Petro: La crisis climática no la solucionarán tecnócratas influidos por empresas del carbón y el petróleo – Por Camilo Rengifo Marín

913

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Petro: La crisis climática no la solucionarán tecnócratas influidos por empresas del carbón y el petróleo

Camilo Rengifo Marín*

El presidente colombiano Gustavo Petro destacó en la 27 Cumbre mundial sobre el Clima que se celebra en Egipto que “la política de reforestación no logra suplir lo que debe ser la política para superar la crisis climática: no es más que dejar de consumir petróleo y carbón (…) Es hora de la humanidad y no la de los mercados”, afirmó.

Colombia es la segunda potencia mundial en biodiversidad, tenemos el 10% de las especies del mundo. Si la selva amazónica se quema, hay un punto de no retorno, su destrucción provoca un camino hacia la extinción de la vida en el planeta, advirtió. Gustavo Petro entregó un listado de diez pasos a seguir para hacerle frente a la problemática ambiental que afecta al mundo entero.

“La COP ya no da respuestas y el tiempo se agotó. Las conferencias globales de gobiernos deben poner la política al mando para generar un plan global de desconexión de los hidrocarburos de manera inmediata. La descarbonización es un cambio real y profundo del sistema económico que domina, señaló en la plenaria de la reunión. “La movilización de la humanidad corregirá el rumbo y no el acuerdo de tecnócratas influidos por los intereses de las empresas del carbón y el petróleo”, aseveró.

Petro señaló que el primer eje de una política que supere con eficacia la crisis climática implica dejar de consumir petróleo e hidrocarburos y cada vez más los seguimos consumiendo (…) Los tiempos de la extinción que vivimos deben empujarnos a actuar ya y globalmente como seres humanos con o sin permiso de los gobiernos. Es la hora de la movilización de la humanidad toda”, indicó.

Al referirse a su segundo numeral, aseguró que el mercado no es el mecanismo principal para superar la crisis climática. Es el mercado y la acumulación de capital quien la produjo y no serán jamás su remedio”, argumentó, tras indicar que solamente la planificación pública y global, multilateral, permitirá pasar a una economía descarbonizada mundial.

El presidente colombiano señaló que está en manos de la política mundial, en la movilización de la humanidad, corregir el rumbo “y no el acuerdo de tecnócratas influidos por los intereses de las empresas del carbón y el petróleo”. Dijo que es necesario salvar los pilares del clima del planeta.

“La selva amazónica es uno. Colombia otorgará 200 millones de dólares anualmente durante 20 años para salvar la Selva Amazónica. Esperamos el aporte mundial”, anunció.

Petro insistió que la crisis climática solo se supera si se deja de consumir hidrocarburos. y señaló que los tratados de la Organización Mundical de Comercio y el Fondo Monetario Internacional  van en contra de la solución de la crisis climática, y se deben supeditar a los acuerdos de la COP y no al revés.

Expuso que el FMI debe iniciar el programa de cambio de deuda por inversión en la adaptación y mitigación del cambio climático en todos los países en desarrollo del mundo. “Las políticas de bloqueo económico hoy no favorecen la democracia y van en contra de los tiempos de la humanidad para actuar contra la crisis”, puntualizó.

Petro concluyó que “la banca privada y multilateral del mundo debe dejar de financiar la economía de los hidrocarburos (…) De inmediato hay que iniciar las negociaciones de la paz. La guerra quita el tiempo, vital de la humanidad para evitar su extinción”.

Apoyo de países europeos

Por su parte, la ministra de ambiente colombiana, Susana Muhamad, reveló que Alemania, Noruega y Reino Unido anunciaron un nuevo desembolso de 25 millones de dólares destinados a “salvar” la Amazonía. La alianza de Colombia con estos países europeos no es nueva: inició oficialmente en la COP21 en París en 2015, cuando estos países acordaron apoyar al gobierno colombiano a cumplir su ambición de reducir a cero la tasa de deforestación neta en la Amazonía colombiana en 2020.

Alemania, Noruega y Reino Unido se comprometen a contribuir con hasta 366 millones de dólares hasta 2025. De esta cifra, 60 millones se proyectan para pagos por reducción de emisiones verificadas y 106 millones de dólares para la implementación de objetivos y políticas, conocidos como ‘hitos’ del gobierno de Gustavo Petro.

Entre los objetivos de la alianza para 2025 se encuentra, reducir la pérdida de bosque natural a 100.000 hectáreas o menos; desarrollar la formación y actualización catastral en al menos un millón de hectáreas en zonas de alta deforestación; o que 500.000 hectáreas tengan una gestión sostenible de los bosques en el marco del Programa Nacional de Forestería Comunitaria.

* Economista y docente universitario colombiano, analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Más notas sobre el tema