Bolsonaro ataca a una periodista: «Tu marido votó por mi»

1.467

“Tu marido votó por mí”: respondió molesto Jair Bolsonaro a una periodista

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a irritarse con una reportera este martes, al ser interrogado durante una entrevista en vivo sobre nuevas sospechas de corrupción contra su familia.

“Amanda, eres casada con una persona que vota por mí. No sé cómo es tu convivencia con él en casa”, le dijo Bolsonaro a la periodista Amanda Klein, de la emisora Jovem Pan, tras ser cuestionado por el origen del dinero en efectivo con el que, según reportes de prensa, él y sus allegados compraron total o parcialmente más de 50 inmuebles entre 1990 y 2022.

“Mi vida privada no está en discusión”, respondió Klein, quien está casada con un empresario que apoya a Bolsonaro, según ella misma reveló en una entrevista.

“¿Y mi vida privada por qué lo está?”, cuestionó Bolsonaro, a lo que la periodista replicó: “Porque usted es una persona pública, es el presidente”.

“Con todo respeto, Amanda, tu acusación es frívola”, añadió Bolsonaro, quien ha proferido ataques contra mujeres periodistas en otras ocasiones.

Hace pocas semanas, durante el primer debate televisivo rumbo a las presidenciales del 2 de octubre, atacó a la periodista Vera Magalhaes por afirmar que el presidente difundió desinformación sobre las vacunas anticovid.

“Vera, duermes pensando en mí, tienes algún tipo de enamoramiento… no puedes tomar partido en un debate como este y hacer acusaciones mentirosas sobre mí. Eres una vergüenza para el periodismo brasileño”, dijo el mandatario, en un exabrupto visto por analistas como una debilidad, en momentos en que intenta ganar puntos entre el electorado femenino.

En febrero de 2020, Bolsonaro insinuó que la periodista Patricia Campos Mello, autora de una investigación sobre difusión de noticias falsas durante la campaña de 2018, había intentado obtener una primicia en su contra a cambio de favores sexuales con una fuente.

Por esas afirmaciones, un tribunal de segunda instancia lo condenó a pagar una indemnización a Campos Mello por daños morales. Según el último sondeo de la consultora Datafolha, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva reúne 48% de las intenciones de votos entre las mujeres, veinte puntos más que Bolsonaro, apoyado por apenas 28% del electorado femenino.
Bolsonaro acude a ‘la oración y el ayuno’ en medio de reñida carrera electoral en Brasil

La primera dama brasileña, Michelle Bolsonaro, compartió el viernes en sus redes sociales un video que promueve una campaña de oración y ayuno “por Brasil” hasta el próximo 2 de octubre, cuando Jair Bolsonaro disputará su reelección.

El video, que no menciona al presidente brasileño, fue grabado por pastores evangélicos que apoyan a Bolsonaro en la búsqueda de un nuevo mandato.

“Júntese a nosotros y tendremos la victoria”, dice la pastora Ezenete Rodrigues, líder de una iglesia evangélica de Minas Gerais, una de las últimas en aparecer en las imágenes que llegaron al Instagram de Michelle.

Los brasileños acuden en un mes a una de las elecciones más polarizadas de los últimos tiempos en el país, con Bolsonaro y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) como protagonistas.

Lula vio reducirse a 13 puntos su ventaja sobre Jair Bolsonaro, incrementando las chances de un balotaje previsto para el 30 de octubre, según un sondeo divulgado el pasado jueves.

El líder del Partido de los Trabajadores, Lula, de 76 años, cosecha 45 % de la intención de voto, una baja de 2 puntos respecto de la medición anterior, frente al 32 % estable del presidente de tendencia ultraderechista, de acuerdo con el nuevo sondeo de la consultora Datafolha.

La esposa de Bolsonaro escribió en el post que “Brasil es del Señor Jesús” y compartió un fragmento de la Biblia.

La campaña a la reelección del presidente brasileño ha apelado a la imagen de la primera dama en actos y piezas publicitarias para cautivar al electorado evangélico y disminuir el rechazo del presidente entre las mujeres.

Semana


Bolsonaro ataca jornalista Amanda Klein após pergunta sobre rachadinha e compra de imóveis com dinheiro vivo: ‘Seu marido vota em mim’

O presidente Jair Bolsonaro (PL) atacou uma jornalista ao ser questionado sobre a compra de imóveis em dinheiro vivo. A fala ocorreu durante entrevista do presidente, na manhã desta terça-feira (6), à rádio Jovem Pan.

Amanda Klein questionou Bolsonaro sobre denúncia feita em reportagem do UOL, divulgada em 30 de agosto, segundo a qual o presidente e sua família adquiriram 107 imóveis desde a década de 1990 – parte deles (51) foi pago total ou parcialmente em dinheiro vivo.

Em resposta à jornalista, Bolsonaro citou a vida conjugal da apresentadora. «Amanda, você é casada com uma pessoa que vota em mim. Não sei como é o teu convívio com ele na sua casa», disse Bolsonaro.

Em seguida, o presidente questionou o fato de sua vida particular estar em pauta. «Respeitosamente, essa acusação tua é leviana», afirmou.

Veja como foi:

Amanda Klein – Eu gostaria de voltar a essa questão que o senhor tocou por último, que é a dos imóveis, essa reportagem do site UOL, que mostra que de mais de 100 imóveis negociados em três décadas, 51 foram pagos, total ou parcialmente em dinheiro vivo pela sua família. […] E é importante enfatizar que isso acontece no contexto de investigação da prática de rachadinha de dois dos seus filhos, vereador Carlos e o senador Flávio Bolsonaro. O senhor também é suspeito de ter mantido funcionários fantasmas quando era deputado federal em Brasília. O seu filho Flávio negociou 20 imóveis nos últimos 16 anos, sendo que o último deles foi uma mansão de R$ 6 milhões em Brasília. A sua ex-mulher Ana Cristina Siqueira Vale mora em outra mansão, avaliada em R$ 3 milhões em um bairro nobre em Brasília, com seu filho Jair Renan, que o senhor chama de 04. E ela também agora é investigada pela PF por supostamente ter usado um laranja pra adquirir esse imóvel. Então é importante refazer a pergunta: Qual origem desses recursos, presidente?

Jair Bolsonaro – Amanda, você é casada com uma pessoa que vota em mim. Eu não sei como é o teu convívio na tua casa com ele, mas eu não tenho nada a ver com isso.

Amanda Klein – A minha vida particular não tá em pauta aqui.

Jair Bolsonaro – A minha [vida] particular está em pauta, por quê?

Amanda Klein – Porque o o senhor é uma pessoa pública. O senhor é o presidente da república.

Jair Bolsonaro – Não… não… não… Você não pode me acusar de uma coisa. Amanda, respeitosamente essa acusação tua é leviana. É leviana, tá?!

Repercussão nas redes

Após o ataque, jornalistas saíram em defesa de Amanda Klein nas redes sociais. Entre elas Vera Magalhães, alvo de outro ataque de Bolsonaro durante debate presidencial realizado na TV Bandeirantes.

«Jornalista pergunta sobre imóveis comprados parte em dinheiro vivo. O presidente da República responde: ‘Seu marido vota em mim’. Não é um deslize, não é culpa do mensageiro. É método. Toda a solidariedade à Amanda Klein. E parabéns pela coragem», publicou Vera, em seu Twitter.

Outra repórter a se solidarizar foi Patrícia Campos Mello, vítima de ataque de cunho sexual por parte do presidente em fevereiro de 2020 – ela definiu a pergunta de Amanda Klein como «excelente».

Em junho deste ano, a Justiça de SP condenou Bolsonaro a pagar R$ 35 mil em indenização para Campos Mello pelo crime de ofensa à honra.

«Ele [jornalista] queria um furo. Ela queria dar o furo, dar o furo a qualquer preço», disse Bolsonaro, em referência à repórter.

A declaração foi dada após reportagem de Campos Mello apontar que a empresa de marketing digital Yacows teria participado de esquema de disparo de mensagens por meio do WhatsApp durante as eleições.

G1


Bolsonaro marcha con militares y moviliza a la ultraderecha para el Bicentenario

Por Pablo Giuliano, corresponsal en Brasil

El proyecto a la reelección del presidente Jair Bolsonaro para los comicios del 2 de octubre tendrá un punto de alto voltaje este miércoles, con los actos por el Bicentenario de la independencia de Brasil, para los que empresarios ruralistas y la industria armamentística movilizaron recursos para convocar a cientos de miles de personas a los desfiles militares previstos en Brasilia y Río de Janeiro, donde se esperan consignas en apoyo a un autogolpe.

«Será un movimiento nunca visto en la historia de Brasil», pronosticó este martes Bolsonaro al hablar con la radio de ultraderecha Jovem Pan, en una charla en la que elevó el tono del discurso para este miércoles, al atacar a los jueces de la Corte Suprema y el tribunal electoral y afirmar que persiguen a bolsonaristas y trabajan para que el líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva sea elegido presidente.

En este marco, el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, convocó por las redes sociales a «voluntarios» de los clubes de tiro a sumarse a la campaña en defensa del mandatario, quien hoy repitió que «un pueblo que no está armado será esclavizado».

El 7 de septiembre del año pasado Bolsonaro dijo en un discurso que no iba a cumplir los fallos en su contra del juez de la corte Alexandre de Moraes, que lo investiga a él y a sus aliados por conspiraciones contra la Constitución, una suerte de aviso de golpe contra el alto tribunal que fue neutralizado gracias a la mediación del expresidente Michel Temer, suerte de enviado del mercado financiero ante el Gobierno.

Oficialmente, Bolsonaro encabezará un desfile militar y de máquinas agrícolas de sus aliados del agronegocio en Brasilia como parte de los festejos del Bicentenario, para lo cual hizo traer desde Oporto, Portugal, el corazón en formol de Dom Pedro I, el emperador que declaró la independencia brasileña de la casa real portuguesa el 7 de septiembre de 1822.

Por la tarde, habrá un desfile militar en Copacabana, Río de Janeiro, al que fueron convocados sus seguidores.

Centenares de ómnibus financiados por empresarios ruralistas de Minas Gerais, Goiás, Mato Grosso y la región amazónica comenzaron a llegar hoy a Brasilia pero, a diferencia del año pasado, no podrán avanzar hacia la Plaza de los Tres Poderes, donde el Supremo Tribunal Federal aumentó la seguridad.

Hasta este martes el gobierno del Distrito Federal impidió a los camiones de ruralistas acceder a la Explanada de los Ministerios, donde estará el desfile oficial de las Fuerzas Armadas.

A diferencia de otros países e incluso de la Argentina, que festejó el Bicentenario con grandes fiestas y homenajes, la celebración de Bolsonaro lo tendrá a él como protagonista y sus principales aliados en el Gobierno, las Fuerzas Armadas.

Incluso Bolsonaro ignoró a sus vecinos latinoamericanos, a China, Estados Unidos y la Argentina (principales socios comerciales) y apenas invitó a la cita a los gobernantes de los países de habla portuguesa: Portugal, Cabo Verde, Guinea Bissau, Angola, Mozambique y el secretario general de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa.

A las celebraciones en Brasilia sólo fueron invitados embajadores de otros países.

El fantasma de un autogolpe o una asonada contra el Supremo Tribunal Federal circula en los grupos bolsonaristas de Telegram y WhatsApp.

En esas redes se organizaron las caravanas hacia Brasilia y Río de Janeiro y se anunció que habrá grupos de civil de San Pablo y de Río de Janeiro en las manifestaciones convocadas para usar los colores verde y amarillo, un distintivo del símbolo patriota que busca dar el bolsonarismo, un movimiento dispar que reúne a libertarios, empresarios liberales, monarquistas e incluso a admiradores de Donald Trump en el trópico sudamericano.

Bolsonaro volvió a alentar a su público a asistir al 7 de septiembre denunciando que el sistema electoral no ofrece garantías y que en las elecciones de octubre sólo aceptará resultados «transparentes y libres», recordando que los ministros de la corte que anularon las condenas por «lawfare» contra Lula se oponen a las críticas contra las urnas electrónicas que hace el oficialismo.

La oposición prepara un acto el sábado y convocó a evitar enfrentamientos, mientras el expresidente Lula se encuentra a 13 puntos en las encuestas por encima de Bolsonaro y tiene chances de ganar sin necesidad de balotaje.

«Tenemos un candidato usurpando el 7 de septiembre para hacer algo personal. Trata el Día de la Independencia como si fuera algo suyo, cuando es la fiesta de 215 millones de brasileños», dijo Lula durante la reunión del consejo político de su campaña.

«Él pudo tener la grandeza de convocar al pueblo pero no, quiso que sea de él. Es triste, pero es así. Dice que las Fuerzas Armadas son de él, ahora dice que la fiesta de la independencia es de él», añadió.

Los festejos por la independencia son diferentes según la región del país. En Bahía, la independencia está vinculada a la victoria militar contra los portugueses el 2 de julio de 1823.

El clima electoral ha apagado el peso histórico del Bicentenario en Brasil, surgido de un movimiento político que tuvo las ideas del patriarca de la independencia, el asesor imperial José Bonifacio, ante la amenaza de las antiguas capitanías, como Pernambuco, de separarse del trono de Río de Janeiro.

El Bicnetenario

La independencia brasileña, incitada por el propio ocupante portugués, es diferente a la del resto de la América española. Tiene su origen en 1808, luego de que el rey portugués Joao VI decidió escapar a Río de Janeiro y cambiar la capital del reino tras la ocupación de Lisboa por parte de las tropas napoleónicas.

Así, Brasil se convirtió en la capital del imperio portugués y luego el hijo de Joao VI, Pedro I, declaró la independencia y mantuvo la esclavitud a pedido de los grandes terratenientes, sobre todo de San Pablo y Minas Gerais.

Fue al borde del arroyo Ipiranga, en San Pablo, arriba de una mula, viniendo de Río de Janeiro, que Dom Pedro I rompió con su propia familia y declaró el grito que la historia oficial reconoce como fundacional: «Independencia o muerte».

El imperio cayó por un golpe de Estado militar el 15 de noviembre de 1889, un año después de la abolición de la esclavitud, inaugurando el Brasil republicano.

En Ipiranga, en el mismo lugar donde se declaró el fin del vínculo con Portugal, abrirá con toda pompa tras nueve años de refacciones el Museo de la Independencia, el mayor acervo sobre la fecha patria, un espacio que administra la Universidad de Sao Paulo y que fue construido a fines del siglo XIX con jardines que imitan a los del Palacio de Versalles.

Télam

Más notas sobre el tema