Coyuntura político-electoral en Paraguay a siete meses de las presidenciales – Por Celag

691

Coyuntura político-electoral en Paraguay a pocos meses de las presidenciales

  • El 30 de abril de 2023 se celebran elecciones presidenciales y departamentales en Paraguay. Conforme a la legislación electoral paraguaya se celebrará una única vuelta electoral en la que el ganador de la elección presidencial será el candidato que obtenga el mayor número de votos.
  • Los binomios presidenciales (presidente/vicepresidente) de aquellas candidaturas que así lo decidan serán definidos el 18 de diciembre en unas internas que serán simultáneas, pero no obligatorias. Las dos principales candidaturas ‒partido Colorado y Concertación‒ optaron por esta fórmula y decidirán sus candidatos en las primarias del 18 de diciembre. En el caso del partido Colorado, las primarias se celebrarán con su propio censo de militantes, mientras que la Concertación, por primera vez en la historia electoral paraguaya, las celebrará con el padrón oficial nacional.
  • El 31 de agosto se cerró el plazo para inscribir las alternativas en dichas primarias internas. Las principales candidaturas en liza son las siguientes:
    • Concertación por un Nuevo Paraguay. Es una plataforma electoral multipartidaria entre 23 partidos y 2 movimientos nucleados fundamentalmente por su oposición a la Asociación Nacional Republicana (ANR). Es un espacio transversal en el que concurren desde sectores de izquierda del Frente Guasú hasta la extrema derecha de Patria Querida. El espacio está liderado por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y fue originalmente impulsado por Efraín Alegre con el apoyo de Fernando Lugo.  En este espacio concurren los siguientes binomios a las internas:
      • Efraín Alegre (presidente del PLRA) y Soledad Núñez (Movimiento Despertar): son los candidatos favoritos.
      • El segundo binomio en importancia es el del gobernador de Cordillera y vicepresidente del PLRA, Hugo Fleitas. Fleitas es apoyado en estas internas por el poderoso senador Blas Llano.
      • Por su parte, y prácticamente sin opciones, Sebastián Villarejo y Patricia Dos Santos postulan por el ultraderechista partido Patria Querida y Hugo Portillo con Miguel Germán Carvallo por el humanista Partido Demócrata Cristiano.
      • Finalmente, hay anotar que el Frente Guasú (la agrupación de izquierda paraguaya) no presenta binomio en las primarias. La designación de Soledad Núñez como dupla de Alegre en plena crisis de liderazgo del Frente ‒debido a la ausencia por enfermedad del expresidente Fernando Lugo, su principal referente político y electoral‒ provocó una fractura que aún está lejos de resolverse. Así, por un lado, Esperanza Martínez, su excandidata presidencial, ha renunciado a presentarse y se mantendrá dentro de la Concertación en el rol simbólico de presidenta del espacio. Por su parte, otros actores relevantes del FG como el senador Sixto Pereira o Jorge Querey, han optado por unirse a la candidatura de Euclides Acevedo (ver más adelante). Finalmente, dado que la Concertación no se extiende a las elecciones legislativas, muchos activos del FG estarían ya optando por poner sus mejores esfuerzos en esta elección en lugar de en la presidencial.
    • Asociación Nacional Republicana (partido colorado).  A la interna de la ANR se han presentado los siguientes binomios presidenciales:
      • Por el movimiento Honor Colorado, del todopoderoso expresidente Horacio Cartes (con el que mantiene una cruenta disputa el también colorado presidente Mario Abdo) se postula el exministro de Hacienda Santiago Peña junto con el diputado Pedro Alliana. Constituyen la dupla con mayor respaldo en las encuestas. No obstante, el reciente informe del Congreso de EE. UU. que señala los vínculos de Cartes con el crimen organizado podrían lastrar su candidatura.
      • Por otro lado, la corriente Fuerza Republicana, con el respaldo del presidente Abdo, presentó como su binomio a Arnoldo Wiens (exministro de Obras Públicas) y a Juan Manuel Brunetti (ministro de Educación). Wiens se ha convertido en la última apuesta de Abdo tras la precipitada renuncia del exvicepresidente Hugo Velásquez, señalado por la Embajada de Estados Unidos como “significativamente corrupto”.
    • Al margen de las estructuras partidarias se lanza Euclides Acevedo, canciller de Mario Abdo hasta abril de este año, que participa en la elección de la mano de Jorge Querey (FG) con apoyo de importantes sectores del FG como el de Sixto Pereira. Acevedo es un viejo conocido de la política paraguaya. Activista contra la dictadura de Stroessner, lo mismo dice querer continuar la obra de Fernando Lugo y es exministro de Interior y canciller del colorado Mario Abdo. Acevedo entraría en el canon de los políticos socialcristianos como un personaje sui géneris y de difícil encuadre (siguiendo la estela de fenómenos similares como Rodolfo Hernández en Colombia).
  • En un país con escasa tradición demoscópica y números muy cambiantes que aún no han integrado los efectos de la caída de Velásquez, el señalamiento de Cartes, la enfermedad de Lugo o la presentación del binomio Alegre-Núñez, los últimos sondeos apuntarían a un duelo entre Santiago Peña y Efraín Alegre, con un Euclides Acevedo aún rezagado respecto a ambos.

CELAG

Más notas sobre el tema