Argentina | Dictan sentencia contra Cristina en medio del escándalo del chat entre jueces, medios y opositores

1.166

Juicio a Cristina Kirchner: entre denuncias, se conoce la sentencia en la causa Vialidad

Por Jonathan Heguier

Los jueces del Tribunal Oral Federal 2 leerán este martes la sentencia en el juicio Vialidad contra Cristina Kirchner y los otros 12 acusados, en medio de una lluvia de denuncias de lawfare y connivencia entre miembros del Poder Judicial y la oposición. La Vicepresidenta esperará el veredicto desde su despacho en el Senado de la Nación por teleconferencia, según adelantaron fuentes de su entorno a El Destape.

Los fiscales de la causa Diego Luciani y Sergio Mola pidieron en su alegato que Cristina Kirchner sea condenada a 12 años de cárcel e inhabilitarla de por vida para ejercer cargos públicos. La ex presidenta afirmó en el último tiempo que “la sentencia ya está escrita” desde hace un tiempo.

Este lunes se dio a conocer que brindó una entrevista exclusiva al diario brasileño Folha de Sao Paulo en la que habló a fondo del presente de la Argentina y volvió a anticipar su condena como forma de presión política. Cristina se manifestó segura de que los jueces que la juzgan en el marco de la causa Vialidad la van a condenar y eso será “una suerte de regalo para (Héctor) Magnetto”, el CEO del Grupo Clarín.

“El 6 van a dictar la sentencia. El 7 de diciembre va a ser publicada en los diarios. Ese día, el 7D, fue un emblema de nuestro gobierno con la ley de medios, que establecía que los dueños de medios que tenían demasiada concentración mediática debían desinvertir”, dijo la ex presidenta. En ese marco, añadió: “La tapa de ‘Cristina condenada’ y el 7D van a coincidir. Es una suerte de regalo para Magnetto”.

La hora de la sentencia es aún una incógnita. Desde las 9.30, el TOF 2 (integrado por Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu) escuchará las últimas palabras del ex funcionario de Vialidad, Juan Carlos Villafañe. Luego habrá un cuarto intermedio y el tribunal anunciará en ese momento a qué hora concluirá y volverán a reunirse para la lectura de las sentencias.

En la última entrevista, la Vicepresidenta advirtió: “Los jueces puestos por (el ex presidente Mauricio) Macri lo protegen a él y protegen a quienes quisieron matarme, y no investigan nada de lo que pasó durante su Gobierno”. Además, sostuvo que “el neoliberalismo encontró tres nuevos instrumentos: controlar la voluntad popular, proteger judicial y mediáticamente a los dirigentes de derecha y disciplinar a los dirigentes políticos para que los que quieran defender a los excluidos lo piensen dos veces”.

Sobre la persecución judicial, CFK expresó que “acá el lawfare estuvo encarado desde la cúspide del poder”. Y apuntó: “Ricardo Lorenzetti, cuando era presidente de la Corte, se tomó una foto con Sergio Moro de un lado y Claudio Bonadio, que era un juez que perseguía a mí y a mi familia, del otro”. “Ser dirigente es poder mirar más allá y decir ‘la historia va por allá, hay que hacer esto’. Eso no lo voy a perder nunca. Podré ser presidenta o legisladora, pero nunca voy a renunciar a decir lo que me parece que hay que hacer para construir un país mejor para nuestra gente”, añadió.

La sentencia que se conocerá en las próximas horas no será la última palabra. Los fundamentos de la Cámara se darán a conocer durante el primer trimestre de 2023 y, luego, habrá dos instancias de revisión, en caso de que la defensa de Cristina Kirchner y de los otros acusados apelen. Primero la Cámara Federal de Casación y, luego, la Corte Suprema de Justicia. Desde el entorno de CFK ya adelantan que el caso puede ser tratado incluso en otra instancia, las cortes internacionales.

Desde el entorno de Cristina Kirchner anticiparon a El Destape que no hay llamados a movilizaciones y que no se alentará a convocatorias. La semana pasada ya hubo voces que se manifestaron a favor de “salir a la calle”. Uno de ellos fue el titular de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) porteña, Daniel Catalano, que afirmó que no van a permitir “un Lula en nuestro país”. Sin embargo, desde otros sectores esperan una señal para ello. Señal que aún no llegó.
El vuelo del lawfare

Si las denuncias de Cristina no eran suficientes para tensar el clima previo a la sentencia, el escándalo judicial, mediático y político que estalló el fin de semana terminó de alimentar las sospechas de lawfare. El senador del Frente de Todos Oscar Parrilli, una de las personas de mayor confianza de CFK, afirmó que los jueces, fiscales, funcionarios y directivos de Clarín involucrados en los presuntos chats filtrados intentaban encubrir su viaje a la Patagonia para “diagramar una estrategia con la que proscribir a Cristina Kirchner en 2023”, y los tildó de “mafia”.

“Creo que fueron (a la estancia de Joe Lewis en Lago Escondido) para diagramar una estrategia para proscribir a Cristina Kirchner en 2023, porque dan por sentado que va a haber condena que no va a estar firme”, afirmó Parrilli en diálogo con Roberto Navarro en El Destape Radio, en referencia a la causa Vialidad.

El escándalo de “los jueces de Clarín” arrancó por los presuntos chats que se cree fueron hackeados del teléfono del ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro. En ellos se puede observar el diálogo que mantuvieron jueces, fiscales y directivos del Grupo Clarín tras la publicación del documento que certificaba su viaje a Lago Escondido, Bariloche. El pasado 13 de octubre hubo un vuelo desde San Fernando hacia esa ciudad de Río Negro que compartieron jueces y fiscales vinculados a operaciones de lawfare junto con miembros de la exSIDE y un conocido publicista. El Destape obtuvo la planilla de ese vuelo, con el detalle de los pasajeros.

Según se desprende de los presuntos chat y los audios filtrados, Jorge Rendo y Pablo Casey, presidente y abogado del Grupo Clarín, respectivamente, invitaron a un grupo de funcionarios, jueces y fiscales directamente vinculados a la persecución judicial a CFK a pasar unos días en Lago Escondido, la estancia patagónica del magnate inglés Joe Lewis, amigo personal de Mauricio Macri. Descubiertos, intentaron encubrir esta reunión a través de la confección de facturas truchas y el direccionamiento de la causa en la que se los investiga, dos delitos graves.

El Destape Web


Nota Relacionada: Argentina | El presidente Fernández ordenó que se “investigue penalmente” el escándalo de los chats

Más notas sobre el tema