EEUU anuncia nuevas sanciones contra el gobierno

Foto: Jairo Cajina
756

EEUU prohíbe la entrada a 500 personas vinculadas al régimen de Nicaragua

Estados Unidos prohibió la entrada de 500 personas vinculadas al Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua por “socavar las instituciones democráticas” del país centroamericano, anunció este lunes el secretario de Estado, Antony Blinken.

Entre los sancionados hay miembros de las fuerzas de seguridad nicaragüenses -incluida la Policía Nacional-, funcionarios de prisiones, jueces, fiscales, trabajadores de la educación y otras personas que participan en la “represión y corrupción del régimen”, así como sus familiares, afirmó el titular de Exteriores sin detallar sus identidades.

“Ningún miembro del Gobierno de Nicaragua ni nadie que facilite los abusos del régimen debe pensar que puede viajar libremente a Estados Unidos”, añadió Blinken en un comunicado.

El bloqueo de visados para estas 500 personas se basa en una orden presidencial que “suspende la entrada a Estados Unidos a miembros del Gobierno de Nicaragua y a otras personas que se beneficien del debilitamiento de las instituciones democráticas” de Nicaragua.

Este anuncio llega después de que el Departamento del Tesoro anunciara este mismo lunes el bloqueo de los activos y transacciones en Estados Unidos de la Dirección General de Minas del Gobierno de Nicaragua y a Lenín Cerna, asesor del presidente Ortega.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó además hoy una nueva orden ejecutiva que permite a su Gobierno expandir las sanciones contra el Gobierno de Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

El jefe del Departamento de Estado, Antony Blinken afirmó que se tomaron estas medidas porque “el régimen ha acelerado este año las acciones para dejar sin espacio a la sociedad civil, incrementar la cooperación en seguridad con Rusia y silenciar a las voces independientes”.

“Estados Unidos, junto con sus aliados, cree que es esencial el regreso a la democracia y el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en Nicaragua”, dijo el secretario de Estado.

Por ello, EE.UU. usará “las herramientas diplomáticas y económicas esenciales para promover la rendición de cuentas del régimen de Ortega y Murillo” y lograr “la liberación inmediata” de los presos políticos, añadió.

La Dirección General de Minas, adscrita al Ministerio de Energía y Minas de Nicaragua, ha sido utilizada por el Gobierno de Ortega para gestionar el sector minero burlando las sanciones que Washington impuso en junio pasado a la compañía estatal Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas).

El Tesoro estadounidense acusa a las autoridades nicaragüenses de utilizar las ganancias de la producción y venta de oro para “oprimir al pueblo nicaragüense” e incluso “apoyar la invasión de Ucrania lanzada por Rusia”.

Por su parte, Cerna es considerado “un confidente cercano” de Ortega, involucrado en numerosos casos de asesinatos y de torturas cuando fue jefe de Seguridad del Estado en la década de 1980, aseguró el Tesoro.

100% Noticias


EE. UU. oficializa sanciones a la industria del oro en Nicaragua y amenaza a otros productos de exportación

Además de anunciar sanciones para nuevos funcionarios del régimen de Daniel Ortega, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos oficializó este lunes restricciones en la industria del oro de Nicaragua y advirtió que las mismas podrían extenderse a nuevos sectores, en una nueva ofensiva para presionar al régimen de Daniel Ortega, que ha arreciado sus ataques a los derechos humanos.

El Departamento del Tesoro informó que el presidente Joe Biden firmó un decreto ejecutivo para dar al Tesoro el poder de sancionar “a ciertas personas que operan o han operado en el sector aurífero de la economía nicaragüense, y cualquier otro sector identificado por el secretario de Hacienda en consulta con el secretario de Estado”.

La ampliación de las facultades al Tesoro da más poder “para prohibir nuevas inversiones estadounidenses en ciertos sectores identificados en Nicaragua, la importación de ciertos productos de origen nicaragüense a los Estados Unidos, o la exportación, desde los Estados Unidos, o por una persona de los Estados Unidos, dondequiera que se encuentren, de ciertos artículos a Nicaragua”.

“Los continuos ataques del régimen de Ortega-Murillo contra actores democráticos y miembros de la sociedad civil y la detención injusta de presos políticos demuestran que el régimen siente que no está obligado por el Estado de derecho”, dijo el subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian. E. Nelson.

“Con la nueva Orden Ejecutiva del presidente Biden, podemos y utilizaremos todas las herramientas a nuestra disposición para negarle al régimen de Ortega-Murillo los recursos que necesita para seguir socavando las instituciones democráticas en Nicaragua”, declaró.

Según datos del Banco Central de Nicaragua, en el 2021 los ingresos por exportaciones mineras, principalmente oro en bruto, sumaron 892 millones de dólares, que comparado con el 2007, cuando llegó Ortega al poder, hay un enorme salto: 66.1 millones eran los ingresos.

Todo el aparato estatal minero

Y para evitar que el régimen de Ortega siga esquivando las sanciones a través de terceras persona o entidades, Estados Unidos anunció que la Dirección General de Minas del Ministerio de Energía y Minas de Nicaragua quedaba sancionada

“Desde la designación de Empresas Nicaragüenses de Minas (Eniminas) en junio de 2022, DGM ha gestionado la mayoría de las operaciones mineras en Nicaragua en nombre del Gobierno de Nicaragua. Como tal, DGM es una pieza importante de las operaciones de oro controladas por el Estado en Nicaragua”, dijo el Tesoro en el comunicado.

“Ortega y sus compinches continúan utilizando las ganancias derivadas de la producción y venta de oro para llenar sus propios bolsillos y pagar a quienes mantienen al régimen en el poder. El régimen ha utilizado este poder para intimidar y encarcelar a quienes denuncian la corrupción del régimen y para sembrar inestabilidad en todo el mundo, incluso apoyando una mayor invasión de Ucrania por parte de Rusia”, indicó.

Además explicó que esta dirección fue sancionada por “haber actuado o pretendido actuar para o en nombre de, directa o indirectamente, Salvador Mansell Castrillo, quien es el ministro de Energía y Minas de Nicaragua y cuya propiedad e intereses en la propiedad fueron bloqueados de conformidad con EO 13851 el 15 de noviembre de 2021”.

También se emitió una “Licencia General de Nicaragua (GL) 4, que proporciona una autorización por tiempo limitado que permite a las personas estadounidenses liquidar transacciones que involucran a DGM. OFAC también emitió una guía asociada que señala que las personas extranjeras generalmente no corren el riesgo de ser sancionadas por participar en actividades que estarían autorizadas por GL 4”.

En horas tempranas, AP mencionó que hasta ahora las sanciones se habían concentrado en funcionarios de gobierno y en la familia directa de Daniel Ortega, pero “ninguno de esos movimientos ha logrado aflojar el control del poder de Ortega”. Y muestra de eso es que el régimen ha arreciado sus ataques contra la Iglesia católica.

El reporte periodístico, citando fuentes del Gobierno de EE. UU., señala que la nueva orden ejecutiva que firmará el presidente Joe Biden amplía en gran medida un decreto de la era Trump que declara que el secuestro de las normas democráticas por parte de Ortega, el socavamiento del Estado de derecho y el uso de la violencia política contra los opositores son una amenaza para la seguridad nacional de los EE. UU., según funcionarios estadounidenses.

Recuerdan el embargo de los años 80

Junto con las sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, la orden declara ilegal que los estadounidenses hagan negocios con la industria del oro de Nicaragua. Es la primera vez que EE. UU. ha identificado un sector específico de la economía como prohibido y puede expandirse en el futuro para incluir otras industrias que se cree que financian el gobierno de Ortega, dijeron funcionarios estadounidenses bajo condición de anonimato porque las acciones no han sido confirmadas, indicó.

Se teme que la nueva orden ejecutiva allane el camino para que Estados Unidos también implemente nuevas restricciones en inversiones y comercio, una medida que recuerda el castigo impuesto por EE. UU. en la década de 1980 durante el primer mandato de Ortega como presidente, luego de la sangrienta guerra civil del país, según AP.

“La acción del lunes podría señalar el comienzo de una nueva ofensiva dirigida a la economía en general, algo que la Administración de Biden se ha mostrado renuente a emprender por temor a aumentar las dificultades del país y desencadenar más migración. En lo que va del año, los agentes fronterizos estadounidenses se han encontrado con nicaragüenses 134,000 veces en la frontera suroeste, casi el triple del nivel de todo 2021”, explicó la agencia de prensa.

Pero también señala que Washington acumula una cierta frustración por la forma “en que las élites económicas de Nicaragua han permanecido mayormente en silencio en medio de la represión de Ortega”.

De hecho, cuando Estados Unidos decidió quitar privilegios arancelarios a la industria del azúcar en meses pasados, AP había informado que la idea era presionar al hombre más rico de Nicaragua que tiene negocios en este sector.

“El objetivo de la Administración Biden de la industria del oro podría quitarle al gobierno de Ortega una de sus mayores fuentes de ingresos. El oro fue la mayor exportación del país en 2020 y el país, que ya es el mayor productor del metal precioso en Centroamérica, busca duplicar la producción en los próximos cinco años”, señala AP.

En la industria del oro, hay inversionistas canadienses y británicos, pero el principal mercado de este rubro es Estados Unidos. AP cita a Condor Gold, entre los inversionistas británicos, y recordó que el director ejecutivo de esta empresa apareció en septiembre pasado junto a Ortega en una fotografía.

Se trata de Mark Child, quien en septiembre, dijo junto a Ortega: “Él (le dictador) básicamente apoya totalmente el proyecto… Esa reunión… básicamente da una importante luz verde para la construcción de la financiación del proyecto y elimina materialmente el riesgo del proyecto”.

Más sanciones

Otra de las acciones que también se espera que anuncie el Departamento de Estado de EE. UU., es el retiro de visas a más de 500 nicaragüenses y sus familiares que trabajan para el gobierno de Ortega “o ayudan a formular, implementar y beneficiarse de políticas que socavan la democracia en el país”.

“Previamente congeló los activos estadounidenses del ministro de Defensa y otros miembros de las fuerzas de seguridad vinculados al cierre de más de 1,000 organizaciones no gubernamentales”, se informó.

La Prensa

Más notas sobre el tema