Gobiernos de Lula y Alberto Fernández buscarán avanzar en una moneda común entre Brasil y Argentina

1.313

Sur, el proyecto de moneda común entre Brasil y Argentina

El ministro de Economía Sergio Massa viajó a Brasil y se reunió en San Pablo con Fernando Haddad y Geraldo Alckmin. Haddad será el ministro de Hacienda del próximo gobierno de Brasil, y Alckmin, compañero de fórmula de Lula y ex gobernador de San Pablo, será vicepresidente y también ministro de Industria y Comercio.

Durante el encuentro, los funcionarios avanzaron en una agenda común sobre el financiamiento a las exportaciones, el comercio bilateral, un gasoducto y el diseño de una moneda común. Una iniciativa que ya había adelantado el presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva, durante su campaña.

“Sur”, así se llamaría la moneda, no reemplazaría ni al peso ni al real, sino que se utilizaría únicamente en el comercio bilateral. Así lo indicó el subsecretario para América latina de la Cancillería y asesor de integración regional de Massa, Gustavo Gómez Pandiani: “No se está hablando de una moneda única, sino de una común, cuyo objetivo central es poder compensar el comercio en una moneda que hasta podría llamarse Sur, hay un proyecto por ahí”.

Vale destacar que, en septiembre pasado, la Comisión de Mercosur de la Cámara de Diputados ya había discutido la posibilidad de avanzar con el proyecto de una moneda y el plan de integración económica que desarrollan ambos gobiernos parece ir en esa sintonía.

Durante la visita de Sergio Massa, también se trabajó sobre la posibilidad de que el gasoducto Nestor Kirchner, obra que aún está en construcción, llegue hasta el sur del país vecino. En ese marco, Gómez Pandiani confirmó en declaraciones periodísticas que “ya existen gestiones con el Bndes (Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social), para garantizar el financiamiento de la obra”.

Otro de los objetivos de la comitiva argentina fue reestablecer el normal funcionamiento de las relaciones bilaterales y la integración de ambas naciones que se vio retrasada durante el Gobierno de Jair Bolsonaro. “Es una manera de tomar contacto con las autoridades que van a asumir el cargo el 1 de enero, Massa se adelanta y toma esta iniciativa para poder coordinar algunas cuestiones con el principal socio comercial de la Argentina”, concluyó Pandiani.

Hoy Día

 

Más notas sobre el tema