El Coordinación Anticorrupción Global de Estados Unidos está de visita en Paraguay

796

“Construiremos juntos nuevas estrategias para combatir a corruptos”

El funcionario del Departamento de Estado designado en julio pasado para dirigir la Coordinación Anticorrupción Global realiza su primera visita al Paraguay. En diálogo con ÚH se excusó de referirse a los temas sobre los que se esperaba que arrojaría más detalles, vinculados con la situación del ex presidente Horacio Cartes y la posibilidad de que aumente la escala de sanciones sobre quien fue designado “significativamente corrupto” en julio pasado, al igual que el vicepresidente en ejercicio, Hugo Velázquez. Richard Nephew destacó que su presencia en el país es “para saber qué podemos hacer para ayudar al Paraguay” en el combate a la corrupción. Se declaró optimista porque a medida que las poblaciones noten el daño que puede causar la corrupción, siente el deseo de responder.

¿Hay una investigación formal abierta en el Departamento de Justicia respecto al ex presidente Horacio Cartes, declarado “significativamente corrupto”, o este asunto no saldrá de la esfera del Departamento de Estado?

–En Estados Unidos no hacemos comentarios sobre ninguna investigación abierta o futura realizada por ninguna agencia. No estoy en la posición de dar ningún comentario al respecto.

El informe final de una Comisión Bicameral de Investigaciones del Congreso paraguayo confirma que empresas del ex mandatario Horacio Cartes están vinculadas con grupos de narcotráfico y terrorismo y que forman parte de una red de lavado de activos. ¿Podría incidir esto en las próximas medidas que pudieran adoptar en Washington como un pedido de extradición?

–Estados Unidos y Paraguay tienen una relación cercana de temas anticorrupción. Escuché sobre este informe y, por supuesto, cualquier tipo de información que dé el Gobierno a nuestra Embajada en Paraguay va a ser considerada y sopesada cuidadosamente. Esperamos y apoyamos la idea de la gobernanza local. Cada gobierno es responsable de sus propias investigaciones y toma de acción. Pero no tengo ningún comentario sobre ningún tipo de investigación en este momento o a futuro.

¿Qué elementos en común vinculados a la corrupción tienen Paraguay y Guatemala por lo que en su primera visita a la región ha priorizado a estos dos países?

–Llevo en este cargo 5 meses y este es mi segundo viaje desde que estoy en este rol.

Quería comenzar con países donde tenemos trabajos cercanos para hablar de temas de corrupción. Paraguay es uno de nuestros países cercanos para lidiar con este tipo de desafíos. Yo estaba ansioso de venir al Paraguay para aprender del Gobierno, de la sociedad civil y de otros grupos para ver cómo responden a esos desafíos y llevar esa información a Washington para apoyar nuestro desarrollo de políticas y también compartirla con otros.

Pero hay diferentes expectativas con respecto a los países, y diferencias en el proceso de lucha contra la corrupción entre un país y otro. ¿Cómo ven el rol de la Justicia paraguaya?, ¿está jugando un rol relevante en la lucha contra la corrupción y la impunidad?

–Tiene toda la razón. Todos los países del mundo están lidiando con este desafío de la corrupción. De hecho uno de mis mensajes principales a todos con los que me encuentro es: Nosotros no hablamos de esto pensando que somos perfectos. Sabemos que todos los países tienen esta lucha, así que hay mucho trabajo que todos podemos hacer para tratar de lidiar con esto.

La solución de la corrupción implica a muchos actores. Personas de la Justicia, agencias de Desarrollo, compras públicas, oficinas de ética de las instituciones. Nuestra estrategia para lidiar con la corrupción involucra a todas.

El trabajo con los asociados es con todas las partes del Gobierno y de la sociedad civil para apoyarlas. Paraguay es un aliado cercano que está trabajando en estos temas y la Embajada aquí está muy activa en el apoyo al Gobierno para luchar contra este problema. Es parte de la razón por la cual no quiero hacer ningún comentario, sino aprender de primera mano para saber qué podemos hacer para ayudar al Paraguay.

¿Qué esperan lograr a mediano plazo desde la Coordinación Anticorrupción global, sin que las acciones de EEUU sean tomadas como intromisión en los asuntos internos de otros países?

–Mi expectativa es de dos vías. La corrupción es un problema que ha estado con nosotros durante muchos años, pero no pierdo la esperanza. Es el tipo de desafío al cual se puede responder a mediano y largo plazo. Espero trabajar de cerca primero para aprender lo que están haciendo, para construir juntos una respuesta y luego adoptar nuevas estrategias para ver cómo siempre van cambiando los corruptos, cómo responden a lo que nosotros estamos tratando de hacer. Por eso quería venir a Paraguay para aprender cómo responde este país y llevar esas experiencias a otros lugares.

No se puede abandonar la idea de luchar contra la corrupción. Hay gente que se convence que es un mal que siempre va a existir, pero en la medida en que las poblaciones noten el daño que puede causar y el riesgo que comporta, sentirán un deseo de responder. Parte de mi objetivo también es mejorar ese sentido de optimismo y que se puede crear culturas en contra de la corrupción por el mundo. En esto las organizaciones de la sociedad civil pueden prestar mucho apoyo.

¿Qué les ha llamado la atención el caso del avión venezolano-iraní que estuvo en Paraguay y está retenido en la Argentina y ahora una corte del Distrito de Columbia pide sea confiscado?

–No puedo dar detalles sobre qué llevó a una decisión de investigar o responder. El mensaje principal es que vamos a continuar haciendo cumplir las sanciones y las leyes y vamos a seguir trabajando con los países en diferentes partes del mundo cuando vemos que hay algún tipo de preocupación.

¿Qué se juega, interna y externamente el Paraguay si continúa con los mismos estándares de corrupción?

–Creo que Paraguay es un asociado clave en lidiar contra el desafío de la corrupción. Tengo mucho optimismo. En pocas horas ya aprendí muchas cosas. La corrupción es una amenaza grande al desarrollo de la economía la seguridad económica no solo del Paraguay sino a toda la comunidad internacional. Por eso es una parte clave de la renovación de la democracia.

Reconocemos que va en contra del éxito de las poblaciones. En Paraguay tenemos un asociado que entiende esto y que está trabajando con nosotros para tratar de lidiar con esto. Nuestra embajada construye el tipo de respuestas a esta amenaza en común.

  • Cualquier tipo de información que dé el Gobierno a nuestra Embajada en Paraguay va a ser considerada y sopesada cuidadosamente. Apoyamos la idea de la gobernanza local.
  • Hay gente que se convence que la corrupción siempre va a existir, pero en la medida que noten el daño que puede causar y el riesgo que comporta, sentirán un deseo de responder.

Su perfil

Richard Nephew es máster en Estudios de Política de Seguridad y licenciado en Asuntos Internacionales. Su actividad más reciente fue como investigador principal del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia. Antes estuvo en Irán como vicecoordinador principal de la política de sanciones. Tiene un libro sobre este tema.

Ultima Hora


Richard Nephew: EE.UU. no tiene dudas sobre calificación contra Horacio Cartes y Hugo Velázquez

 

El coordinador de Anticorrupción Global del Departamento de Estado de EE.UU., Richard Nephew, expresó que “cualquier declaración que hemos hecho, cualquier sanción u otras decisiones que hemos tomado, en ese sentido, se hacen con total confianza en la información que tenemos en nuestro poder”. El enviado norteamericano dio estas declaraciones a ABC tras su llegada al país en una breve visita y que finalizará este viernes.

Preguntado si tanto las calificaciones como las sanciones contra los encumbrados personajes de la política local podrían tener derivaciones como ocurrió con el expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández (extraditado en abril pasado a Estados Unidos de América), Richard Nephew contestó que no puede anticiparse a lo que pueda suceder en el futuro.

“No hablamos públicamente sobre cualquier investigación en curso o cualquier paso que podamos hacer o no hacer, por una cuestión de política, así que no tengo más nada que decir al respecto”, dijo Richard Nephew.

Declaraciones textuales de Richard Nephew

A continuación, reproducimos los pasajes más destacados de la conversación que mantuvimos ayer con Nephew, en la sede de la Usaid (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo).

–La presencia del señor Richard Nephew, jefe Anticorrupción del Gobierno de Estados Unidos, tiene mucha repercusión aquí. ¿El Gobierno de Estados Unidos tiene certeza de las calificaciones contra el expresidente Cartes y el vicepresidente Hugo Velázquez? Ellos atribuyen a influencias de sus enemigos políticos esta calificación que hizo Estados Unidos…

–El Gobierno de Estados Unidos toma muy en serio todas las decisiones que tomamos sobre sanciones o restricciones de visas y cosas así. Cualquier declaración que hemos hecho, cualquier sanción u otras decisiones que hemos tomado se hacen con total confianza en la información que tenemos en nuestro poder. Con mucho cuidado, nosotros analizamos y revisamos cualquier información que divulgamos y la respaldamos…

–¿Esto puede tener una derivación con relación a estas personas que fueron calificadas por Estados Unidos?

–No hablamos públicamente sobre cualquier investigación en curso o cualquier paso que podamos hacer o no hacer, por una cuestión de estrategia política, así que no tengo más nada que decir al respecto.

–¿Estados Unidos considera medidas más efectivas para ayudar a combatir la corrupción en el Paraguay que no sea una declamación o una declaración?

–La estrategia anticorrupción de Estados Unidos involucra diferentes tipos de actividades y pasos que decidimos tomar. Eso incluye planes y estrategias con nuestros asociados. Por supuesto, Paraguay es clave. Trabajamos con todos, con la sociedad civil, con los periodistas de investigación, con el Poder Judicial… Apoyamos el trabajo de ellos. La estrategia anticorrupción es más efectiva si utiliza todos los elementos disponibles. No se puede resolver la amenaza de la corrupción con una sola herramienta. Conlleva todo un rango de estrategias y actividades, desde sanciones hasta el fortalecimiento de las instituciones. La solución es trabajar con nuestros pares, asociados, periodistas. Nuestra estrategia siempre se basa en lo que vemos que está pasando para encarar estos desafíos.

–Conociendo la corrupción que existe en el Paraguay, ¿usted tiene una medida para establecer en qué nivel se encuentra con relación a otros países, como ese país (Honduras) de donde fue extraditado (en abril pasado) su propio expresidente (Juan Orlando Hernández)?

–Todos lidiamos con el desafío de la corrupción: Estados Unidos, Paraguay, Europa, en todas partes. Cada país tiene sus propios desafíos específicos. Los elementos o factores son diferentes en cada país. Hay algunos lugares donde son similares. Al final, yo no creo que sea tan útil comparar país con país. Es más útil trabajar directamente con el Gobierno, con la población, con la sociedad civil para los problemas y sus circunstancias.

Por ejemplo, la Embajada de Estados Unidos está trabajando muy de cerca con el Paraguay para ayudar en las preocupaciones que hay aquí. Yo vine para aprender y apoyar a mi embajada en los desafíos que enfrenta el país y cómo yo puedo ayudar cuando vuelva desde mi oficina en Washington.

–¿En qué medida su departamento puede influir para establecer castigos ejemplares a los corruptos, siempre teniendo en cuenta lo frágil que todavía es el Poder Judicial en el Paraguay? En el caso González Daher iba un funcionario del Gobierno de Estados Unidos a las audiencias y muchos reconocieron que esa presencia dio coraje a los jueces para llegar al fallo correcto…

–Estados Unidos considera a Paraguay como un asociado clave en la lucha contra la corrupción. Estamos muy comprometidos en trabajar con ustedes y de apoyarlos en la medida que enfrentan estos desafíos. Eso incluye el apoyo a la sociedad civil, a los periodistas, por supuesto al Gobierno. Nuestra embajada aquí toma muy en serio esto. Nosotros también en Washington estamos muy comprometidos para apoyar el trabajo que están haciendo. La corrupción es un tema difícil y creímos que era mejor estar aquí en forma personal para dar ese apoyo…

–¿No contempla su Gobierno reconsiderar la estrategia de sanciones a las personas y los países dada su poca efectividad? Está Nicaragua, Cuba, Maduro en Venezuela, el mismo Putin…

–Tengo una larga experiencia como docente. Aprendí y he enseñado una cosa a mis alumnos, y es que las sanciones solamente funcionan si son parte de una estrategia más amplia que utiliza diferentes herramientas para enfrentar los problemas. El uso de sanciones es sumamente efectivo como parte de una estrategia amplia que se liga a los otros aspectos, el trabajo con el Gobierno, con la sociedad civil, etcétera. Lo clave aquí no es tanto si podemos usar las cosas de manera más efectiva. Hay muchas discusiones en Washington al respecto si se puede hacer eso o no. Sin embargo, desde mi punto de vista, tiene que ver con cómo me puedo asegurar de que la sanción sea una parte de la agenda anticorrupción que también esté balanceado con otros elementos como la educación, entre otros…

–¿Esa política de hacer prevalecer la libertad y la democracia no corre peligro ante la sombra de Rusia que está con la amenaza de cortar la energía (gas y petróleo) y que haga claudicar a los países aliados?

–Hay otros colegas especialistas en esos temas. Yo solamente puedo decir que en la agenda anticorrupción, la estrategia es muy clara. Las sanciones son una parte importante, pero no es la única. Hay muchas otras cosas que entran en juego. Muchas de esas actividades están en curso en el Paraguay donde estamos trabajando con el Gobierno, la sociedad civil, los periodistas… Es una estrategia que incluye una variedad de elementos. Espero conocer más del Paraguay en mis conversaciones con mis pares locales, con la sociedad civil y sobre todo saber cómo podemos seguir trabajando juntos…

ABC

 

Más notas sobre el tema