

Al cierre de las exposiciones, el Frente Amplio emitió una moción de declaración con el fin de que el Parlamento retire la confianza a ambos secretarios de Estado, y que estos den “un paso al costado”.

El texto, difundido por MVD Noticias, expresa que “Habida cuenta de la entrega de un pasaporte común al reconocido narcotraficante Sebastián Marset Cabrera, con profusos antecedentes judiciales, que se encontraba investigado y preso por portar un pasaporte falso en Emiratos Árabes y habiendo escuchado con atención las explicaciones ofrecidas por los Ministros del Interior, Luis Alberto Heber y el Ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, el Senado de la República declara””, palabras a las que sigue una exposición dividida en cuatro ítems.

“Que dichas explicaciones son absolutamente insatisfactorias e inaceptables; Que —ante la evidencia expuesta- resulta injustificable que los Ministros declaren que nadie sabía quién era el solicitante del pasaporte hasta marzo de 2022, fecha en que se dio la requisitoria internacional, a pesar de estar siendo investigado por la propia policía”, reza el primer punto.

“Que no pueden pasar desapercibidos por este Cuerpo los contactos que existieron durante el mes de noviembre entre los Subsecretarios de ambas Carteras, así como la reunión mantenida entre la Subsecretaria de Cancillería, Carolina Ache, y el Dr. Alejandro Balbi, representante del actual prófugo de la justicia, lo cual fue reconocido en Sala”, prosigue la misiva.

“Que el ministro Heber reconoció la existencia de un mail oficial instando a acelerar el trámite; Que el argumento esgrimido en relación al Decreto 129/2014 es inadmisible dado que de ninguna forma obligaba a expedir este pasaporte; Que, en ningún caso, ni con el Decreto de 1993 ni con las modificaciones introducidas en el 2014, debió expedirse el pasaporte a Marset, puesto que ambos Decretos daban margen a las autoridades para negarlo”, añade la moción.

https://imagenes.montevideo.com.uy/imgnoticias/202208/_W933_80/814058.jpg

“Que la interpretación de la legislación llevada adelante por las autoridades ministeriales condujo a un resultado vergonzoso; Que las autoridades convocadas debieron asumir su responsabilidad política en lugar de esgrimir meros argumentos administrativos y burocráticos; Que representa una preocupación adicional no entender la afectación que este lamentable episodio representa para la reputación internacional del Uruguay y para la credibilidad ciudadana en nuestras instituciones; Que, en todo el transcurso de la interpelación, las autoridades no se hicieron cargo del cúmulo de errores cometidos”, expresa también”.

Finalmente, la bancada frenteamplista señala que “en función de lo expresado, se entiende que dichos Ministros no cuentan con la confianza de este Cuerpo, por lo cual corresponde que den un paso al costado”.

Durante su intervención en la tarde del lunes, el ministro Heber hizo alusión a una “investigación urgente” Basada en información recibida el sábado, donde se daba cuenta de “una instancia entre la Dirección nacional d Identificación Civil (DNIC) y Policía Técnica, con el fin de 2apurar tres pasaportes”, entre ellos el de Marset.

De forma casi simultánea a los dichos de Heber, el Ministerio del Interior anunció la remoción de Alberto Lacoste, subdirector de la DNIC.

Montevideo


Quién es Sebastián Marset, el narco uruguayo al que definen como “gerente de la hidrovía”

Algunos hablan del uruguayo Sebastián Marset Cabrera como el hombre de las mil caras. Nacido en abril de 1991, hoy con 31 años, la Justicia e Interpol lo definen como narcotraficante, líder del Primer Cartel Uruguayo (PCU) y jefe de una organización criminal que fue objetivo de la operación “A Ultranza Py”, el mayor golpe al crimen organizado y lavado de dinero en Paraguay, de la que estaba a cargo el fiscal Marcelo Pecci, asesinado en su luna de miel, en Colombia. Solo en esa operación se incautaron bienes por más de 100 millones de dólares.

En internet también se lo puede encontrar como músico, aunque muchas de las páginas que lo mencionan fraguan fragmentos de entrevistas a instrumentistas renombrados cambiándole el nombre por el de Marset. Empresario de la música o productor es el otro rol que se le adjudica y que podría haber sido usado como tarjeta de presentación, aunque dentro del espectáculo su nombre no es conocido. Futbolista es otra de las caras tras su pasaje por el equipo paraguayo Deportivo Capiatá.

https://sc2.elpais.com.uy/files/article_default_content/uploads/2022/08/11/62f571120383c.jpeg

Fuera de eso, Marset Cabrera cuenta con poca huella de actividades que no se vinculen con lo ilegal.

Desde junio está requerido internacionalmente en la lista roja de Interpol por sus vínculos con una organización criminal dedicada al tráfico de 16 toneladas de cocaína hacia Europa. La Nación informó que la sospecha es que está escondido en algún país africano, donde hacían escala los cargamentos con cocaína que enviaba a través de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

“Lo vemos como una especie de gerente de la hidrovía”, aseguró el jefe de los fiscales Antidrogas de Paraguay, Marco Alcaraz.

Hace menos de un año fue detenido en Dubái (Emiratos Árabes) por falsificación de un pasaporte paraguayo. Desde allí, en setiembre 2021 pidió al gobierno uruguayo que se le otorgara un pasaporte cuando todavía no era buscado por las autoridades paraguayas, algo que en ese país fue visto como reflejo del nivel de logística organizada que maneja Marset. Los antecedentes judiciales que tenía en Uruguay habían extinguido –databan de 2012 y 2013 por tráfico ilícito de estupefacientes, tenencia de estupefacientes y homicidio- y la legislación avalaba que se le entregue el documento. Y así ocurrió. No era la primera vez que pedía el pasaporte uruguayo. En 2019 según plantearon legisladores del Frente Amplio, también lo había solicitado y se le había denegado.

Marset ya había estado en Dubái. La ministra de la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay, Zully Rolón dijo que según un informe Marset y el también uruguayo Federico Ezequiel Santoro Da Silva “habrían viajado anteriormente a Dubái porque estaban explorando otros negocios, mercados”.

La ministra dijo que Santoro tenía una empresa de turismo y tenía vinculaciones por medio de la misma “a algún antecedente por causa de trata de personas”, que se remiten al 2009, 2013 y 2021. Santoro supuestamente fue el encargado de trasladar a los tripulantes del polémico avión iraní que estuvo en Paraguay, Argentina y Uruguay no dejó aterrizar.

Pero las redes de Marset no se construyeron de un día para otro. Además de operar en Uruguay y Paraguay también hay registros de haber pasado por Santa Cruz de la Sierra en Bolivia.

Ya en 2013 cuando Marset tenía 22 años, la Policía lo detuvo en la ruta 1 mientras manejaba un lujoso auto. El joven portaba 173 kilos de marihuana y confesó su conexión con Juan Domingo Viveros Cartes (tío del presidente paraguayo Horacio Cartes), quien fue detenido ese mismo año en Durazno y a quien se le pudo comprobar su conexión con un cargamento de 450 kilos de marihuana, que era para el uruguayo.

Marset fue procesado con prisión y liberado en 2018.

La organización autodenominada PCU estuvo directamente involucrada con el atentado a la Brigada Antidrogas en 2020 y a la amenaza a la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero, según sostiene la Justicia, pero no hay elementos concretos para decir que Marset participó de los mismos, según dijo el fiscal Diego Pérez a Doble Click (Del Sol FM). “La investigación está en curso, nunca se cerró. Lo que no hay es una orden de detención, cuando tengamos los elementos correspondientes la tramitaremos, pero si no los tenemos no los vamos a inventar”, afirmó.

Hoy no hay causas abiertas contra Marset en Uruguay en este momento. Lo que hay es una requisitoria internacional. Además, en los últimos días fue vinculado al caso de la muerte del fiscal paraguayo Pecci. Fue señalado como uno de los autores intelectuales por parte de uno de los cinco detenidos como autores materiales del asesinato, Francisco Luis Correa Galeano, señalado como “cerebro del crimen”.

El País

Más notas sobre el tema