Líderes internacionales expresan preocupación por la crisis política en Perú

618

Estados Unidos, la UE y países de América Latina pidieron resguardar el estado de derecho

 

Estados Unidos y la mayoría de los países de América Latina expresaron este miércoles su “preocupación” por la crisis política que atraviesa Perú y solicitaron a los poderes de ese país que encuentren una solución por la vía democrática, luego de que el Congreso destituyera al presidente Pedro Castillo, quien previamente había disuelto el cuerpo.

El Congreso destituyó a Castillo por “incapacidad moral”, luego de que el mandatario decidiera disolver el Poder Legislativo y reorganizar el sistema de Justicia.

La vicepresidenta Dina Boluarte, que denunció un “golpe de estado”, asumió la Presidencia este mismo miércoles por la tarde.

“Tengo entendido que, dada la acción del Congreso, ahora es el expresidente Castillo”, dijo a periodistas el vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, que agregó que los legisladores peruanos tomaron “medidas correctivas” de acuerdo con las reglas democráticas.

“Rechazaremos categóricamente cualquier acto que contravenga cualquier Constitución, cualquier acto que socave la democracia en ese país”, afirmó Price, según la agencia de noticias AFP.

Estados Unidos actuará “de acuerdo con los deseos y las aspiraciones del pueblo peruano”, agregó el funcionario.

En tanto, el Gobierno de la Argentina manifestó su “profunda preocupación” por la crisis política que atraviesa Perú y exhortó a “todos los actores políticos y sociales” de ese país a “resguardar las instituciones democráticas, el Estado de derecho y el orden constitucional”

La Argentina “lamenta y expresa su profunda preocupación por la crisis política que atraviesa la hermana República del Perú, y hace un llamado a todos los actores políticos y sociales a que se resguarden las instituciones democráticas, el Estado de derecho y el orden constitucional”, tuiteó la Cancillería.

El Gobierno de Brasil también destacó que la decisión de Castillo de disolver el Congreso y decretar un toque de queda representan una “violación contra la democracia”.

En tanto, el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió con “mucha preocupación” las noticias sobre la crisis en Perú, remarcó que es “siempre lamentable que un presidente electo democráticamente tenga ese destino”, pero rescató que “todo fue encaminado de forma constitucional”.

“Lo que Perú y América del Sur precisan en este momento es de diálogo, tolerancia y convivencia democrática para resolver los verdaderos problemas que todos enfrentamos”, añadió Lula en un comunicado, en el que expresó su deseo de que Boluarte tenga éxito “en su tarea de reconciliar el país”.

“Las medidas adoptadas el día de hoy, 7 de diciembre, por el presidente Pedro Castillo, incompatibles con las normas constitucionales de Perú, representaban una violación a la vigencia de la democracia y del Estado de Derecho”, destacó en un comunicado el Ministerio de Relaciones exteriores de Brasil, según la agencia Sputnik.

El Gobierno de Chile dijo en un comunicado que “lamenta profundamente la situación política que está viviendo la República del Perú, y confía en que esta crisis que afecta al país hermano se pueda resolver a través de mecanismos democráticos y el respeto al estado de derecho”.

Chile “hace un llamado enfático a que se respeten los derechos humanos y las libertades fundamentales, y reafirma su compromiso con la democracia y el diálogo como el camino para superar este complejo momento”, agregó.

Asimismo, el Gobierno de “México lamenta los últimos acontecimientos en Perú y hace votos por el respeto a la democracia y a los derechos humanos en bien de ese entrañable pueblo hermano”, tuiteó el canciller, Marcelo Ebrard, que previamente había anunciado la suspensión de la cumbre de la Alianza del Pacífico, en la que México entregaría la presidencia del organismo a Perú la semana próxima, en Lima.

Por su parte, el Gobierno de Ecuador “expresa su profunda preocupación por la situación política en el hermano país del Perú. Hacemos un llamado a todos los actores políticos para mantener el Estado de Derecho y la Democracia y a la comunidad internacional para facilitar el proceso democrático del Perú”, tuiteó la Cancillería.

A su vez, el Gobierno de Colombia “expresa su preocupación por la crisis política en Perú, se solidariza con el hermano pueblo peruano y hace un llamado al diálogo a todos los actores políticos para salvaguardar la democracia”, declaró el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado en su página web.

“Colombia condena todo atentado contra la democracia, venga de donde venga, y recuerda que la democracia requiere el reconocimiento de la voluntad popular expresada tanto en las elecciones para presidente como para el congreso”, agregó el texto.

También la Unión Europea (UE) reclamó diálogo para asegurar la estabilidad en Perú y expresó su respaldo “a la solución política, democrática y pacífica adoptada por las instituciones”.

En un comunicado que firma la delegación del bloque en Lima, la UE instó a “todos los actores de Perú a un diálogo que asegure la estabilidad en el marco institucional”, y afirmó que los países miembros siguen “atentamente los acontecimientos”.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, afirmó en Twitter que “desde un inicio la derecha peruana intentó derrocar a un gobierno democráticamente electo por el pueblo, por las clases humildes que buscan más inclusión y justicia social”.

“El constante hostigamiento de élites antidemocráticas contra gobiernos progresistas, populares y legítimamente constituidos, debe ser condenado por todas y todos; abogamos porque la democracia, la paz y respeto a los derechos humanos, prevalezcan en beneficio del pueblo peruano”, agregó.

En tanto, el Gobierno de Uruguay, en un comunicado de su cancillería, hizo “un llamado a respetar las instituciones democráticas” y condenó “enérgicamente cualquier intento de quebrantar el orden constitucional vigente” en Perú.

Añadió que confiaba en “un pronto y normal funcionamiento de las instituciones republicanas de gobierno” y auguró que la asunción de Boluarte “conduzca a garantizar la estabilidad política y la preservación del estado de derecho”

Télam


Enfrentó el depuesto Ejecutivo un ambiente hostil de élites: AMLO

 

Ante la crisis política desatada en Perú, el presidente Andrés Manuel López Obrador cuestionó que por “intereses de élites económicas y políticas”, el mandatario Pedro Castillo se haya visto orillado a tomar decisiones que sirvieron a sus adversarios para consumar su destitución.

Aun cuando reconoció que la no intervención en asuntos de otras naciones es un principio fundamental de la política exterior de nuestro país, el Ejecutivo mexicano denunció una atmósfera hostil y de confrontación contra el depuesto presidente peruano.

Sui géneris precepto

Tras conocerse la situación en el país andino, López Obrador –que horas antes había confirmado su presencia en la reunión de la Alianza del Pacífico, que se realizaría el 14 de diciembre en Lima– publicó su posición en Twitter: “Es un principio fundamental de nuestra política exterior la no intervención y la autodeterminación de los pueblos. A eso nos ceñimos en el caso de lo sucedido en Perú. Sin embargo, consideramos lamentable que por intereses de las élites económicas y políticas, desde el comienzo de la presidencia legítima de Pedro Castillo se haya mantenido un ambiente de confrontación y hostilidad en su contra hasta llevarlo a tomar decisiones que le han servido a sus adversarios para consumar su destitución con el sui géneris precepto de ‘incapacidad moral’.

“Ojalá se respeten los derechos humanos y haya estabilidad democrática en beneficio del pueblo”, escribió.

Consistentemente, el mandatario mexicano ha expresado su apoyo al peruano ante la insistencia del Congreso de destituirlo.

Incluso, López Obrador suspendió la cumbre de la Alianza del Pacífico –en la que participan México, Chile, Colombia y Perú– que pretendía realizarse en nuestro país a finales de noviembre debido a que el Legislativo peruano negó la salida internacional a Castillo.

Por la mañana, en su conferencia en Palacio Nacional, el tabasqueño había confirmado no sólo su presencia en Lima la próxima semana, sino también la de sus pares de Colombia y Chile, Gustavo Petro y Gabriel Boric, así como de los jefes de Estado de los países invitados: Guillermo Lasso, de Ecuador; Xiomara Castro, de Honduras, y Rodrigo Chaves, de Costa Rica.

El mandatario señaló que ya se han adelantado algunos acuerdos, por lo que la reunión se desarrollaría básicamente para que México entregara la presidencia pro tempore de la alianza a Perú.

La Jornada


 


Governo brasileiro condena tentativa de golpe do presidente do Peru

 

O Ministério das Relações Exteriores do Brasil divulgou uma nota nesta quarta-feira afirmando que acompanha “com preocupação” a situação política no Peru. O governo brasileiro classificou como “violação à vigência da democracia e do Estado de Direito” a tentativa de Pedro Castillo de fechar o Congresso.

Já o presidente eleito, Luiz Inácio Lula da Silva, disse nesta quarta-feira que acompanhou com “preocupação” o desenrolar dos fatos que levaram à destituição e prisão de Castillo, mas afirmou que todo o processo ocorreu dentro do “marco constitucional”. Em nota, ele cumprimentou ainda a nova chefe de Estado, Dina Boluarte, a quem desejou “êxito em sua tarefa de reconciliar o país e conduzi-lo no caminho do desenvolvimento e da paz social”.

“É sempre de se lamentar que um presidente eleito democraticamente tenha esse destino, mas entendo que tudo foi encaminhado no marco constitucional”, disse Lula. “O que o Peru e a América do Sul precisam neste momento é de diálogo, tolerância e convivência democrática, para resolver os verdadeiros problemas que todos enfrentamos.”

O Itamaraty considerou que a destituição de Castillo ocorreu de forma “constitucional” e disse esperar que a medida tomada pelo Congresso “represente a garantia do pleno funcionamento do Estado democrático no Peru”.

“As medidas adotadas no dia de hoje, 7 de dezembro, pelo presidente Pedro Castillo, incompatíveis com o arcabouço normativo constitucional daquele país, representavam violação à vigência da democracia e do Estado de Direito. Espera-se que a decisão constitucional do Congresso peruano represente a garantia do pleno funcionamento do Estado democrático no Peru”, afirma o texto.

Castillo anunciou o fechamento do Congresso e a convocação de novas eleições nesta quarta-feira, mas foi destituído pelo Legislativo e preso em seguida, agravando ainda mais o caos político em um país que teve cinco presidentes nos últimos cinco anos.

A manobra do agora ex-mandatário, que era alvo do terceiro processo de impeachment em 16 meses no poder, provou-se rapidamente um tiro no pé, com opositores e aliados criticando-o imediatamente por violar a ordem democrática.

Na nota, o Itamaraty afirma que “o governo brasileiro manifesta sua disposição de seguir mantendo as sólidas relações de amizade e cooperação que unem os dois países e deseja êxito à Presidente Dina Boluarte”, que assumiu no lugar de Castillo, em sua missão como chefe do Estado peruano”.

OGlobo


Más notas sobre el tema