Análisis del panorama internacional

824

Perspectivas sobre la estabilización del crecimiento económico de China

Liú Shìjǐn*

Debido al impacto del COVID-19, el primer semestre del 2022 terminó con una tasa de crecimiento económico del 2,5%, por debajo del objetivo anual del 5,5% propuesto por el gobierno chino a principios de año. El autor analiza sistemáticamente los problemas actuales que enfrenta China para alcanzar el objetivo propuesto para el segundo semestre y provee posibles soluciones que involucren tanto a la demanda como a la oferta.

Puntos clave:

  • La pandemia del COVID-19 continuará siendo un factor clave de incertidumbre que impactará en el crecimiento económico de China y que necesita ser balanceado con la prevención y el control de la epidemia. Debería crearse un entorno empresarial estable para minimizar los impactos negativos en la mayoría de las personas y las empresas.
  • La inflación global es otro factor de peso en la economía china. Con el fuerte aumento de los precios internacionales de la energía y los alimentos, el Índice de Precios al Consumo (nacional) publicado en junio fue del 2,5% y continúa aumentando. El autor sugiere que estos impactos externos pueden ser contenidos dentro de un rango limitado por tres razones: 1) la circulación interna puede absorber los impactos externos; 2) la oferta suficiente, especialmente de alimentos y energía, estabiliza los precios y; 3) la fuerte regulación también estabiliza los precios.
  • Por el lado de la demanda, el mercado inmobiliario es clave para estabilizar el crecimiento económico. De acuerdo al análisis del autor, la demanda en el mercado inmobiliario alcanzó su pico hace algunos años. Desde el segundo semestre de 2021, sin embargo, ha disminuido de forma constante. Debido a su gran influencia en otros sectores, especialmente el financiero y los medios de vida de la población, el deterioro continuo en la industria inmobiliaria tendrá un impacto sistemático. Se deben tomar medidas oportunas y efectivas para estabilizar el mercado inmobiliario y se debe considerar una estrategia a largo plazo de desarrollo sustentable.
  • En cuanto al aumento del consumo, el autor propone que deben resolverse dos problemas: 1) aliviar la carga económica al sector de bajos ingresos y 2) impulsar el consumo del sector de ingresos medios. Durante la pandemia, disminuyó el ingreso real del sector de bajos ingresos. Los programas actuales de compensación de la seguridad social no son completamente utilizados por este sector y deberían ser simplificados y publicitados para que sean de más fácil acceso para aquellos que lo necesiten. Además deberían utilizarse más fondos públicos para ampliar la igualdad de servicios para los sectores de bajos ingresos.
  • El autor propone el plan “1+3+2” para el crecimiento económico potencial: primero, “1”, es desarrollar más las áreas metropolitanas; segundo, es resolver las “3” deficiencias principales (ineficiencia en industrias básicas, un sector de ingresos medios insuficientemente grande, y la débil investigación básica y capacidad de desarrollo); y finalmente, es necesario incentivar los “2” motores del crecimiento económico, la economía digital y el desarrollo ecológico.
  • Es también importante establecer expectativas razonables para el desarrollo económico. Cuando el crecimiento económico se ralentiza, la gente puede tener dudas y criticar al socialismo con características chinas. Es necesario fortalecer la fe del pueblo en la estrategia general, como también la de las empresas privadas, que es clave para promover la prosperidad común.

*Director adjunto del Comité Nacional para Asuntos Económicos de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. También fue director adjunto del Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado.

Más notas sobre el tema