Puerto Rico | Sube a 31 la crifra de muertes causadas por el huracán Fiona

886

Por David Cordero Mercado

El Departamento de Salud elevó a 31 el número de muertes asociadas de forma directa o indirecta al impacto del huracán Fiona y las circunstancias que ha atravesado Puerto Rico en las semanas posteriores, como el lento restablecimiento del servicio de energía eléctrica, particularmente en la región suroeste de la isla.

La fatalidad más reciente en el informe de la agencia corresponde a una mujer de 76 años, de la región de Ponce. El fallecimiento fue certificado el 11 de octubre de 2022 y, aunque ya aparece en la lista, todavía es clasificado como un caso bajo investigación, de modo que, de manera oficial, Salud no ha indicado el tipo de muerte en relación con el desastre.

Sobre las causas de muerte, la información provista por Salud indica que la persona fue diagnosticada con síndrome respiratorio agudo, síndrome hepatorrenal, enfermedad hepática crónica, hipoglucemia intratable, lesión renal aguda y cáncer de hígado.

Hasta el 15 de octubre, el sistema de Vigilancia de Fatalidades asociadas al huracán Fiona de Salud tenía en su listado 18 muertes confirmadas -dos directas y 16 indirectas- y 13 todavía clasificadas bajo investigación. Del total de 31 fallecidos, hay 11 mujeres y 20 hombres.

En cuanto a las edades, 24 corresponden al renglón de 65 años o más, cuatro al renglón de 55 a 64 años y tres al renglón de 45 a 54 años. Las fallecimientos se distribuyen en seis correspondientes a la región de Mayagüez, seis a la región de Ponce, seis a la región de Bayamón, siete a la región metro, tres a la región de Arecibo y otros tres a la región de Caguas.

Fiona, un huracán de categoría 1, impactó la isla el pasado 18 de septiembre causando daños catastróficos en la isla, que llevaron al Gobierno federal a declarar el estado de desastre mayor.

De acuerdo con la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), un fallecimiento por desastre directamente relacionado se define como “una muerte directamente atribuible a las fuerzas del desastre o por las consecuencias directas de estas fuerzas, como colapso estructural, escombros voladores o exposición a radiación o sustancias químicas”.

Mientras, un fallecimiento por desastre indirectamente relacionado “ocurre cuando las condiciones inseguras o insalubres están presentes durante cualquier fase de un desastre”, incluyendo antes del evento o preparación para el desastre, durante el evento del desastre o después, y ello contribuyó a una muerte.

El Nuevo Día

Más notas sobre el tema