Bolivia | Según la Fiscalía, dos mujeres son asesinadas cada semana

964

Isela, madre de dos niños; Viviana, embarazada de seis meses; Rosa, cuyo cuerpo fue encontrado enterrado a metros de su casa, son tres de las 69 mujeres que fueron asesinadas en el país hasta septiembre de este año, la mayoría por sus parejas.

En nueve meses, 69 mujeres sin vida a consecuencia de la violencia, lo que implica una media de dos asesinatos por semana, de acuerdo con las cifras del Ministerio Público, presentadas este martes.

“A la fecha, del 30 de septiembre, se han producido 69 hechos de feminicidio, resaltando que en septiembre se han producido siete de estos hechos”, informó el director de la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Vida y la Integridad Personal, Sergio Fajardo.

El dato es menor al registrado en el mismo periodo de 2021, cuando para septiembre ya se habían reportado 86 casos. No obstante, el problema de la violencia contra la mujer es algo que preocupa.

La información de la Fiscalía señala que en su mayoría los autores son los convivientes de las víctimas, que cometieron 21 de los casos; 16 mujeres murieron a manos de su enamorado; en 10 casos no se identificó ninguna relación; en seis, el exconviviente; sin determinar, siete; en cuatro, el esposo; en tres, el exenamorado; en uno, la sobrina, y en uno, el padrastro.

“El 84,06 por ciento de estos casos se encuentran con el responsable o presunto autor cumpliendo la medida extrema de la detención preventiva”. Sobre las causas de la muerte, el Ministerio Público detalló que 27 mujeres fueron asesinadas mediante asfixia; 19 por golpes o traumas; 18 por arma blanca; una por arma de fuego; una por intoxicación por sustancia; y tres, por otros.“

Respecto al estado del proceso por casos de feminicidio, el Ministerio Público realiza la investigación y a la fecha existen 18 sentencias, 35 en etapa preparatoria, 11 en etapa preliminar, 4 con acusación formal y 1 con extinción de la acción, informó la Fiscalía.

Hoy las familias de Isela, Rosa y Viviana tratan de aprender a vivir sin ellas en medio del dolor inexplicable de su partida abrupta, así como sucede con las 69 víctimas de feminicidio del país; la violencia deja así huérfanos, padres sin hijas y hogares destrozados.

La Razón

Más notas sobre el tema