Entrevista a Leonor Zalabata Torres, primera mujer indígena en representar a Colombia ante la ONU

1.095

El Pueblo Arhuaco llega a representar a Colombia ante la ONU en cabeza de una mujer, Leonor Zalabata

Por Carolina Valencia Bernal*, especial para NODAL

Leonor Zalabata Torres, odontóloga de profesión, lideresa indígena Arhuaca, defensora indígena de los derechos de las mujeres y la naturaleza, es la primera mujer indígena en representar a Colombia ante la ONU.  En la cultura arhuaca, Guneywya es su nombre original. Lleva cuatro décadas dedicada a transmitir el mensaje de los “mamos” o hermanos mayores, quienes son las autoridades del pueblo Arhuaco en la Sierra Nevada de Santa Marta, mediante la promoción, defensa y protección de la naturaleza y los territorios sagrados.

Desde los años 80 ha transitado el camino de lideresa, aportando a procesos de reivindicación del territorio, las tradiciones Ikun, la lengua, y la educación propia, prohibida durante mucho tiempo por actores religiosos y políticos con intereses económicos comunes, contrarios a la vida tradicional de su cultura. Ha sido vocera, fundadora, comisionada y delegada en procesos intersectoriales y de cooperación, visibilizando la urgencia de articular política y economía a las causas ambientales y sociales de Colombia y el mundo. Ha participado en la consolidación del Resguardo Indígena Arhuaco como Reserva en 1984; en las Mesas Municipales para la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 y en la Comisión de Territorios Indígenas de Colombia en 1996. Junto a otras organizaciones indígenas lideró acciones de mediación entre guerrillas y paramilitares, entre los años 2000 y 2005, y participó en los diálogos de paz en La Habana en 2016 para contribuir a la finalización del conflicto.  Por su desempeño en pro de los Derechos Humanos y su fortaleza y valentía en la reivindicación de los pueblos originarios ha sido merecedora de grandes premios, tanto a nivel nacional como internacional.

-¿Por qué las acciones de las mujeres son clave en el tema de los derechos medioambientales?

Las mujeres somos clave en el desarrollo de todas las acciones de los pueblos indígenas y no indígenas, porque cumplimos una misión que permite realmente mantener esa integridad cultural que se tiene en los pueblos con el fin de equilibrar nuestras misiones de vida, con los niños, con las mujeres, con los hombres y con la naturaleza. Y esa misión que cumplimos las mujeres es muy propia para la vida de cualquier pueblo indígena.

-¿Cómo han sido estos primeros días después de su designación, cómo ha sentido la aceptación de los distritos grupos políticos del país?

La designación mía es algo que no estaba dentro de mis aspiraciones, ni dentro de mis planes, no lo tenía previsto; simplemente fue un acto que nosotros apreciamos, recogimos desde la opinión de muchas personas de la comunidad, en donde vimos que era importante ocupar este cargo que ofrecía el presidente Gustavo Petro y que era necesario para los pueblos indígenas aceptar una destinación como esta, con el fin de tener espacios que permitan mejorar, ayudar a los pueblos indígenas y también al  país. Ha sido un cambio, no tan radical, porque aún no estoy administrando; pero creo que, en las relaciones administrativas, en las relaciones sociales y en las relaciones políticas, ha tenido mucha aceptación de muchos colombianos.

Ha sido una designación que el país no ha tenido que objetarla y creo que tampoco los pueblos indígenas y menos los “Mamos Arhuacos” que son las autoridades de nuestro pueblo; por el contrario han estado agradecidos con el presidente, con el país y la buena aceptación que se ha hecho a través de los colombianos que se han manifestado.

-¿Cómo tiene pensado ejecutar la política de promoción y defensa de Colombia y dar seguimiento al plan de acción de los demás países sobre la política exterior de nuestro país y todo lo que ello implica?

Siendo Naciones Unidas un organismo de los asuntos multilaterales, que se manejan desde la embajada, creo que lo principal es la articulación de las políticas internacionales que debemos tener como país, como colombianos, frente a los diferentes organismos con los que mantenemos una relación bilateral o multilateral; eso juega un papel importante en lo que buscamos para este país, que es la paz, las garantías ambientales y la justicia social que muy bien ha orientado el presidente Petro.

Eso es necesario para Colombia y jamás estaríamos por fuera del direccionamiento político que el actual presidente ha enfocado. Por un lado, nuestras políticas no pueden ser ajenas a las políticas que están establecidas, que se vienen desarrollando en los diferentes acuerdos multilaterales o bilaterales que para Colombia son pilares para ayudar a mejorar las condiciones que tenemos, y creo que, por otro lado, no podemos tampoco abandonar una historia que es muy importante en la cooperación internacional, y en el relacionamiento político con otros Estados con los que tenemos afinidad; realmente me imagino que se mantienen conversaciones que son importantes para la paz de este país. No estará por fuera de esos ejes mi actividad dentro de la embajada.

-¿Ha recibido alguna recomendación del Canciller Álvaro Leyva en ese sentido o del presidente Petro?

Desde que me hicieron la designación, hemos tenido contacto. Pero para nada ellos me han dado instrucciones más allá de poder legalizar la designación, cómo va a ser la posesión en la embajada; en estos asuntos lo único que me ha dado siempre es todo el apoyo necesario, lo que considere que se necesite para producir un cambio o para entender cualquier administración, porque yo no soy de carrera diplomática, sin embargo, he tenido el suficiente apoyo del canciller, del presidente y, por supuesto, del embajador en Estados Unidos, Luís Guillermo Murillo (hombre de la comunidad afro en Colombia, ex ministro de ambiente del gobierno de Juan Manuel Santos y ex formula vicepresidencial del ex candidato Sergio Fajardo).  Yo creo que eso nos conduce a pensar en un país con unas políticas internacionales concretas, contundentes, que nos ayuden a salir de las situaciones que tenemos y que es liderado por el presidente de la república.

-¿Su gestión estaría enfocada, en los Acuerdos de Paz y en qué otros temas importantes del país, por ejemplo, los llamados cultivos ilícitos, la equidad y derechos de la mujer, la renta básica, la medicina ancestral que está ya incluida en la Constitución, la defensa de los territorios?

Yo creo que los acuerdos, los asuntos multilaterales, la cooperación internacional, los intereses de Naciones Unidas por el bien común, por derechos fundamentales como un ambiente sano, que tienen que ver mucho con lo que Colombia aporta y puede seguir aportándole al mundo y a la humanidad; esos asuntos que tienen que ver con los Derechos Humanos de los colombianos, de los pueblos indígenas, de los movimientos sociales, afro, rom, urbanos, yo creo que juegan un papel importante ante el mundo.

La comunidad internacional ha hecho gestos muy importantes, como por ejemplo los acuerdos para la paz, los diálogos que se perfilan en muchas ocasiones; la comunidad internacional ha sido un valor importante para que las administraciones de gobierno hayan podido, en algunos casos, tener éxitos, y en otros casos lo intentaron, no lo lograron, pero yo creo que en este caso, en el Consejo de Seguridad que viene apoyando la Misión de Verificación en Colombia para los Acuerdos de Paz es un tema fundamental para continuar mirando este aspecto.

Las políticas de drogas y de narcotráfico son  temas que competen realmente al direccionamiento del presidente de la república, de nuestro canciller, y que bajo ese diseño de políticas, estaremos siempre apoyando, siempre intentando que podamos tener el mejor diálogo con todas las partes para poder orientar la política del presidente Petro; y ese diálogo en las políticas internacionales, pensaría yo, que deben ser unificadas y tener una sola política internacional y es competencia del presidente de la república.

-¿Cuál es el mensaje que llevará a la ONU sobre Colombia, su diversidad étnica, multicultural y biodiversa en consonancia con los desafíos o retos del Tercer Milenio?

Naciones Unidas hace muchas décadas, viene planteando los desarrollos del Milenio o los objetivos que se nos han planteado y yo creo que estos asuntos siguen siendo relevantes; no solamente el tema de la paz como tal, sino el cuidado de la naturaleza y la conservación de la tierra, eso es fundamental para el aire que respiramos, para el agua que necesitamos, para el equilibro ecológico que tenemos entre lo humano, lo silvestre y también la fauna y la flora; es en esa articulación como nosotros vamos a lograr, primero, traer vida sobre la tierra, y segundo, eso nos conduce al respeto para la paz entre los humanos, que nosotros tenemos que proyectar desde este país; porque Colombia no solamente tiene situaciones críticas, Colombia también tiene valores importantes que con ellos tenemos que seguir adelante, por un país que necesita cambiar, y cambiar también tiene que ver con mostrar esos valores y otros geográficos como los que tenemos, pueden ser desde la naturaleza de sus ecosistemas, hasta la diferencia de las culturas que tenemos en este país reconocidas por la Constitución del 91, en donde no somos un país monocultural, somo un país pluricultural y eso es una riqueza para la humanidad.

Nosotros los indígenas hablamos 64 idiomas, más los idiomas que hablan los palenqueros, más los raizales, más el castellano; entonces nosotros no podemos estar de espalda a esos valores que tenemos en Colombia, cuando podemos trabajar a nivel del mundo, a nivel de los organismos tan importantes como la ONU, entonces, creo que mi misión nunca estará por fuera de esos propósitos que tenemos, y creo que aprenderé mucho también en la embajada para saber qué tipo de ciudadanos somos ante el mundo.

-Usted acaba de mencionar la Constitución Política del 91, y a propósito de eso, en Chile se votó un plebiscito para aprobar o no la propuesta de una nueva Constitución para cambiar la que fue redactada en la época de Pinochet; el resultado fue no aprobada por el pueblo chileno. ¿Qué opinión tiene usted sobre lo que pasó ayer en Chile?

Siempre respetuosa del pueblo chileno, creo que ésta fue una de las cuestiones que me hizo realmente pensar y recordar cuando llevamos a plebiscito los Acuerdos de Paz en Colombia, que también se  perdieron, se le dijo ¡No¡ a la paz, es algo que uno no entiende y que uno se queda absorto realmente, de que siendo necesidades propias de un territorio y de un pueblo, de una comunidad, nos neguemos a la posibilidad de mejorar, a la posibilidad de enfocar cambios que nos permitan realmente conseguir un mejor bienestar para todos. Y siendo muy respetuosos de toda las decisiones que toman países hermanos, yo creo que no podemos sino extrañar realmente que esta constituyente de muy buena proyección política no hubiera sido aprobada, cuestión que respeto profundamente, pero consideramos que a la altura de este tiempo, todos los sistemas administrativos, quizás tengamos que cambiar y hacer cambios más profundos. Entonces creo que es una oportunidad muy importante que quizás se pierde en este momento y que consideraría que lo van a recuperar y lo van a tener en cuenta a futuro, porque es importante que lo proyecten.

-¿Está usted de acuerdo en que Colombia haya firmado a favor de Suspender a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por lo que ha sucedido en Ucrania, y qué mensaje trae usted de los pueblos originarios para la humanidad con respecto a la paz?

Todo lo que conduzca a pacificar el mundo, lo que conduzca a pacificar nuestros pueblos y nuestra humanidad, yo creo que es una aspiración de cualquier persona en cualquier espacio que se encuentre; pero quienes son los que deben definir cuestiones como estas de paz, de guerra, esas son competencias, como en este caso, del presidente de la República de Colombia. Pienso que nuestro Canciller Álvaro Leyva, considero yo que toma las mejores decisiones, que debemos respetarlas y creo que son muy claras, que tendremos el derecho de conocer mejor. Pero si considero que es competencia del presidente de la república estas decisiones, y siguen siendo fundamentales.

– ¿Qué mensaje les deja a las mujeres que luchan cada día por el respeto y la dignidad de sus derechos sociales, políticos, económicos, de igualdad y paridad?

Creo que el mensaje que podemos transmitir las mujeres indígenas al mundo es la importancia que tenemos los pueblos indígenas, no solamente las mujeres, sino los hombres, los niños, las culturas ancestrales milenarias que hoy tenemos, como son nuestras lenguas, como son muestras costumbres, eso enriquece la humanidad. Y está comprobado que nuestras culturas, siendo prácticas ancestrales, hoy son modernas porque permanecen en el tiempo; y yo creo que esas condiciones que tenemos las mujeres permiten realmente aportarle a la humanidad, esa distinción de ser mujeres, esa distinción de ser hombres o esa distinción de ser o escoger otra forma, son maneras de mirar el mundo y formas en las que se valora y piensa cada uno.

Por lo tanto, mi mensaje hoy es que la participación social, política, económica, cultural de nosotras, las mujeres, es importante para la humanidad; quiero dejar este mensaje como indígena, y para los que no son indígenas también.

*Periodista Colombiana

 

Más notas sobre el tema