El gobierno colombiano y el ELN reiniciaron oficialmente el diálogo de paz en Caracas

685

Gobierno de Colombia y Eln reinstalaron mesa de negociación en Caracas

El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) están de nuevo sentados en una mesa de negociación de paz. Este lunes, desde Caracas (Venezuela), ambas delegaciones dieron a conocer una declaración conjunta de cinco puntos con la que reinstalaron oficialmente los diálogos.

En el documento acordaron “reanudar con plena voluntad política y ética el proceso de diálogo político entre el Gobierno Nacional y el Eln, como nos lo demanda la gente de los territorios rurales y urbanos que padecen la violencia y la exclusión, y otros sectores de la sociedad”. Además, dejaron plasmado allí que el propósito será “construir la paz a partir de una democracia con justicia y con cambios tangibles, urgentes y necesarios (…) dando la mayor participación posible y eficaz de la sociedad, priorizando a los sectores históricamente marginados”.

Ambas delegaciones agradecieron a los países garantes -Cuba, Noruega y Venezuela- y a la Misión de Verificación de la ONU en Colombia. “Sus acciones nos han dado un respaldo moral, político y jurídico”. En el documento también estipularon que “la construcción de la paz como política de Estado trasciende la temporalidad con compromisos permanentes y verificables que siembren certeza de una nueva cultura de paz fundada en cambios reales que permitan la superación de la violencia política y sus causas”.

Danilo Rueda, alto comisionado para la Paz, lo resumió en una frase: “Estamos en un momento histórico, casi único para el país, ante el cual no podemos ser menores”, dijo, al lado de Otty Patiño, quien será el jefe negociador del Gobierno, y de Iván Cepeda y María José Pizarro, senadores del Pacto Histórico que integran el equipo.

“Hoy estamos aquí honrando la vida de tantos seres que ya no están porque las violencias las han arrebatado”, dijo Rueda, quien puso en la base de su discurso -como lo ha estado haciendo en todos los procesos de diálogo que tiene abiertos- la vida, la de quienes han sufrido la guerra y padecido torturas, desplazamientos, desapariciones y asesinatos de sus seres queridos.

En su intervención, que no siguió ningún documento escrito, reiteró el principio que había puesto sobre la mesa en el pasado encuentro en Caracas: “Lo que vamos asumiendo como compromiso de Gobierno y del Estado, lo vamos cumpliendo; las palabras son realidades y las realidades demuestran la voluntad”.

Esa misma voluntad la resaltó de su contraparte: “El primer encuentro que hemos sostenido hoy con la delegación del Eln nos está dando certezas y la convicción profunda de que vamos a lograr el propósito que nos suma: ser hijos e hijas de una misma patria con cambios y transformaciones”.

El otro punto que resaltó el comisionado fue la inclusión y la participación. Reiteró que de este proceso de diálogo será parte activa la sociedad colombiana y dijo que su equipo negociador es reflejo de esa diversidad: “Hay militares retirados, pero también sectores de la economía, del ambiente, mujeres, personas del sector de los derechos humanos”.

Incluso durante el acto de instalación se conocieron nuevos nombres de la delegación del Gobierno. Del sector ambiental, por ejemplo, estará en el equipo Rodrigo Botero, una de las voces más reconocidas en Colombia sobre ese tema, quien fue director de Parques Naturales en la Amazonia y en la Orinoquia, y lidera la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible.

Junto a ese nombre se conoció también el de Dayana Domico, mujer del pueblo embera-katío, quien es antropóloga y fue coordinadora nacional de juventud indígena en la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC). Hoy pertenece a la Red de Jóvenes Indígenas de América Latina y el Caribe.

El equipo lo completan los otros nombres que se habían conocido a cuenta gotas desde el fin de semana: el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie; la presidenta de Acopi Rosemary Quintero; Carlos Rosero, Horacio Guerrero, Olga Lilia Silva, el coronel (r) Álvaro Matallana y el almirante (r) Orlando Romero, además de los senadores Iván Cepeda y María José Pizarro.

“Es la delegación de gobierno más diversa”; con esas palabras arrancó su corta intervención el jefe negociador del Eln, Pablo Beltrán. Sus palabras las centró en el momento de cambio que vive Colombia, que como lo dijo se ha expresado en las urnas y en las calles exigiendo cambios. “Entendemos ese momento y nos hacemos responsables de él: esta mesa debe ser un instrumento de cambio, esperamos no fallar a esa expectativa de cambio”.

Allí en la mesa reiteró una vez más la voluntad de esa guerrilla para alcanzar la paz: “Los colombianos no podemos vernos como enemigos, la labor que tenemos es de reconciliación, de construir una nación en paz y equidad; a eso venimos a esta mesa. Esperamos de la delegación de gobierno tener un interlocutor en el mismo sentido. Cuenten con nosotros para eso”.

Los países garantes y los acompañantes del proceso también tuvieron una corta intervención: “Nos comprometemos a actuar en estricto apego a nuestra condición otorgada por las partes, de forma responsable e imparcial. Agradecemos la confianza depositada en nosotros y vemos con esperanza el proceso que se concreta hoy. Sin duda, es un paso importante para lograr la paz en Colombia”, dijo una vocera en nombre de Cuba, Noruega y Venezuela, así como de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia y la Iglesia católica.

En una rueda de prensa que siguió tras el breve acto de instalación, Pablo Beltrán reiteró que la sede de los diálogos será rotativa entre los países garantes.

El jefe negociador del Eln también explicó que la agenda acordada durante la negociación con el gobierno de Juan Manuel Santos, compuesta por seis puntos, puede ser ajustada, teniendo en cuenta los cambios políticos en el país. Al ser interrogado sobre el paso a seguir, mencionó que la inclusión de otros países como garantes o acompañantes del proceso será un tema que se discutirá durante la primera ronda de diálogo que empieza a partir de hoy.

El Comando General de las Fuerzas Militares emitió un comunicado tras la instalación de la mesa, en el que dio a conocer los nombres de los militares activos que participarán en el proceso, aunque no estarán en la mesa principal como negociadores, sino que serán parte del “Equipo de Apoyo y Observadores al Proceso de Paz”.

El equipo está encabezado por el general del Ejército Hugo Alejandro López Barreto, quien además será el jefe de la subcomisión técnica. Los otros integrantes son el capitán de navío Roberto Bonilla Arias, el teniente coronel de la Fuerza Aérea Rodrigo Mezu Mina, y la mayor del Ejército Isabel Cristina Ozuna Stockl. El comunicado señala que, entre otras funciones, “se encargarán de asesorar y verificar los lineamientos y las directrices que se puedan dar durante las negociaciones entre el Gobierno Nacional y el grupo armado organizado Eln”.

Vea aquí la transmisión del acto de reinstalación de la mesa:

El Espectador


Maduro: Venezuela apoya diálogo entre Colombia y el ELN

Por Narkys Blanco

«Hoy, se instaló en Caracas, cuna de Simón Bolívar la mesa de negociación para la paz entre el estado Colombiano y la Guerrilla de Liberación Nacional. En Venezuela tiene nuestro apoyo en esta mesa de negociación», así lo manifestó este lunes el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante el recibimiento de la marcha de estudiantes que se llevó a cabo en Caracas, a propósito de celebrar el Día del Estudiante venezolano.

«Esto es un mensaje de paz para el mundo. Felicitó a la juventud colombiana porque van a tener paz y aquí está la mano obrera de Venezuela para decirle a Petro que cuenten con nosotros para la paz total», afirmó.

La delegación del Gobierno colombiano está representada por Otty Patiño, exintegrante de la guerrilla del M19; el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Felix Lafaurie; los senadores Iván Cepeda y María José Pizarro; el exsenador del Partido Polo Democrático, Alberto Castilla, y el antropólogo Horacio Guerrero.

Mientras que los delegados del ELN son Pablo Beltrán, Aureliano Carbonell, Bernardo Téllez, Gustavo Martínez, Consuelo Tapias, Silvana Guerreo e Isabel Torres.

Desde los alrededores del Palacio de Miraflores, Maduro destacó que este lunes vio una marcha colorida con representantes de otros países de la región en especial de estudiantes colombianos.

«Hoy celebramos que llega al país la delegación de estudiantes para participar en el Congreso de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae)», dijo.

Afirmó, que se darán cita delegaciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.

Recordó que en Venezuela se acaba de renovar la vocería de los estudiantes de la Federación de Estudiantes de Media en Venezuela (FVEEMP), y ha elegido nuevos representantes, donde participaron 442 voceros.

«Ha sido un proceso ejemplar, la organización más democrática venezolana. Bienvenidas las delegaciones de América Latina y el Caribe», expresó el jefe de Estado al tiempo que juramentó a los voceros electos.

Agregó que en los próximos días se hará entrega de la sede nacional de la Federación Nacional de Educación Media para el beneficio de los estudiantes.

«Son muchas cosas que tenemos que hacer de aquí en adelante», dijo Maduro

Por su parte, Grecia Colmenares, secretaria de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), destacó que Venezuela está en una nueva etapa de transición al socialismo y construcciones colectivas.

«Además tenemos otro Congreso latinoamericano y del Caribe donde daremos espacio a la visión de la juventud venezolana», afirmó.

Últimas Noticias


Los cinco ejes del reinicio de los diálogos entre el Gobierno y el Eln

La ambiciosa propuesta de ‘paz total’ inició ayer su pulso con la realidad desde la cima del cerro Ávila, a las afueras de Caracas (Venezuela).

“Reanudar con plena voluntad política y ética” el proceso de diálogo fue el primer compromiso al que se suscribieron las delegaciones negociadoras del Gobierno y el Eln, según el comunicado conjunto que emitieron tras retomar las conversaciones que habían iniciado en 2017, bajo el mandato del expresidente Juan Manuel Santos, y se suspendieron en 2019, durante el gobierno de Iván Duque.

Luego de mostrarse con “fe y esperanza” en este ciclo de negociaciones, Danilo Rueda, alto comisionado para la Paz, explicó que el equipo gobiernista notó “sintonías” con los interlocutores de la insurgencia.

A partir de allí, construir la paz priorizando a los sectores históricamente marginados y abandonados fue el segundo punto acordado.

En concordancia con lo anterior, el llamado que hizo Rueda durante su intervención fue a solucionar las deudas históricas con las víctimas de Colombia.

Noruega, Cuba y Venezuela, como países garantes del proceso, expresaron su “satisfacción” por poder presenciar la reactivación de los diálogos de paz entre las partes. “Sin duda, es un paso importante para lograr la paz en Colombia”, señalaron en un comunicado conjunto.

Asimismo, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, saludó el reinicio de los contactos entre la guerrilla y el Ejecutivo de Colombia.

“Con todo nuestro pueblo, todo el apoyo del pueblo de Venezuela a las negociaciones de paz”, señaló el mandatario del país vecino.

Ante estas expresiones de respaldo, los dos equipos negociadores agradecieron “la persistencia, el compromiso y la presencia” de los garantes.

El cuarto punto expuesto en el documento firmado por ambos equipos consistió en plantear que la construcción de la paz, como política de Estado, “trasciende la temporalidad con compromisos permanentes y verificables” para generar cambios que faciliten la superación de la violencia política.

Mesa de diálogo entre el Gobierno y el Eln

Por ese motivo, el deseo expresado por ‘Pablo Beltrán’, segundo al mando del Eln después de ‘Antonio García’, fue el de convertir dicho espacio de interlocución en un instrumento de cambio.

“Esperamos no fallar a ese espectáculo del cambio”, puntualizó.

‘Beltrán’ también dio a conocer que la mesa de diálogos será rotativa, por lo que espera que el siguiente ciclo se desarrolle el próximo año en otro país, luego de que la nueva sede sea consultada con las naciones garantes.

La mesa instalada ayer en el Hotel Humboldt estará en funciones en ese mismo sitio, a las afueras de la capital venezolana, hasta mediados de diciembre, según confirmó el alto comisionado para la Paz.

La delegación del Gobierno

ván Cepeda, Rodrigo Botero, Olga Lilia Silva, Horacio Guerrero, María José Pizarro, Carlos Rosero, Otty Patiño, Álvaro Matallana, Rosemary Quintero, Dayana Paola Urzola, Orlando Romero y José Félix Lafaurie son los 12 delegados nombrados por el Gobierno para buscar poner fin a un conflicto que inició en 1964, con la fundación del Eln.

“Los funcionarios somos Danilo y yo. Los otros representan a la sociedad colombiana, porque hay que incorporar a los más diversos sectores”, argumentó al respecto de este listado Otty Patiño, jefe negociador del equipo designado por el Ejecutivo.

Y, en aras de mantener la pluralidad y participación democrática, Patiño afirmó que todas las decisiones ligadas al proceso de paz se tomarán con consultas y acuerdos previos con los distintos sectores participantes.

Los próximos pasos

Después de ser interrogado sobre la impunidad y, más específicamente, la liberación de la integrante del Eln alias Violeta para fungir como gestora de paz, el comisionado Rueda se limitó a responder: “Nada sobre amnistías se ha definido, pero aseguramos que nada se basa en la impunidad”.

Al respecto, el ministro de Defensa, Iván Velásquez, señaló que no hay instrucciones para aplicar una suspensión de operaciones contra el Eln.
“De entrada, no hay suspensión de ninguna clase de operaciones en el país”, indicó Velásquez.

Durante una rueda de prensa, el funcionario sostuvo que cualquier cambio en la operatividad de las autoridades sería producto de los resultados de los acercamientos de paz con esa guerrilla, pero en caso de que la Fuerza Pública encuentre a alguna persona a la que no se le suspendieron las órdenes de captura como parte del proceso de paz se procederá a su detención.

Esta estrategia de negociar mientras se mantiene el conflicto armado puede implicar riesgos como el paro armado que efectuó el Eln en febrero de 2018 para intentar forzar al gobierno de Juan Manuel Santos a ceder en sus intereses a lo largo del proceso.

El anterior no es el único obstáculo del proceso: en Arauca, el Eln libra una cruenta guerra con las disidencias de las Farc que ya ha dejado más de 300 muertos este año.
En ese contexto, aún no hay certezas sobre la llegada a un cese del fuego multilateral.

El Tiempo


¿Qué dijeron en el Congreso sobre la reanudación de los diálogos entre Gobierno-ELN?

Luego de que oficialmente, desde Caracas, Venezuela, se reinstalara la mesa de negociaciones entre el Gobierno nacional y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), distintos sectores políticos se pronunciaron sobre lo que esto significa para el país y cuáles son los retos que se aproximan.

Uno de los primeros en pronunciarse fue el senador y exnegociador de Paz Humberto De La Calle, quien a través de sus redes sociales manifestó: “Saludo el comienzo de nuevas negociaciones con el ELN. Ojalá esta vez sean exitosas. Por el bien de Colombia”.

Por su parte, el expresidente conservador Andrés Pastrana criticó el inicio de estos diálogos, afirmando que “el proceso de Petro con el ELN suena a entrampamiento para armar una constituyente y atornillarse en el poder”.

Siguiendo por el lado de los reparos, la excandidata presidencial Ingrid Betancourt consideró que “la negociación con el ELN debe enfocarse en garantizar la seguridad de colombianos, y no de los alzados en armas. Solamente si el grupo evidencia verdadera intención de paz, liberando secuestrados y reparando víctimas, se puede dar una negociación exitosa. Los parámetros no pueden ser menores”.

Rodrigo Londoño Timochenko, excomandante de las extitnas Farc y ahora presidente del Partido Comunes, también se pronunció celebrando “la reanudación de los diálogos entre el ELN y el Estado colombiano, único camino para cesar la violencia. Aliento a sus delegaciones a trabajar decididamente y sin mezquindad para sacar las armas de la política y profundizar los alcances del Acuerdo Final de Paz”.

En ese camino de los comentarios a favor, el senador de Cambio Radical David Luna comentó que “hoy se reanudan los diálogos del Gobierno del presidente Gustavo Petro con la guerrilla del ELN. Buena noticia para el país. Esperamos todo se dé bajo la premisa de la verdad, la justicia y la reparación. El camino siempre será el de la Paz”.

Uno de los garantes de este diálogo, que se retomó a los 3 meses y dos semanas de la llegada de petro al poder, es la ONU. El jefe de la Misión de Verificación, Carlos Ruiz Massieu, afirmó también que “celebro el reinicio de negociaciones entre Gobierno de Colombia y el ELN en Caracas. Reitero el apoyo del Secretario General Antonio Guterres a este proceso, y hago llamado a las partes y a la sociedad colombiana para aprovechar esta oportunidad histórica y profundizar la Paz en Colombia”.

El ELN lleva siendo uno de los más grandes protagonistas del conflicto armado en Colombia, por casi seis décadas. Tras la firma del acuerdo de Paz con las Farc, este grupo guerrillero asumió el rol de la organización criminal delictiva más grande en territorio colombiano.

Caracol


Más notas sobre el tema