Reunión conservadora en México – Por René Ortíz

773

¡ALERTA! ultraderecha afila sus garras para acabar con AMLO y 4T

Por René Ortíz

Se anuncia que “los días 18 y 19 de noviembre se llevará a cabo en Ciudad de México un nuevo capítulo de la CPAC, (Conferencia Política de Acción Conservadora) que reúne desde 1974 a líderes del mundo conservador, a cientos de organizaciones, miles de activistas y a millones de espectadores a través de los medios.

En este lugar se hará escuchar la voz de México, de toda América y de todos los defensores de la libertad y la democracia en nuestros países.

Por eso el nombre de CPAC es… ¡México! Estaremos aquí defendiendo la libertad de las Américas. Juntos Porque #JuntosSomosMásFuertes” (página cpacmx.com)

Es de suponer que la CPAC es un membrete “internacional” una fachada, que sirve como paraguas a organizaciones, grupos y personas de la ultra, extrema derecha y neofascistas.

¿Quién está detrás de CPAC?

Lo primero que habría que preguntar es ¿quién es en México responsable de este encuentro? ¿CPAC México se encuentra debidamente constituido? ¿bajo qué figura jurídica y quiénes lo conforman? ¿Están abusando de la hospitalidad de México y de su absoluto respeto a la libertad de expresión? ¿Cuál será el costo y quién financiará este encuentro?

¿Será una casualidad que este evento se realice en México que lleva 4 años con un gobierno progresista con el Presidente Andrés Manuel López Obrador al frente?

El cual, a pesar de la crisis mundial económica, política y social, ha logrado importantes avances en un proyecto alternativo al agotado modelo neoliberal, ha desarrollado una política exterior digna y soberana, latinoamericanista, solidaria, con reconocimiento internacional, internamente. Con logros en el desarrollo, bienestar para la población  humilde, mantener estabilidad, tener un alto apoyo popular, avance en la cohesión social.

¿Será fortuito que este encuentro se realice en los días previos al 20 de noviembre fecha en la que los mexicanos conmemoramos y celebramos el inicio de la Revolución Mexicana? Yo creo que no, ni casualidad ni caso fortuito.

Este texto tiene el objetivo de advertir a gobiernos, partidos, movimientos sociales progresistas, activistas y personas de izquierda sobre el peligro que representa el activismo de grupos extremistas de ultraderecha, extrema derecha y neofascistas para los proyectos nacionales que buscan su camino hacia la soberanía, independencia plena, inclusión, justicia social.

Esta llamada de atención no es en contra de opositores de derecha y conservadores, incluso de ultraderecha, lícitamente organizados y políticamente agrupados en partidos políticos, asociaciones, grupos que de acuerdo a nuestras leyes operan legítimamente, aunque hay que señalar que muchas veces en estos organismos amparados en la ley, individualmente o en grupo se encuentran extremistas quienes además pertenecen a otros grupos radicales, clandestinos o semi clandestinos que muchas veces tienen nexos y reciben del exterior recursos para realizar acciones ilegales.

Mucho se ha escrito últimamente por periodistas, intelectuales, escritores, analistas, (de quienes utilicen información, citas y opiniones, para este escrito), sobre el tema del ascenso y/o influencia de estos grupos en diferentes países, marcadamente en Europa que con la celebridad que los medios de comunicación occidentales le han dado a Ucrania encabeza la lista.

Ultras sin rumbo ni ideas

Bien asegura Raúl Zibechi “la ultraderecha arraigó en nuestras sociedades, la ultraderecha llegó para quedarse como sucede en Italia, Estados Unidos, Chile, Colombia y cada vez más en países como Argentina y Uruguay en donde no tenían una sólida tradición. ¿Y México?

El problema empieza cuando esa ultraderecha, sin propuestas y con el único fin de tratar de descarrilar, destruir o aplastar los proyectos progresistas utiliza verdades a medias, interpretaciones, la infamia, la mentira, la guerra sucia, como arma política.

Mauro Jarquín Ramírez ejemplifica que “la reacción conservadora contempla todos los campos, principalmente los de educación y salud.

En México la resistencia al cambio es evidente en la oposición a la presencia de médicos cubanos en zonas en que no existe presencia y la salud es un derecho muy lejano y en educación en sus ataques a la reforma curricular de la 4T afirmando que dicho plan tiene como fin “implementar un sistema educativo castrochavista-bolivariano donde colectivizan y condenan la individualidad”

Efectivamente los ultras, extremistas y neofascistas en México y en otros países de América Latina y el Caribe, se convierten en una deplorable oposición que no tiene candidato, ni partido, ni programa.

Tampoco tienen ideas ni propuestas solo les queda la obsesiva y anacrónica cantaleta  del anticomunismo lo que no les deja más camino que confabularse pensar en golpes de Estado, golpes blandos, lawfare, de una forma u otra buscar como debilitar, destruir, aplastar el proyecto progresista, sus líderes o a las naciones, que en su corta visión los desafían.

Esta última aseveración se ejemplifica con los extremistas contra revolucionarios cubanos de Miami, sus patrocinadores y los mercenarios que reclutan, que deliran con una intervención armada por parte de Estados Unidos o que la fuerza del bloqueo, las sanciones y el asedio acaben por vencer al heroico pueblo de Cuba y a su Revolución que han resistido con dignidad y entereza por más de 60 años.

No es pues de temer a adversarios que con la ideología y practica del neoliberalismo, modelo del consenso de Washington, que agotado por ser totalmente injusto y en lugar de resolver los problemas de los pueblos profundizó las desigualdades, rompió la cohesión social, despojó a las naciones en desarrollo de sus riquezas naturales, hizo más ricos a los de las clases privilegiadas y arrojó a la pobreza extrema y a la pobreza a las mayorías.

Ana María Aragonés expresa “Pero es muy preocupante que también en la región se expande la ultraderecha, el neofascismo.

Eventos muy graves como el intento de asesinato vivido por la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; el golpe de Estado en Bolivia que derrocó a Evo Morales; la amenaza a México de aplicar aranceles si no cambia su política migratoria, la aparición del Partido Vox con su carta de Madrid y en los últimos días la realización del Congreso Mundial de las Familias…”

José Blanco pregunta ¿la ultra derecha extrema fascista es el futuro?  En relación con la elección de Giorgia Meloni de la derecha posfascista del Partido Fratelli Italia ultranacionalista aliados de Vox de España, del Partido Nacionalista Ley y Justicia y el Partido Demócrata de Suecia. Dios, Patria y Familia”.

José Murat aconseja “No desestimar reductos neofascistas  en el mundo” además de coincidir con José Blanco en el peligro de Georgia Meloni de Italia y Vox de España, adiciona a la ultra derecha en Gran Bretaña, Hungría, Polonia, creo que hay que agregar a Ucrania y a sectores generalmente republicanos de Estados Unidos a los que Murat califica de “derecha y extrema derecha chovinismo, xenófobo, racismo, hostilidad, embestida contra conquistas de derechos sociales y laborales, rechazo a derechos humanos y libertades, conservadurismo contra aborto, homófobo y contra diversidad.

Hay que tener muy presente el riesgo de la ultraderecha, extrema derecha y neofascismo personas que xenófobos, racistas, clasistas, arrogantes, prepotentes, supremacistas que solo conciben la vida como la dominación sobre los más débiles sean países, clases sociales, razas, se creen elegidos de la divinidad, utilizan la fuerza del dinero y de las armas para mantener una hegemonía imperialista y neocolonialista que les permita continuar como los señores feudales, quinteros o latifundistas “dueños de vidas y haciendas”.

Sólo por mencionar como ejemplo el tipo de “encuentros” de estos grupos conformados por personas extremistas que no dudan en utilizar cualquier tipo de artimañas para lograr sus objetivos están el “14 Congreso Mundial de las familias” (https://bit.ly/3RBMrEE) y el foro “20 años de la Fundación Internacional para la Libertad” que en la capital de España reunió a los conocidos retrógrados, enemigos de sus pueblos,  mexicanos Ernesto Zedillo y Felipe Calderón, José María Aznar y Mario Vargas Llosa peruano vergonzante, súbditos de la corona española, Sergio Moro de Brasil, que públicamente despotricaron en contra del progresismo, y en privado desconocemos los acuerdos que tomaron.

Cerrar filas

Si bien el próximo evento de la Conferencia Política de Acción Conservadora se realizará en México y es de esperar que su principal blanco será el gobierno progresista de la Cuarta Transformación y el presidente Andrés Manuel López Obrador, les aseguro compañeras y compañeros, que sus países, sus gobiernos, sus partidos, sus organizaciones, nuestras organizaciones regionales, e incluso ustedes mismos seremos parte de la agenda, pública o secreta y que el objetivo con el financiamiento y la asistencia de personajes perfectamente identificados y sus organizadores mexicanos será de acuerdo a sus palabras “¡México! Estaremos aquí, defendiendo la libertad de las Américas”.

Lo que nosotros sabemos perfectamente lo que eso significa. Alerta, compañeras y compañeros.

Manifiesto 21

Más notas sobre el tema