Colombia recibe cargamento de fertilizantes de Venezuela

477

Colombia recibe cargamento de fertilizantes de Venezuela

El Espectador

Un buque atracó el viernes en un muelle de Barranquilla con más de 16.000 toneladas de urea adquiridas por debajo del precio de mercado. El gobierno de Colombia aseguró que el fertilizante tuvo un costo de 600 dólares la tonelada, lo que supondrá un importante ahorro para los campesinos en momentos de gran carestía y precios altos por la invasión de Rusia a Ucrania.

Colombia registra una elevada inflación del 10,8% interanual jalonada en buena parte por el aumento del precio de los alimentos. La transacción se produce tras el restablecimiento de las relaciones comerciales entre Bogotá y Caracas, luego de una ruptura diplomática de más de tres años.

La embarcación atracó en un muelle de Monómeros, una petroquímica del Estado venezolano que volvió a ser controlada por él esta semana, tras una pugna con la oposición que la venía manejando desde 2019 por decisión del entonces presidente de Colombia, Iván Duque, quien no reconocía al gobierno de Nicolás Madu. Antes de 2019, Monómeros suministraba el 37% de los fertilizantes usados en Colombia.

Nuevos y viejos negocios

El restablecimiento de las relaciones comerciales entre Colombia y Venezuela traerá beneficios en el corto plazo para el transporte de carga y los habitantes de la zona fronteriza, pero en el mediano y largo plazos aportará a sectores como el textil, el turismo y el transporte aéreo.

En 2018 las exportaciones de Colombia a Venezuela se redujeron en un 69 % y un 31 % en Norte de Santander. En 2019 se cerró con la prohibición del paso peatonal y se instalaron contenedores para marcar la división. Entre 2019 y 2021 las exportaciones fueron una montaña rusa y estuvieron afectadas por la pandemia.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en 2008 el comercio bilateral superó los US$7.000 millones, el cual cayó a su cifra más baja en 2020, cuando registró cerca de US$222 millones. El año pasado cerró en US$394 millones, mientras que este año (con corte a julio) la cifra va en US$383 millones.

En el mediano y largo plazos se espera la reducción del contrabando y la reactivación de negocios, como las confecciones y los textiles, el turismo y el transporte aéreo. Sin embargo, hay retos grandes como la seguridad, los pagos, la logística y los certificados de origen y fitosanitarios.

De acuerdo con el Observatorio Económico de la Cámara de Comercio de Cúcuta, los registros de empresas con al menos un socio extranjero, en su mayoría venezolanos, vienen creciendo desde 2016, con un leve freno en 2020 por la pandemia. “Las actividades económicas que predominan para este tipo de empresas son comercio de autopartes, restaurantes, bares, comercio de prendas, peluquería y otros tratamientos de belleza”, señala.

El Espectador

Más notas sobre el tema