Colombia busca, por novena vez, lograr un salario mínimo concertado – Por Lina Quiroga Rubio

739

Colombia busca, por novena vez, lograr un salario mínimo concertado

Lina Quiroga Rubio – El Tiempo

Esta semana entra en su recta final la fase de negociación entre el Gobierno Nacional, los empresarios y las centrales obreras para acordar el incremento que tendrá el salario mínimo para el 2023. A diferencia de años anteriores, en esta oportunidad se propuso dejar de lado la metodología tradicional —que ha llevado a que la mayoría de los años no haya consenso en el grupo tripartito— y construir una cifra unificada para el aumento.

“Hemos decidido hacer una propuesta distinta teniendo en cuenta que se trata, sin duda alguna, de uno de los momentos más complejos de nuestra economía, dentro del cual las familias colombianas están sufriendo un efecto de inflación importantísimo”, dijo Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi).

Esto significó que el viernes pasado los empresarios no llegaron a la mesa de concertación con un número, como se estableció en el cronograma y como lo venían haciendo en el pasado. “Más que entregar una cifra, porque creemos que no hace sentido en este momento entrar a negociar una cifra baja o una alta para tratar de encontrarnos en la mitad del camino, la responsabilidad que tenemos es poder tomar una decisión que tenga en cuenta varios factores al tiempo”, agregó el líder gremial.

Además, es optimista frente a lo que se pueda lograr porque considera que la ministra del Trabajo, Gloria Inés Rodríguez, “tiene capacidades importantes para ser conciliadora, abrir conversaciones, es cercana al sector trabajador y sindical y ha demostrado una capacidad para trabajar con los empresarios”.

De lograrse este objetivo, esta sería la novena vez que se logra un alza concertada entre las partes en los últimos 22 años en Colombia, tal como ocurrió cuando se reunieron con el fin de pactar los incrementos para 2001, 2004, 2006, 2012, 2014, 2018, 2019 y 2022. Incluso, el año pasado el acuerdo se logró en la primera fase de las conversaciones y el 15 de diciembre el expresidente Iván Duque firmó el decreto que lo hacía oficial. En el resto de los años, la decisión final quedó en manos del Gobierno al no lograrse un consenso en el interior de la comisión tripartita.

Hasta ahora, lo único claro es que el salario mínimo no podrá subir menos de 13,77 por ciento, ya que el alza debe estar basada en la inflación —que llegó a 12,53 por ciento en el mes de noviembre— y la productividad total de los factores, que para este año se calculó en 1,24 por ciento.

Y al final del día, el número que se logre concertar beneficiará a 3,4 millones de colombianos que actualmente trabajan a cambio de un salario mínimo, esta cifra representa el 15,7 por ciento del total de ocupados que se registran en el país (22 millones de personas), según información del Ministerio de Hacienda.

La gran mayoría de los ocupados en el país, es decir el 43,1 por ciento, se gana menos de un mínimo, que para este año se fijó en un millón de pesos, tras decretarse un aumento del 10,07 por ciento (91.474 pesos).

Más notas sobre el tema