Bolivia | La mesa de diálogo concluye y propone realizar el censo entre marzo y abril de 2024

667

Comisión Técnica de Bolivia propuso Censo en 2024

La mesa técnica sobre el Censo de Población y Vivienda en Bolivia concluyó hoy con la propuesta de reducir un mes la fecha de este ejercicio y realizarlo entre marzo y abril de 2024.

“Como resultado de las tres comisiones se ha establecido que es posible la modificación de la fecha del Censo de Población y Vivienda, con un ajuste al cronograma se puede reducir un mes”, afirmó el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui.

En conferencia de prensa rodeado por los diferentes delegados técnicos reunidos en la ciudad de Trinidad, el titular agregó que las recomendaciones fueron enviadas al Gobierno para que, de acuerdo con sus competencias constitucionales, establezca la fecha de ejecución censal.

“Lo que establece la Comisión Técnica es que es posible, de acuerdo con los ejercicios que han realizado los equipos de trabajo, que se podría reducir en alrededor de un mes el plazo o fecha establecida en el cronograma original del Instituto Nacional de Estadística, más o menos estableciendo un rango entre marzo y abril de 2024″, precisó Cusicanqui.

Horas antes abandonaron la reunión los delegados técnicos de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, de la Gobernación de Santa Cruz y de las alcaldías de Santa Cruz de la Sierra, de La Paz y de Tarija, mientras que 36 representaciones técnicas continuaron el trabajo.

Los disidentes no pudieron demostrar técnicamente cómo acortar los plazos para llevar adelante el censo en 2023, se informó.

El ministro recordó que la Mesa Técnica se subdividió en subcomisiones de actualización cartográfica estadística, boleta censal y escaneo, y capacitación.

Indicó que las tres sugirieron acortar plazos, y luego de manera integral se concluyó en el plazo de reducción acordado.

Como propuso el Gobierno anteriormente, los recursos de coparticipación tributaria se redistribuirán cinco meses después de la realización del censo sobre la base de los datos preliminares.

Convocado por el gobernador, Luis Fernando Camacho; y el Comité Cívico cruceño, ese departamento cumple hoy el día 19 de un paro por tiempo indefinido con la exigencia de que la encuesta nacional se realice en 2023.

La medida de fuerza se caracteriza por la violencia, extorsión en los puntos de bloqueo y expresiones de racismo y discriminación, y ya provocó pérdidas estimadas en más de 800 millones de dólares, de acuerdo con denuncias.

«Nosotros creemos que a través de las conclusiones del trabajo de la comisión técnica se brinda certidumbre, se cumple el objetivo planteado a la comisión técnica y de esa manera podemos avanzar para dar tranquilidad y pacificar el país», concluyó Cusicanqui.

La mesa fue el resultado de un encuentro plurinacional celebrado en Cochabamba, donde más de 300 autoridades electas determinaron que la fecha del censo se lo definiera una comisión técnica.

La Época


Gobierno denuncia una “violencia planificada y financiada” en Santa Cruz y apunta a Camacho y Calvo

Apenas los delegados de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno y de la Gobernación de Santa Cruz dejaran la Comisión Técnica, en Trinidad (Beni), a las 20.30 del martes, el cívico Rómulo Calvo y el gobernador Luis Fernando Camacho vaticinaron un escenario “apocalíptico” en esa región y, en un par de horas, se generaron los ataques de grupos de choque, afines a los cívicos, a opositores al paro en el municipio de Buena Vista y en el populoso Plan Tres Mil.

Así, de acuerdo con el portavoz presidencial Jorge Richter, se daba marcha a la “violencia planificada” en el departamento de Santa Cruz que apuntaría a generar enfrentamientos y hasta fallecidos, con el fin de cubrir de legitimidad su “método de conflicto” que incluye el paro que lleva 19 días.

En una exposición pormenorizada, Richter evidenció al menos ocho hitos de lo que fue el trascurrir de una supuesta defensa de la paz social y la lucha de reivindicaciones justas, que alega el Comité Interinstitucional, al extremo de generar hechos vandálicos en contra de la misma población.

Esto se inició a las 20.30 del martes. A esa hora, los delegados de la Gobernación y de la Universidad decidieron retirarse de la Comisión Técnica antes de fundamentar su propuesta de realizar el Censo de Población y Vivienda el año 2023.

Apenas la delegación cruceña se retiró de la Universidad Autónoma del Beni José Ballivián, donde sesionó la Comisión, el cívico Calvo realizó aseveraciones temerarias, dijo Richter.

“El único responsable de lo que pueda pasar con Bolivia de ahora en adelante será Luis Arce Catacora, al margen de no querer escuchar al pueblo, está provocando que la convulsión y la molestia de los diferentes sectores cada día sea mayor”, dijo Calvo.

De acuerdo con Richter, mientras Calvo hacía su advertencia, ya estaba en marcha una caravana de motociclistas con desino a Buena Vista, un municipio ubicado sobre una colina con vista al “Parque Nacional Amboró”, a 100 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra, que no comulga con los planes de la Gobernación y de los cívicos.

He ahí la razón por la que los grupos de choque se trasladaron a ese municipio, pues tenían el objetivo de generar enfrentamientos con la población. En su pretensión, los movilizados, en su mayoría jóvenes, atacaron con detonantes un surtidor con el aparente interés de generar consecuencias irreparables.

Richter dijo que esta no fue una movilización espontánea, sino parte de una planificación, pues dijo que llegar hasta Buena Vista toma alrededor de horas y el uso de motocicletas demanda un alto presupuesto.

“Existe una planificación de ataque deliberado porque ellos han logrado pasar el bloqueo en Portachuelo, la policía no ha podido”, reveló Richter al asegurar que “hay recursos que financian toda esta logística delincuencial” y que también hay “responsables intelectuales”.

A eso sumó una segunda advertencia pronunciada por el gobernador Luis Fernando Camacho quien, a las 22.00 del martes, antes de reunirse con Calvo, dijo que “vamos a radicalizar las medidas” porque “quieren cansar al pueblo cruceño” y afirmó que “no se descarta nada”.

Como efecto de ello, horas más tarde, entre la 01.00 y 03.45 de la madrugada, se registraron enfrentamiento de unionistas con vecinos del Plan Tres Mil.

A ello se sumó el deceso de un motociclista que fue degollado por un cable coaxial amarrado en los extremos de dos postes de alumbrado eléctrico en un punto el bloqueo del paro indefinido en Santa Cruz.

En sintonía con Camacho y Calvo, el vicerrector de la Universidad, Reinerio Vargas, anunció vigilias en los edificios públicos, situación que inició este miércoles en oficinas del Servicio de Impuestos Nacionales.

Richter afirmó que estas acciones son parte de una “metodología para convulsionar, crear conflicto, tensión y hasta muertos” en la capital cruceña y que cuenta también con un importante financiamiento.

Como evidencia, enseñó varios mensajes divulgados en grupos de WhatsApp en los que se instruye, por ejemplo, a personal de la gobernación cruceña realizar depósitos a una cuenta de la Cooperativa Jesús Nazareno, una entidad financiera, además, vinculada con el caso de los ítems fantasmas por el que la exalcaldesa Angélica Sosa guarda detención preventiva.

El portavoz enfatizó que estas acciones de violencia no tienen justificativo porque ya se accedió a una de las principales exigencias de Comité Interinstitucional que era la redistribución de los recursos por coparticipación tributaria.
Con la propuesta del Gobierno, esto se concretaría en el mes de octubre de 2024 con los datos preliminares del Censo.

Por tanto, Richter instó a que se “deponga el paro indefinido” y abogó para que “Santa Cruz retorne a la normalidad”, porque, además, la Comisión Técnica concluyó su labor y recomendó que el proceso censal se realice entre los meses de marzo y abril de 2024.
“Esperamos que Santa Cruz encuentre el camino de la tranquilidad en las siguientes horas”, expresó.

ABI

Más notas sobre el tema