Más de 187 mil migrantes llegaron a Panamá este año en tránsito hacia EEUU

EFE/ Bienvenido Velasco
726

Más de 187 mil migrantes han llegado a Panamá en tránsito hacia EUA este año

Más de 187 mil migrantes que se dirigen a Estados Unidos han llegado este año a Panamá tras cruzar la peligrosa selva fronteriza con Colombia, la mayoría venezolanos, informaron las autoridades del país centroamericano, que piden “alternativas regionales” para gestionar este fenómeno.

El ministro panameño de Seguridad Pública, Juan Pino, afirmó en un comunicado que en lo que va de año “han pasado por Panamá 187,644 migrantes” en tránsito hacia Norteamérica.

Solo “en lo que va de mes de octubre han pasado 36,062, en su mayoría de Venezuela”, agregó Pino, en el marco de una gira este fin se semana por la jungla del Darién, el peligroso trayecto de 266 kilómetros que hacen estos viajeros para entrar a Centroamérica desde el sur.

Más de 9 mil migrantes se encuentran en los campamentos de recepción migratoria que tiene el Estado panameño en la provincia de Darién, afirmó por su parte la directora del Servicio Nacional de Migración (SNM), Samira Gozaine.

Panamá recibe a los viajeros irregulares en estaciones de recepción migratoria (ERM) situadas en la frontera con Colombia y con Costa Rica, donde toman sus datos biométricos y reciben alimentación y atención médica, en un operativo único en el continente que consume millones de dólares al año.

Son familias enteras, con niños e incluso bebés, en movilización. Muchos de los venezolanos y haitianos proceden de segundos o terceros países como Colombia, Ecuador, Perú, Chile o Brasil, en los que ya habían intentado establecerse.

Se devuelven tras nueva política migratoria de eeuu

Pero ya hay testimonios de que los ciudadanos venezolanos comenzaron a devolverse a Suramérica tras el reciente anuncio del Gobierno de Estados Unidos de que serán expulsados de ese territorio por haber viajado de manera irregular.

“Se regresaron, nosotros estábamos en la selva cuando la gente comenzaba ya (a regresarse), bastantes, demasiados. Solo de Necoclí (Colombia) se regresaron bastantes, eran 500 pasajes (y) solo quedaron 20”, comentó un migrante no identificado al ministro Pino, según un video colgado en las redes sociales de esta cartera.

En el marco de la gira de seguridad por Darién, Pino se desplazó el sábado hasta la zona de Cañas Blancas, situada a unos dos kilómetros de la línea fronteriza con Colombia, indicó un comunicado oficial.

“Muchos migrantes han decidido regresar desde Colombia y algunos desde el sector fronterizo de Panamá por el mensaje de Estados Unidos”, aseguró el ministro.

Estados Unidos anunció el miércoles un programa que da estatus legal por 2 años a los venezolanos que lleguen en avión y dispongan de un patrocinador.

Se aceptarán en un principio a 24 mil venezolanos bajo este programa, del que están excluidos los deportados de EUA en los últimos 5 años, los que hayan entrado a Panamá o México de manera irregular o los que tengan una residencia permanente o nacionalidad de otro país que no sea Venezuela.

Otros migrantes que conversaron con las autoridades panameñas reafirmaron su voluntad de seguir el viaje hacia Norteamérica: “prefiero quedar pa’lante que ir pa’trás”, dijo unos de ellos.

Pino sostuvo que Panamá promueve la búsqueda de “alternativas regionales para atender este fenómeno (migratorio) que estamos enfrentando en el hemisferio occidental”.

El Comentario


Rescatan a 98 migrantes frente a costas de Florida

Los 98 migrantes, en su mayoría haitianos, que fueron rescatados en las aguas frente a Florida llevaban dos días sin agua ni comida, informó la Guardia Costera de Estados Unidos.

Un helicóptero de la Guardia Costera detectó la semana pasada a los 96 haitianos, un ugandés y un bahameño, a unos 32 kilómetros al este de Boca Raton, Florida, la semana pasada. Fueron remitidos a las autoridades bahameñas el domingo.

Los pasajeros le dijeron a la Guardia Costera que llevaban una semana en alta mar y dos días sin agua ni comida. En la balsa iban 53 hombres, 35 mujeres y 10 niños, dijo la Guardia Costera en un comunicado.

Nadie resultó lastimado.

“A los traficantes no les importa que alguien viva o muera”, expresó el capitán Robert Kinsey de la Guardia Costera en referencia a la falta de comida en la embarcación.

“Estas personas tienen suerte de estar vivas”.

La Jornada

Más notas sobre el tema