COP27 | Lula propone organizar la próxima cumbre climática en la Amazonía brasileña

1.120

Lula propuso organizar la COP de 2025 en la Amazonía y anunció la creación de un ministerio de pueblos originarios en Brasil

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, propuso este miércoles organizar la 30ª conferencia del clima de la ONU en 2025 en la Amazonía brasileña.

En su primera intervención en la COP27, declaró que planteará esa propuesta al secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Al mismo tiempo, anunció la creación de un ministerio de pueblos originarios en su país para que los indígenas “no sean tratados como bandidos” y prometió “acabar con el proceso de degradación que están sufriendo nuestros bosques”.

Lula afirmó que con su regreso a la presidencia, que asumirá el 1 de enero, “Brasil está de vuelta en el mundo”, empezando por la agenda climática.

“Brasil no puede estar aislado como lo estuvo en los últimos cuatro años”, con un gobierno que no hizo “ningún esfuerzo para conversar con el mundo”, indicó.

El mandatario electo fue recibido con vítores y aplausos por centenares de personas a su llegada a la conferencia del clima de la ONU (COP27), ansiosas por escuchar medidas concretas sobre la protección de la Amazonía.

El líder del Partido de los Trabajadores de Brasil participa como invitado especial de la presidencia egipcia de la conferencia del clima de la ONU. Tiene previsto hablar en un acto con gobernadores brasileños de la cuenca amazónica, seguido de varios actos y discursos públicos y encuentros privados durante dos días.

Su llegada generó entusiasmo en la conferencia de casi 200 países, inmersos en complicadas negociaciones sobre una posible creación de un fondo de pérdidas y daños causados por el cambio climático.

El pequeño pabellón del consorcio “Amazonia Legal”, instalado en la COP27 por los nueve Estados de la cuenca amazónica, estaba atestado de gente una hora y media antes de su llegada.

Ese pabellón no es el oficial del Estado brasileño, que se encuentra a unos metros apenas de distancia instalado por el ministerio de Medio Ambiente del gobierno de Jair Bolsonaro.

“Brasil volverá a ser una referencia en la cuestión climática mundial”, había dicho en su cuenta de Twitter el líder izquierdista, a seis semanas de asumir su cargo.

Primeros encuentros

Lula ya mantuvo en la noche del martes sus primeros encuentros, entre ellos con el enviado especial para el clima de Estados Unidos, John Kerry, y el negociador en jefe chino en la COP27, Xhi Zhenhua.

“Me sentí alentado por la manera como habló, para enfrentar el problema de una vez por todas, para preservar la Amazonía”, declaró Kerry este miércoles, en alusión a Lula.

“Trabajaremos de forma diligente para lograr ese objetivo junto a nuestros aliados, Noruega, Alemania y otros países que han estado profundamente comprometidos con eso durante mucho tiempo”, añadió.

Lula expone durante estos encuentros su plan de mantener “viva” la Amazonía, donde la deforestación promedio anual aumentó un 75% con respecto a la década anterior durante el mandato de Jair Bolsonaro, que expira a fin de año.

Antes de su visita, la primera al extranjero desde su triunfo electoral el 30 de octubre, Lula envió a varias figuras de confianza a preparar el terreno, como las ex ministras de Medio Ambiente Marina Silva (2003-2008) e Izabella Teixeira (2010-2016).

Silva, que podría repetir como ministra, afirmó que la presencia de Lula, antes de haber asumido la banda presidencial, es de por sí “un gran mensaje” que denota que Brasil “recupera el protagonismo climático”.

La política enfatizó que el objetivo es llegar a una “deforestación cero”, con la que Brasil quiere dar “ejemplo” al mundo.

Noruega y Alemania anunciaron, tras la victoria de Lula, estar dispuestos a reanudar su apoyo financiero para preservar la selva virgen amazónica en Brasil, después de haberlo retirado en 2019 poco después de la llegada al poder de Bolsonaro.

Noruega es el mayor contribuyente de ese fondo, y según su ministerio de Medio Ambiente, hay actualmente 641 millones de dólares disponibles.

Grandes esperanzas

Brasil concentra el 60% de la Amazonía, uno de los mayores sumideros de CO2 del planeta, repartido entre nueve países y fundamental en la lucha contra el cambio climático.

La deforestación del lado brasileño, según datos oficiales, alcanzó en el período 2020-2021 un máximo en 15 años a causa de la promoción de la minería y las actividades agropecuarias del gobierno de Bolsonaro.

Esa devastación representa casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del país, según el Observatorio do Clima, una ONG.

La diputada y líder indígena Sonia Guajajara, que está en Sharm el Sheij, urgió al presidente electo a “pensar con la gente las políticas sociales” de Brasil.

Lo emplazó en particular a culminar en sus primeros meses de gobierno la demarcación de cinco territorios indígenas.

De su lado, la ex ministra Marina Silva defendió enérgicamente la necesidad de crear una nueva autoridad nacional para coordinar la acción climática entre varios ministerios y abogó por un objetivo de reforestación de 12 millones de hectáreas.

La conferencia de la ONU termina oficialmente el viernes.

En su cumbre de líderes en Bali, el G20 reafirmó su compromiso este miércoles con el objetivo de mantener la temperatura media del planeta en +1,5 ºC, y aseguró que conserva el compromiso de retirar los subsidios “ineficientes” a los combustibles fósiles.

Infobae


Lula diz que pedirá à ONU para a Amazônia sediar a Conferência do Clima em 2025

Por Poliana Casemiro

O presidente eleito, Luiz Inácio Lula da Silva (PT), afirmou nesta quarta-feira (16) que pedirá à Organização das Nações Unidas (ONU) para a Amazônia sediar a Conferência do Clima (COP) em 2025.

Lula deu a declaração no Egito ao discursar no evento “Carta da Amazônia – uma agenda comum para a transição climática”, relacionado à COP27. Governadores brasileiros também participaram do evento.

O presidente eleito desembarcou no Egito, na última segunda-feira (14), para participar da COP27 a convite do presidente egípcio Abdel Fatah al-Sissi. Esta é a primeira viagem de Lula ao exterior desde que venceu Bolsonaro nas urnas.

Entre outros pontos, a Cúpula do Clima serve para que os países possam discutir as mudanças climáticas e propor medidas para a redução de gases do efeito estufa. O Brasil iria sediar a COP25, em 2019, mas a pedido do presidente Jair Bolsonaro a conferência mudou de país e foi transferida para a Espanha.

“Nós vamos falar com o secretário-geral da ONU [António Guterres] e vamos pedir para que a COP de 2025 seja feita no Brasil e, no Brasil, seja feita na Amazônia. E, na Amazônia, tem dois estados aptos a receber qualquer conferência internacional, que é o estado da Amazonas e o estado do Pará”, afirmou Lula nesta quarta.

Ainda no discurso desta quarta-feira (16), Lula acrescentou ser “importante” que as pessoas conheçam a Amazônia.

“Acho muito importante que [a COP em 2025] seja na Amazônia e acho muito importante que as pessoas que defendem a Amazônia e que defendem o clima conheçam de perto o que é aquela região.”
Lula também aproveitou o discurso para dizer que “o Brasil está de volta ao mundo”.

Ministério para os povos indígenas

A agenda de Lula divulgada para esta quarta-feira também prevê um encontro com representantes da sociedade civil e a participação do presidente eleito no Fórum Internacional dos Povos Indígenas sobre Mudança Climática.

Durante a campanha eleitoral, Lula disse que, se eleito, iria criar um ministério voltado para os povos indígenas.

No discurso desta quarta-feira, voltou a falar na criação do ministério.

“Nós vamos fazer uma luta muito forte contra o desmatamento ilegal. É importante as pessoas saberem que vamos cuidar muito forte dos povos indígenas. E vamos criar um Ministério dos Povos Originários para fazer com que eles não sejam tratados como bandidos”, afirmou o presidente eleito.

O Globo


Nota relacionada: Brasil | Bolsonaristas se congregan frente a comandos del Ejército y piden intervención militar contra la victoria de Lula

Más notas sobre el tema