Uruguay: democracia, un término de moda – Por Gabriela Cultelli

365

Uruguay: democracia, un término de moda

Gabriela Cultelli

“El 18,6% de los jóvenes de 15 a 24 años de la región no estudian ni están ocupados, porcentaje que alcanza 26,1% entre las mujeres. Los principales motivos son el trabajo de cuidados no remunerados en el hogar, en el caso de las mujeres, y el desempleo o la búsqueda de trabajo por primera vez, entre los hombres.” CEPAL

El Empleo [i]

Para julio del 2022 la tasa de actividad en Uruguay era de casi un 70% para los varones y para las mujeres no llegaba al 55%, o sea más de una quinta parte menos. Al mismo tiempo la tasa de empleo no llega al 50% en las mujeres, mientras en los varones supera el 64% y la de desempleo es de un 9,1% en mujeres y de 7,2% en varones.

El Porcentaje de empleo no registrado es levemente mayor en los hombres (21.6) que en las mujeres (20,1), sin embargo, cuando observamos el subempleo, la variable vuelve a mostrar peor desempeño femenino (10.1 contra 7,2 masculino). A ello se suma una discriminación racial marcada, pues mientras la tasa de actividad y la tasa de empleo es mayor en afrodescendientes, también lo es la tasa de desempleo (12.1), siendo esta parte de nuestra población la que marca realmente la diferencia, pues la tasa de desempleo en población blanca es de 7.6.

Lo mismo sucede con el empleo de peor calidad, pues los y los no registrados afrodescendientes tienen un 26.5% de población no registrada, mientras que las y los trabajadores blancos solo un 20%, siendo el porcentaje de desempleo de un 13% y un 8% respectivamente. Súmese la relación del nivel de escolaridad y el empleo, dónde las personas con ciclo básico incompleto o menos superan el 10% en la tasa de desempleo mientras que las que poseen nivel terciario solo alcanzan el 1.6%, y tendremos una foto de cómo la sociedad se reproduce a si misma en sus estratos, sectores y clases sociales.

Los Ingresos [ii]

El ingreso medio de los hogares continuó bajando entre el primer y segundo trimestre 2022, en esta oportunidad un 1,9%, baja que se diera en Montevideo, y en esta oportunidad no afectara el interior del país.

Las imágenes son claras en cuanto a la distribución de la pobreza por departamento y por zona en el caso de Montevideo, toda una segmentación social georreferenciada. Son datos del segundo semestre del 2021 disponibles en el INE.

Para el total del País la incidencia de la pobreza en hombres fue de 5.3%, al tiempo que en Montevideo fue de 7.3% y en el interior de 4%. En mujeres la situación se agrava: 9.5% en total, 12.3% en Montevideo y 7,5% en el interior. Si observamos el dato por ascendencia étnico racial es el doble en la población afrodescendiente (20.5%) que en la población blanca (9,6%).

Es difícil hablar de democracia cuando estas y otras brechas se ahondan, pero en fin, parece que el término, igual está de moda.

Mate Amargo

Más notas sobre el tema