Contacto en Francia: ¿fin del bloqueo contra Venezuela? – Por Marcos Salgado

660

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Contacto en Francia: ¿fin del bloqueo contra Venezuela?

Marcos Salgado*

Los presidentes de Colombia, Gustavo Petro y de Argentina, Alberto Fernández, junto al anfitrión Emmanuel Macron, participaron en París de una reunión con las dos partes del hasta ahora suspendido diálogo político en Venezuela. Con nuevo impulso y nuevos actores, en la salida a la crisis venezolana parece haber luz al final del túnel.

La foto dice mucho. El presidente de la Asamblea Nacional y jefe negociador del gobierno venezolano, Jorge Rodríguez de un lado de la mesa. Del otro, el negociador por el sector en principio mayoritario de la oposición, Gerardo Blyde. En el medio, los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Francia, Emmanuel Macrón, y de Colombia, Gustavo Petro. La canciller de Noruega, Anniken Huitfeldt, completaba la postal.

Pero es mucho más que solo una foto. Apenas salieron del encuentro, los presidentes Petro y Fernández hicieron definiciones en sus redes sociales. “En la mesa donde el gobierno francés, noruego, argentino, venezolano y la oposición venezolana intervienen para revitalizar la mesa de México y el acuerdo político venezolano”, explica Petro en una foto en Twitter, y después, lo importante: “propuse desbloqueo y amnistía general y un pacto de convivencia para las elecciones y después de ellas”, escribió.

En declaraciones recogidas por medios colombianos, Petro explicó los alcances de su iniciativa. Dijo que Estados Unidos tiene que deponer los pedidos de recompensa contra dirigentes del chavismo (aunque parezca increíble, Washington mantiene una recompensa de 15 millones de dólares por la captura del presidente Nicolás Maduro). La cacería alcanza también a Diosdado Cabello, número dos del chavismo; Vladimir Padrino López, ministro de Defensa; y Maikel Moreno, expresidente del Tribunal Supremo de Justicia.

“¿Cómo se puede hacer una elección libre si hay un precio sobre tu cabeza medido en millones de dólares para que te maten?”, se quejó el presidente colombiano. La propuesta de Petro incluye un “pacto de convivencia”, y también una “amnistía general” para que “todo el que está preso por alguna razón política sea liberado”.

El presidente argentino Alberto Fernández, por su parte, posteó un largo hilo en Twitter. “La solución a la crisis venezolana debe ser alcanzada por los mismos venezolanos, a través de negociaciones integrales con participación de todas las partes involucradas, sin presiones ni condicionamientos externos”, postuló Fernández y agregó -en línea con Petro- que “las sanciones afectaron el goce de los derechos humanos de la población, tal como se constata en el informe de la Relatora Especial sobre las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales”.

Diálogo sin bloqueo

El presidente de la Asamblea Nacional y ariete de la estrategia del diálogo del ejecutivo venezolano, Jorge Rodríguez, declaró tras la reunión que los presidentes de Argentina, Colombia y Francia y la canciller de Noruega “se pusieron a la orden” para un proceso de “reanudación” del diálogo entre el gobierno de Venezuela y el sector más díscolo (y hasta hace poco abiertamente destituyente) de la oposición.

“Nosotros estamos en la mejor disposición para avanzar en un acuerdo general”, dijo Rodríguez, pero enseguida conminó a que “la llamada comunidad internacional” comprenda que Venezuela tiene “un revólver en la cabeza” por el bloqueo de los Estados Unidos.

Durante el viernes hubo también un encuentro de trabajo entre la delegación del gobierno venezolano y la oposición, en la que, indicó Rodríguez, se avanzó en un “acuerdo social”, que parece retomar -al menos parcialmente- la hoja de ruta fijada el año pasado en México.

El camino está lleno de celadas. Pero no se puede negar que la aparición estelar de Macron, Petro y Fernández en la escena del diálogo venezolano plantean un escenario impensado hace relativamente poco tiempo, cuando Colombia era la frontera hostil contra Venezuela, y Argentina con Mauricio Macri azuzaba el grupo de Lima y el mismo presidente francés que saluda ahora con flema diplomática a Maduro y a Rodríguez, se fotografiaba con Juan Guaidó, en un vodevil aplaudido por la platea mediática que parece concluido.

Habrá que ver cómo siguen las cosas. Hasta aquí parece claro que la inesperada cita en París para el diálogo venezolano es un barajar y dar de nuevo. Y no es poca cosa.

*Periodista argentino del equipo fundacional de Telesur. Corresponsal de HispanTV en Venezuela, editor de Questiondigital.com. Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

CLAE

Más notas sobre el tema