Chile | Luego de tres meses de negociaciones, sigue sin acuerdo el futuro del proceso constituyente

711

Presidente Boric: El proceso constituyente “no se puede seguir dilatando eternamente”

 

El Presidente Gabriel Boric advirtió este jueves que el acuerdo para una nueva Constitución “no se puede seguir dilatando eternamente”, después de casi tres meses de negociación entre partidos con representación parlamentaria, sin resultados concretos, tras el triunfo del Rechazo y la estrepitosa derrota de la propuesta de la Convención en el plebiscito de salida del 4 de septiembre.

“He señalado que me parece muy importante, para resguardar a futuro la plena legitimidad y transversalidad de la futura Constitución, que sea un órgano electo el que la redacte. Este puede tener toda la colaboración de expertos que se establezca y que sea necesaria”, dijo el Jefe de Estado en una conferencia de prensa en La Moneda.

“Me parece que los partidos han avanzado en las últimas horas en conversaciones. No quiero adelantarme a eso; le corresponderá a los partidos anunciarlo, pero yo, por lo menos, soy partidario de que logremos cerrar este tema lo antes posible. No se puede seguir dilatando eternamente”, añadió el Mandatario.

“Creo que está en el deseo de todos que tengamos una nueva Constitución, un nuevo pacto social“, concluyó Boric.

Los partidos políticos aún no logran destrabar nudos claves para dar curso al proceso constituyente, por lo que el mismo Presidente ha asumido un rol más activo para tender puentes con la oposición.

Durante la tarde de ayer, en La Moneda, el gobernante se reunió durante cerca de 15 minutos con el timonel de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Javier Macaya, tiempo en que se puso sobre la mesa el estado de las tratativas, entrampadas desde hace semanas en el debate del tipo de asamblea que redactará la nueva Carta Magna y se analizaron fórmulas que permitan sellar un acuerdo.

Las negociaciones siguen en torno al órgano: mientras en el oficialismo, principalmente Apruebo Dignidad, abogan por uno 100 % electo, en la oposición apuntan a uno mixto, que incluya integrantes electos y expertos designados, idea a la que se han ido abriendo en el Socialismo Democrático. El tamaño también genera discrepancias: mientras la propuesta del oficialismo más la DC ha apostado por 99 integrantes electos, Chile Vamos ha abogado por 50, similar al Senado.

La DC, no obstante, rebajó ayer su aspiración a 78 miembros.

En ese marco, una opción que se evalúa apunta a mantener un órgano 100% electo, pero agregando algunos “seguros” que den tranquilidad a Chile Vamos de que no se repita lo que consideraba “intentos refundacionales” de la antigua Convención.

Se plantean dos caminos: uno, recoger la idea de que haya un anteproyecto redactado por expertos previo a la instalación del mecanismo, que está presente en la propuesta del oficialismo y la DC y que le gusta a la derecha; a lo que se sumaría un elemento relevante para la UDI, que luego de que el órgano que se vaya a acordar elabore la propuesta de nueva Constitución, ésta deba pasar al Congreso para ser aprobado por cuatro séptimos y, tras el visto bueno, pase directo a su última ratificación en un plebiscito de salida.

DISCUSIÓN EN LOS PARTIDOS

La presidenta de Evolución Política (Evópoli), Gloria Hutt, dijo creer “genuinamente” que el Presidente Boric “quiere alcanzar un acuerdo, pero tiene que probarlo”.

“Para eso, el camino es ordenar a los partidos que lo acompañan y eso lo puede hacer público o privado. Si lo hace público, y apunta a un acuerdo, estupendo”, añadió la exministra de Transportes.

Mientras que el el presidente de Convergencia Social (CS), Diego Ibáñez, señaló que “el Presidente ha sido explícito en que quiere un órgano que sea 100 por ciento electo, que tenga expertos, pero que la legitimidad se la den las elecciones populares, y hoy no es el oficialismo el que tiene que ponerse de acuerdo en torno a ello, es la derecha la que tiene que mostrar convicciones de que desea de que la nueva Constitución sea en base a un procedimiento legítimo, participativo, ciudadano y democrático”.

En respuesta a lo anterior, el timonel RN, Francisco Chahuán, dijo que “Chile Vamos ha tenido una actitud flexible para los efectos de plantear opciones distintas, esperamos que esa misma flexibilidad la tengan también las dos coaliciones del oficialismo, particularmente Apruebo Dignidad, que ha sido el más reticente a lograr finalmente ablandar las posiciones y generar el acuerdo que Chile necesita”.

En paralelo, La Moneda citó a un comité político ampliado y extraordinario para este viernes a las 08:00 horas, una convocatoria que, si bien no fue enviada con agenda definida, en los partidos de la alianza de Gobierno dijeron a La Tercera que el asunto a tratar serán las negociaciones constituyentes.

Ese mismo día se desarrollará una nueva ronda de diálogos de la mesa ampliada que reúne a las fuerzas políticas con representación parlamentaria y que es encabezada por los timoneles de ambas Cámaras del Congreso Nacional.

 

Cooperativa


La Moneda busca alinear al oficialismo para destrabar acuerdo constitucional

 

El acuerdo constituyente se instaló en La Moneda. En las horas clave para que los negociadores puedan cerrar un “principio de acuerdo”, el gobierno activó sus redes para facilitar que el oficialismo y la oposición acerquen sus posiciones.

Así, este jueves, a las 18 horas, el gobierno convocó a un comité político para analizar -entre otros temas- las tratativas de los partidos para posibilitar un nuevo proceso constituyente. En la instancia, que es liderada por el Presidente Gabriel Boric y en la que participan sus ministros políticos, estaba contemplado que abordaran la estrategia que tendrá el Ejecutivo en este asunto.

La cita se dio en momentos cruciales. Este viernes, a las 8.00, los partidos de la alianza de gobierno llegarán a Palacio para participar de un comité político ampliado. Los ministros están preparando el terreno para que, en esa cita, se pueda alinear al oficialismo en una sola posición.

Todo indica que en la reunión con los partidos de gobierno se comentará, por primera vez de forma oficial, la fórmula que fue conversada entreBoric y el timonel de la UDI, Javier Macaya, en una reunión este miércoles en La Moneda.

El mecanismo que se pondrá sobre la mesa consiste en lo siguiente: un grupo de expertos redactará un anteproyecto de nueva Constitución. Ese borrador se le entregará a un órgano 100% electo y esa instancia redactará el texto que, antes de ir a plebiscito de salida, deberá ser ratificado por 4/7 del Congreso.

La opción combina varios elementos de la propuesta oficialista. Por un lado, el anteproyecto de los expertos, aspecto que también le gusta a la derecha. En segundo lugar, protege algo que para la alianza de gobierno ha sido sagrado: que el órgano sea 100% electo.

Junto con incorporar esos elementos oficialistas, la nueva idea recoge un punto que para la UDI era clave: un seguro adicional que sería la ratificación por 4/7 del Parlamento, algo fundamental para evitar lo que Chile Vamos ha llamado los “intentos refundacionales” de la extinta Convención.

Con esta nueva carta sobre la mesa, la pregunta ya se instaló en los partidos, el Ejecutivo y los negociadores del acuerdo: ¿Qué tanto piso tiene el Congreso? La pregunta es estratégicamente relevante, porque si el oficialismo y La Moneda quieren tener una fórmula que sea exitosa, necesitan asegurarse que tenga el respaldo de 4/7 del Parlamento. Dado que esta es una nueva opción que apareció con fuerza recién en los últimos días, cada partido empezó a hacer los sondeos en sus propias filas.

En la Cámara -donde necesitará de 89 votos favorables- el escenario, al menos de manera preliminar, pareciera ser positivo. “Es una buena alternativa, ya que genera una mixtura entre expertos que hacen anteproyecto, un órgano 100% electo que redacta y ratificación del Congreso y la ciudadanía. La base es nuestra propuesta como PPD y oficialismo, con algunas variantes. Veamos si genera apoyos suficientes, de lo contrario solo queda la mixta. Son las dos alternativas viables que vemos”, reconoce el diputado Raúl Soto.

Algo similar opinan en la DC. “Para la bancada de la DC esta propuesta de un órgano constituyente 100% elegido, que tenga un plebiscito de salida y sea ratificado por 4/7 del Congreso, nos parece un buen acuerdo”, afirma el jefe de bancada de la decé, Eric Aedo.

El diputado agrega que el asunto debe ir acompañado, además, de voto obligatorio y que el órgano debe ser paritario, 100% elegido y que ojalá tenga un número cercano a los 78 miembros: “Nos interesa que sea 100% elegido, porque queremos una Constitución elegida y escrita por la gente. No queremos dejar abierta la ventana para que en unos años más sean los propios chilenos los que digan que esta Constitución la escribieron los mismos de siempre”.

En el Partido Radical también ven con buenos ojos este mecanismo, pero tienen algunas dudas sobre los detalles. “No me parece una mala propuesta si habilita un órgano redactor 100% electo. Sin embargo, una propuesta de estas características genera varias interrogantes, como si es que este visado deben realizarlo ambas cámaras, si sería del texto completo, artículo por artículo o incisos por separado, cuáles serían las atribuciones del Congreso (…), o qué pasaría en el caso de que fuera rechazado, entendiendo que lo más lógico es que como no es un órgano redactor y solo de visado, debería poder pronunciarse solo a favor o en contra y no cambiar redacciones”, afirma el diputado Tomás Lagomarsino.

El jefe de bancada de diputados del PC, Boris Barrera, señala que si bien no ha sido comentada formalmente en instancias partidarias por los negociadores, la propuesta que respaldaría Boric sí había trascendido previamente. “Lo principal para nosotros es que el órgano que escriba la nueva Constitución sea 100% electo, representativo, paritario, lo más democrático posible. En relación a un texto que podría estar avanzando antes (anteproyecto), mientras no sea vinculante (…), si esa fuera una condición para llegar a un acuerdo, pero que incluya el órgano 100% electo, no lo veo tan mal, no sería una línea roja. Está el proyecto de nueva Constitución, donde había partes que generaban amplias mayorías, esas cosas se pueden rescatar”, dice Barrera.

De todas formas, recalca que en el PC no hay una definición formal frente a la idea que circula y que solo se ha reafirmado la calidad electa del nuevo órgano.

En algunos sectores del Frente Amplio ven con preocupación que, de concretarse un acuerdo en esa línea, el nuevo órgano redactor se vea sometido a un “excesivo tutelaje”, con bases institucionales -que delimitarán el contenido a discutir-, un árbitro ya establecido en las conversaciones, el anteproyecto -que debe definirse su nivel de vinculación- y el “visto bueno” de 4/7 del Congreso. “Para mí, lo central es que el acuerdo permita un proceso constituyente legítimo, democrático y con participación ciudadana. Para salir de una crisis institucional, la cosa no puede ser a dedo. Se pierde sentido si no es 100% electo o si le ponemos tanta restricción a la deliberación democrática”, dice la diputada Emilia Schneider (Comunes).

En el PS rondan las dudas. Mientras algunos diputados de esa bancada comentan en privado que la idea es “positiva”, otros son escépticos. Uno de los parlamentarios socialistas que ve con escepticismo la nueva fórmula plantea que el mecanismo se ve, a priori, muy “complejo” y lleno de “capas”. Además, comenta que si el Senado no fue capaz de aprobar el nombre de una persona para dirigir al Ministerio Público menos va a poder visar una propuesta de nueva Constitución que está llena de capítulos, materias y artículos. En esa misma línea, agrega, con un Congreso altamente fragmentado, ingobernable y en un contexto de polarización política el asunto se puede transformar en un arma de doble filo.

Uno de los que es partidario de avanzar en la línea de la idea apoyada por el Mandatario es el diputado Tomás de Rementería (PS). “Yo estoy abierto a cualquier opción que signifique una salida rápida, y en eso creo que el Presidente Boric va a ser clave”, asegura el parlamentario.

La UDI estaría lista. Los problemas están en RN. A los senadores de ese partido no les convence esta opción de que la propuesta de nueva Constitución tenga que pasar antes del plebiscito por el Congreso. Por lo mismo, a ellos les convence más un órgano mixto y dicen que los votos de los senadores solo estarán para abrir ese camino. Tanto así que esa es la propuesta que presentará este viernes el secretario general de RN, Diego Schalper, junto con el diputado UDI Guillermo Ramírez.

En Evópoli, en tanto, también existen dudas con el mecanismo. Ahí, argumentan que no está el ánimo para hacer nuevas elecciones.

La estrategia, comentan en Chile Vamos, es mostrar que este sector tiene total flexibilidad para llegar a acuerdo. De esta manera el bloque estaría proponiendo tres opciones. Primero, la misma de siempre: órgano electo de 50 personas como el Senado. En segundo lugar, la opción que exploró Macaya con Boric, y como tercera opción el órgano mixto. Ante ese escenario, agregan, quedará demostrado que la intransigencia está en el oficialismo.

Este jueves los principales negociadores de Chile Vamos estuvieron reunidos analizando el escenario para intentar unificar una estrategia.

En el Senado se necesitan 29 votos para conseguir los 4/7. Senadores del oficialismo dicen que se logran fácilmente, pero solo con la condición de si RN logra alinear a sus parlamentarios. Las bancadas de Socialismo Democrático se suman a la idea, y si Boric respalda la opción, a los senadores de Apruebo Dignidad no les quedaría otra.

El presidente del Senado, Álvaro Elizalde, ha sido fundamental para articular posturas entre los negociadores. Este jueves pidió que las “posiciones no se atrincheren” y que no hay que cerrarse a ninguna alternativa: “Estamos contra el tiempo, cada día que pasa es un día perdido respecto de la necesidad de tener un buen acuerdo para Chile. Por eso el llamado que hemos hecho es que las partes no se atrincheren, sino que tengan disposición de entendimiento”.

El Presidente Boric fue consultado sobre si apoya esta nueva fórmula, pero el Mandatario prefirió no tomar postura de forma tan explícita. “Yo he señalado que me parece muy importante para resguardar a futuro la plena legitimidad y transversalidad de la futura Constitución que sea un órgano electo la que la redacte. Este puede tener toda la colaboración de expertos que se establezca y que sea necesaria, me parece que los partidos han avanzado en las últimas horas en conversaciones, no quiero adelantarme a eso, les corresponderá a los partidos anunciarlo, pero yo por lo menos soy partidario de que logremos cerrar este tema lo antes posible, no se puede seguir dilatando eternamente”, afirmó desde La Moneda.

Fuentes oficialistas comentan que Boric no quiere ceder ante un órgano mixto y que por eso está empujando el órgano 100% electo, pero haciendo la concesión del visado previo del Congreso. En esa misma línea, tampoco le gustaría que los expertos voten y por eso la opción que está tanteando con la oposición y la alianza de gobierno resguarda ese punto, manteniendo el rol de los especialistas solo como acompañamiento.

 

Bio Bio

Más notas sobre el tema