Ecuador | Asesinan a una activista ambiental en Molleturo

1.329

Papá de Alba Bermeo, la ambientalista asesinada, dice que unos sujetos querían que a la grúa de la familia se cargara material pétreo con oro: “En Molleturo las bandas hacen de las suyas”

Abatido por el dolor, por la temprana muerte de su hija Alba Katherine Bermeo Puin, está Raúl Bermeo.

El progenitor narró lo que sabe de los hechos, ocurridos en Molleturo, la madrugada del pasado sábado 22 de octubre de 2022, para la W Radio.

Bermeo dijo que sus hijos, Alba y Pablo, venían de Guayaquil, de ofrecer un servicio de grúa, que sirve de sustento a la familia. En casa estimaban que llegarían a las 02:00.

“Bandas hacen de las suyas en Molleturo”

El progenitor señaló que “bandas delincuenciales hacen de las suyas en Molleturo, no respetan nada y no miran la vida de nadie, dan muertes sin pensar”.

Alba era defensora de la naturaleza. El próximo 3 de noviembre iba a cumplir 25 años y esperaba a su hijito.

“Ya tenía cinco meses… aquí no hay solo una muerte”, recordó el hombre.

Organizaciones ambientalistas, en comunicado, señalaron a “personas involucradas en actividades mineras” como las supuestas responsables de esta muerte violenta.

Qué pasó con Alba Bermeo

La grúa, según el padre de la defensora ambiental, venía vacía y, al pasar por el sector Tamarindo, Alba y su hermano se encuentran con “unos señores que son de Cochapamba, que se llevaban material pétreo que contiene el oro, estos son perseguidos por otros señores que está en pie en Yumate”.

A los dos grupos, Bermeo los califica de “bandas delincuenciales”.

“Valiéndose de otro señor, les llegaron a mis hijos para obligarlos a que le carguen el vehículo, pero eran más de 5 toneladas de material pétreo y la grúa no da esa capacidad. Fueron rechazados por mis hijos. Mi hija. en general, rechazaba la minería ilegal y la legal.

Narró que los dueños del furgón blanco y azul se descuidaron y comenzaron a hablar con la Policía Nacional.

“En eso, otros dos señores cogen esa unidad y se dan a la fuga con rumbo a Molleturo y la Policía se queda mirando.

Mis hijos salen atrás, suben unos 50 kilómetros y en el kilómetro 66 les dispararon. Uno solo impacta en la grúa y mi hija lo coge en la caja torácica. Mi bebé (Alba) falleció en el sitio”.

El progenitor de la víctima, por lo que cuenta su hijo, dijo que quienes atacaron “o estaban escondidos en la maleza o entre un poste”.

“Mi hijo cree que el arma pudo tener silenciador, porque no hubo estruendo. Piensa también que por el ruido de la velocidad tampoco escuchara el balazo. Solo oyó el impacto en el parabrisas y vio a su hermana herida”.

“Ninguna autoridad nos ayudó”

“Ñaño, me duele; ñaño no puedo respirar”, le manifestó Alba a su hermano. Unos 3 minutos después de recibir el balazo, murió.

La peor llamada recibida por Raúl Bermeo se la hizo el hijo para decirle: “Papá, mataron a mi ñaña”.

La desesperación se apoderó de la familia. “Llamamos al ECU 911 para pedir ayuda y mejor no hubiéramos llamado porque no llegaron”.

“Luego, yo me fui al centro de Molleturo para pedir ayuda a la Policía pero no querían acompañarme ya que tenían miedo que les fueran a hacer daño. De qué seguridad estamos hablando en el Azuay. Si ellos tienen miedo, para dónde vamos. Ninguna autoridad nos ayudó”, denunció.

Según Bermeo, la Policía llegó a las 04:00 y la fiscal de turno contestó el teléfono después de las 07:00.

Raúl Bermeo a la emisora agregó: “Desde el día sábado, ninguna autoridad se ha acercado a ver qué sucedió ni en Molleturo ni en Cuenca y es por eso que quiero denunciar para que no se quede en la impunidad el asesinato en mi hija”.

Que Noticias


Familia pide justicia por el asesinato de Alba Bermeo en Molleturo

Por Fabián Orellana

Familiares piden justicia por el asesinato de Alba Katerine Bermeo Puín, de 24 años, quien recibió un disparo, en horas de la madrugada del último sábado 22 de octubre, en el sector San Pedro de Yumate, perteneciente a la parroquia Molleturo. La mujer estaba embarazada y era candidata a la Junta Parroquial de Molleturo.

Raúl Bermeo, padre de la víctima, señala que su hija fue víctima de la rivalidad de grupos mineros. Ahora, la familia afronta el luto.

De acuerdo con relatos de familiares, aquel día, la mujer viajaba en una grúa, pues su familia se dedica a brindar el servicio de grúas y ella acompañó como copiloto a su hermano (conductor) para llevar un vehículo hacia la Costa. En el trayecto de Guayaquil hacia Molleturo la grúa fue interceptada por otro vehículo y desconocidos les solicitaron que remolquen un camión que estaba cargado con material aurífero (tierra extraída de las minas de oro). Los ocupantes de la grúa no aceptaron y algunos kilómetros después fueron interceptados por desconocidos y recibieron disparos. La mujer resultó con una herida en el tórax y la bala afectó órganos vitales.

El autor del crimen se dio a la fuga. Paramédicos acudieron para atender a la víctima pero únicamente confirmaron el deceso. La Policía Nacional cumplió con el levantamiento y el cuerpo fue trasladado al Centro Forense de Cuenca para las pericias.

La Fiscalía del Azuay señala que el caso entró a proceso de investigación.

El Mercurio


¿Quién era Alba Bermeo? Tenía 5 meses de embarazo y la asesinaron en Molleturo, activistas del ambiente apuntan a conflictos mineros en esta zona del Azuay

De un balazo en el pecho, recibido la madrugada del sábado 22 de octubre de 2022, asesinaron a Alba Bermeo, defensora de la naturaleza, en Molleturo, parroquia del Azuay.

El crimen ha sacudido a las organizaciones ambientalistas y a activistas de derechos humanos del Ecuador que exigen justicia.

Además, señalan, en comunicado, a “personas involucradas en actividades mineras” como las supuestas responsables de esta muerte violenta.

La activista ambiental tenía cinco meses de embarazo. El asesinato ocurrió frente a su hermano.

Alba Bermeo Puín, de 24 años, era candidata al GAD de Molleturo, indican organizaciones partidistas en redes sociales al lamentar el asesinato.

Los ambientalistas señalan que este es el tercer ataque contra moradores de Molleturo, en menos de un mes.

De un balazo en el pecho, recibido la madrugada del sábado 22 de octubre de 2022, asesinaron a Alba Bermeo, defensora de la naturaleza, en Molleturo, parroquia del Azuay.

El crimen ha sacudido a las organizaciones ambientalistas y a activistas de derechos humanos del Ecuador que exigen justicia.

Además, señalan, en comunicado, a “personas involucradas en actividades mineras” como las supuestas responsables de esta muerte violenta.

La activista ambiental tenía cinco meses de embarazo. El asesinato ocurrió frente a su hermano.

Alba Bermeo Puín, de 24 años, era candidata al GAD de Molleturo, indican organizaciones partidistas en redes sociales al lamentar el asesinato.

Los ambientalistas señalan que este es el tercer ataque contra moradores de Molleturo, en menos de un mes.

Qué pasó con Alba en Molleturo

Mediante denuncia pública sobre lo ocurrido las organizaciones exponen que a las 22:00 del viernes 21 de octubre, personas de la comunidad de Cochapamba y del cantón Ponce Enríquez se dirigieron con 2 furgones hacia una concesión minera para sacar material aurífero.

Dicen que cargaron un camión y llegaron al punto Tamarindo, vía Naranjal-Cuenca, hacia la medianoche.

Allí los requisó la Policía que halló el material aurífero, por lo que se procedió a detener el vehículo.

En ese momento, “llegan personas de la comunidad y exigen que se regrese el material a Molleturo y que el camión y el material deben ser verificados, se argumentó”.

Por lo tanto, “aplicando una decisión colectiva, discutida y que busca la resolución del conflicto, llevaron el camión en dirección a Molleturo”.

A decir de los ambientalistas, Alba regresaba de un viaje con su hermano, en su grúa, y se encontraron en el control Tamarindo. Venían detrás del camión.

A unos 100 metros del ingreso de la vía Cochapamba del medio de la carretera salieron personas “irreconocibles” que dispararon directamente a la grúa impactando en el pecho de la defensora.

De un balazo en el pecho, recibido la madrugada del sábado 22 de octubre de 2022, asesinaron a Alba Bermeo, defensora de la naturaleza, en Molleturo, parroquia del Azuay.

El crimen ha sacudido a las organizaciones ambientalistas y a activistas de derechos humanos del Ecuador que exigen justicia.

Además, señalan, en comunicado, a “personas involucradas en actividades mineras” como las supuestas responsables de esta muerte violenta.

La activista ambiental tenía cinco meses de embarazo. El asesinato ocurrió frente a su hermano.

Alba Bermeo Puín, de 24 años, era candidata al GAD de Molleturo, indican organizaciones partidistas en redes sociales al lamentar el asesinato.

Los ambientalistas señalan que este es el tercer ataque contra moradores de Molleturo, en menos de un mes.

Qué pasó con Alba en Molleturo

Mediante denuncia pública sobre lo ocurrido las organizaciones exponen que a las 22:00 del viernes 21 de octubre, personas de la comunidad de Cochapamba y del cantón Ponce Enríquez se dirigieron con 2 furgones hacia una concesión minera para sacar material aurífero.

Dicen que cargaron un camión y llegaron al punto Tamarindo, vía Naranjal-Cuenca, hacia la medianoche.

Allí los requisó la Policía que halló el material aurífero, por lo que se procedió a detener el vehículo.

En ese momento, “llegan personas de la comunidad y exigen que se regrese el material a Molleturo y que el camión y el material deben ser verificados, se argumentó”.

Por lo tanto, “aplicando una decisión colectiva, discutida y que busca la resolución del conflicto, llevaron el camión en dirección a Molleturo”.

A decir de los ambientalistas, Alba regresaba de un viaje con su hermano, en su grúa, y se encontraron en el control Tamarindo. Venían detrás del camión.

A unos 100 metros del ingreso de la vía Cochapamba del medio de la carretera salieron personas “irreconocibles” que dispararon directamente a la grúa impactando en el pecho de la defensora.

“Señor presidente, ponga mano dura a esto”, pariente de Alba Bermeo

Juan Puin, familiar de la víctima, dijo a Crónica Cuenca: “Le quitaron la vida a una mujer, de 24 años, que tenía todo por delante.

Le truncaron la vida en el camino. Venía de Guayaquil. (…) Pido a las autoridades, en general, al señor Presidente, ya ponga mano dura a esto.

Estamos en un país de nadie, estamos deshechos, no tenemos autoridades, no tenemos quien nos proteja, la delincuencia está al pie de nosotros”.
Ataques en un mes

El comunicado de los defensores ambientalistas agrega que este es el tercer ataque con armas de fuego contra moradores y viviendas de Molleturo, “en resistencia frente a la minería ilegal (y legal)”, en menos de un mes.

Indican que el pasado 1 de octubre, otra defensora fue atacada en su casa. La acompañaba su menor hijo.

La denuncia pública añade que los eventos han sido denunciados públicamente y ante a las autoridades competentes.

A la semana siguiente, en una pierna resultó herida otra defensora.

El comunicado asevera que pese “a los gravísimos hechos” del 1 y 8 de este mes, “ni la Gobernación del Azuay, ni la Policía, ni la Fiscalia, han tomado medidas para brindar protección a las personas defensoras de la naturaleza en Molleturo como tampoco para impedir actividades de minería ilegal (…)”.

Que Noticias

Más notas sobre el tema