Celac | Presidentes de la región llegan a Argentina y comienza la cumbre social

892

Cumbre de la CELAC: entre el sueño de una moneda común y la crisis en Perú

Por Gonzalo Fiore Viani

La séptima Cumbre de la Celac se llevará a cabo por primera vez en Argentina. El próximo martes será la reunión central del organismo, donde se abordarán los principales temas de América Latina.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), que hoy preside Argentina, es un mecanismo de diálogo y concertación política del cual participan los 33 países de América Latina y el Caribe. En un contexto donde otras instancias de diálogo regional se encuentran profundamente desprestigiadas, como es el caso de la Organización de Estados Americanos (OEA), o directamente sin funcionar como la UNASUR, la CELAC se ha convertido en uno de los principales foros para los países latinoamericanos.

A diferencia de las cumbres anteriores, esta vez Brasil estará presente. Jair Bolsonaro no había asistido en 2020 debido a que el organismo daba “protagonismo a regímenes no democráticos”. Pero ahora hay una clara intención del nuevo gobierno brasileño de retomar su rol en este tipo de instancias de diálogo internacional.

La Cumbre se realiza en medio de una “polémica” instalada por la oposición al gobierno argentino, debido a la visita de Nicolás Maduro y Miguel Diaz-Canel, los presidentes de Venezuela y Cuba, respectivamente. Dirigentes opositores afirmaron que pedirían la detención de Maduro en caso de pisar suelo argentino, mientras que acusan al Ejejcutivo argentino de “apañar a dictadores”, ya que se les permite la asistencia al evento. Lo cierto es que esto va a contramano de la agenda internacional actual: la Casa Blanca como la Unión Europea (UE) ya comenzaron a flexibilizar sus posturas respecto del gobierno de Caracas, con el objetivo de negociar por el petróleo venezolano en el contexto de la guerra de Ucrania.

A la Cumbre también asistirán, representando a Estados Unidos, Chris Dodd, principal asesor de Joe Biden para las Américas, al igual que enviados de la UE, como el presidente del Consejo del bloque europeo, Charles Michel, y de la República Popular China. Es decir, todos los socios principales de la región. Ninguno de ellos mostró su disconformidad con la presencia de los presidentes cubano y venezolano.

Joseph Borrell, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, afirmó: “Nuestra relación con América Latina y el Caribe es sólida, pero no podemos vivir del pasado. Los grandes desafíos de hoy requieren socios confiables. Es una región en la que están en juego intereses cruciales para la UE en las próximas décadas”.

Entre los mandatarios que asistirán también se encuentran Lula Da Silva, de Brasil; Gustavo Petro, por Colombia; Gabriel Boric, de Chile; Guillermo Lasso, de Ecuador; Luis Arce, de Bolivia; Luis Lacalle, por Uruguay; Mario Abdo Benítez, de Paraguay; Luis Abinader, de República Dominicana; Mia Mottley, de Barbados; Ralph Gonsalves, de San Vicente y Las Granadinas; Ariel Henry, de Haiti, y Xiomara Castro, por Honduras.

De esta forma, habrá “asistencia perfecta”, ya que todos los países miembros enviarán sus representantes en caso de que las primeras autoridades no puedan asistir. La ausencia más sonada es la de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), cuyo gobierno será representado por su canciller, Marcelo Ebrard. Tampoco estarán los presidentes de Guatemala, de Panamá y de Nicaragua, aunque se espera que lo hagan sus cancilleres. Por supuesto, la peruana Dina Boluarte, cuyo país se encuentra sumido en una grave crisis social e institucional, no será de la partida.

En el marco de la Cumbre de la CELAC, las opiniones al respecto de qué hacer con el tema Perú están divididas. Mientras que AMLO continúa sin reconocer a Boluarte cómo presidenta y sigue ofreciendo su protección a Pedro Castillo, Lula Da Silva decidió actuar en una dirección diferente. Mientras que Alberto Fernández y el colombiano Gustavo Petro muestran una postura bastante más moderada, en la actualidad están, claramente, más cercanos a lo expresado por su par brasileño. Lula declaró que “siempre hay que lamentar que un presidente elegido democráticamente tenga ese destino, pero entiendo que todo caminó dentro de los moldes constitucionales”. Al mismo tiempo, a Boluarte le deseó suerte en su “tarea de reconciliar al país”.

Lo cierto es que Perú es importante en materia geopolítica tanto para México como para el resto de los países latinoamericanos. En gran parte, eso puede explicar por qué la mayoría de los focos de la comunidad internacional se encuentran en el país. En mayor o menor medida, además de México, Bolivia, Argentina, Colombia y Honduras se han expresado desde la destitución de Castillo. Más allá de sus declaraciones a favor de la institucionalidad, es poco probable que Lula desempeñe algún rol activo de respaldo de Boluarte. Por su parte, Gabriel Boric también apoya al gobierno peruano, mientras que Argentina, que en un comienzo se alineó con México, fue cambiando su postura hasta el punto de reconocer a Boluarte como mandataria.

En lo que respecta a la agenda bilateral de Argentina, la reunión que despierta mayor expectativa es la que se celebrará con Brasil, especialmente tras el período de enfriamiento con el bolsonarismo. Durante los días de la Cumbre en Buenos Aires, se producirán reuniones ampliadas de los equipos económicos, por lo que se espera que se firmen compromisos de integración energética, minera y financiera, con la idea de avanzar en la moneda común como objetivo principal. Esta cuestión se viene discutiendo desde antes de la asunción de Lula como presidente, y ya se produjeron reuniones entre su ministro de Economía, Fernando Hadad, y su par argentino, Sergio Massa.

Las otras reuniones bilaterales del mandatario argentino confirmadas hasta el momento, serán con sus pares cubano y haitiano, además sostener un encuentro el representante de la Casa Blanca y el presidente del Consejo de la UE. Se espera que Xi Jinping envíe un video, ya que Beijing es parte del mecanismo de cooperación y diálogo CELAC-China, cuyo objetivo es profundizar los vínculos de los países miembros del organismo multilateral con el gigante asiático.

Durante su campaña presidencial, Lula da Silva se había referido al viejo sueño de lograr una integración similar a la europea, con una moneda única y una mayor coordinación a la hora de negociar con los principales socios de los países de la región. La moneda común es, junto a la situación en Perú, el tema principal de la Cumbre. En caso de poder avanzar, y que efectivamente se produzca, la adopción de una divisa común, en principio para el comercio, puede llegar a ser un gran parteaguas en la historia de la integración regional. Brasil y Argentina invitarán al resto de los países miembros a adoptarla y a unirse a la iniciativa, cuya implementación, seguramente, llevará su tiempo aunque los primeros pasos ya comenzaron a darse de una manera mucho más concreta que en cualquier momento del pasado.

El mundo de hoy demanda los recursos que América Latina tiene, por esta razón será clave una política exterior y económica coordinada y en común, teniendo en cuenta los intereses de cada uno de las naciones del continente para potenciar las oportunidades y enfrentar los desafíos que presenta la época.

La Tinta


La Cumbre de los Pueblos elevará un documento y se movilizará en el marco del encuentro de la CELAC

Fuerzas políticas, centrales sindicales, organizaciones y movimientos sociales, realizarán un foro social, emitirán una declaración conjunta y marcharán hacia el hotel Sheraton, donde deliberarán los presidentes reunidos en la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) que se desarrollará el martes 24 de enero en Buenos Aires.

Las acciones de la “Cumbre de los pueblos” comenzarán el lunes a las 9.30 con una conferencia de prensa que se realizará en Bartolomé Mitre 744, el Encuentro CELAC Social que se desarrollará a las 14 en el Museo Malvinas, ubicado en el predio de la ex ESMA, y culminará el 24 de enero una movilización que partirá desde Cerrito y avenida Santa Fe a las 12.

La iniciativa es impulsada por los partidos integrantes del Foro de San Pablo, y participarán por Argentina El Frente Grande, la CTA de los Trabajadores; CTA Autónoma; Confederación General del Trabajo de la República Argentina CGT-RA; UTEP; Frente Grande; Movimiento Evita; Frente Transversal Nacional y Popular; Partido Comunista de la Argentina; Partido Solidario; Partido Intransigente; FORJA; Somos Barrios de Pie; Organizaciones Libres del Pueblo; Corriente Clasista Combativa; Movimiento Territorial Liberación; MP La Resistencia, entre muchos otros.

Estas organizaciones elaboraron una declaración de cinco páginas en la que parten del diagnóstico de que “el mundo se encuentra hoy en una situación de crisis estructural, de disputa hegemónica y de crisis ambiental, que presentan nuevos desafíos para el sistema internacional en general y para América Latina y el Caribe en particular”. “La unidad de América Latina y el Caribe es una condición para alcanzar la verdadera  independencia; consolidar a la región como una zona de paz, en el sentido expresado en la Proclama aprobada en la II Cumbre de la CELAC, en La Habana, Cuba, el 29 de enero de 2014; tomar un sendero de desarrollo que dé fin a las inaceptables brechas con los países centrales; obturar la posibilidad de que nuestra geografía devenga un territorio de disputa entre potencias ajenas a ella; garantizar la estabilidad política”, añade.

El documento incluye una serie reclamos al organismo regional: “Es necesaria una Nueva Arquitectura Financiera Internacional, orientada al desarrollo productivo con inclusión social. Esta nueva arquitectura financiera Internacional debería comenzar con una fuerte revisión del proceso de endeudamiento salvaje de nuestros países por parte de los centros financieros y sus agentes especulativos, así como diseñar estrategias donde el repago de las deudas soberanas recaiga en los actores económicos que se han beneficiado de estos procesos, y no sobre el conjunto de los sectores populares de la región”.

Las demandas incluyen encarar la “cuestión de la extranjerización de la tierra en la región”, condenar los golpes de Estado, en especial el de Perú y el reciente intento en Brasil, y contempla una condena “a los recientes intentos de magnicidio de la ex presidenta y actual vicepresidenta de la Argentina, Cristina Fernandez de Kirchner, y de la actual vicepresidenta de Colombia, Francia Marquez”.

“Demandamos la promoción, por parte de los gobiernos de la CELAC, de procesos de democratización de los poderes judiciales en América Latina y el Caribe, que se encuentran cooptados por intereses internacionales y locales que no corresponden con los de nuestros pueblos, para así dar fin al disciplinamiento social, la criminalización de la pobreza, la juventud y la protesta, así como a la persecución político-judicial o guerra jurídica contra los y las líderes populares”, señala el texto en relación al lawfare.

También demandan “la liberación de todos los presos políticos y todas las presas políticas en la región” y mencionan en particular a la dirigenta argentina Milagros Sala.

Las organizaciones consideran “imperioso que la CELAC sostenga un posicionamiento firme en relación con la finalización de la guerra en Ucrania”, a la vez que rechazan “toda forma de colonialismo o neocolonialismo en América Latina y el Caribe” y ratifican la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas.

“Denunciamos que la base de la OTAN, representada por Gran Bretaña, en el territorio usurpado a la República Argentina, representa un peligro para toda la región y forma parte de un dispositivo de dominio anglosajón más amplio y ambicioso sobre la región. Exhortamos a los gobiernos de la CELAC a tomar las medidas necesarias para poner fin pacíficamente a esta  situación, al amparo del derecho internacional”, añaden.

El documento base de la Cumbre de los Pueblos también repudia “todo bloqueo ejercido contra cualquier país de la región”, y demanda “no solo la finalización de los bloqueos actualmente existentes sino la definición de mecanismos de reparación a los pueblos que los sufren”.

Otras de las organizaciones que participarán de los debates son: el Frente Social Patria Nueva; Frente Social 17 de Octubre; Movemos; Espacio Puebla; Movimiento Octubres; Corriente Nuestra Patria; Corriente Pueblo Unido; Peronismo de la Soberanía; Partido por el Trabajo y el Pueblo – Partido Comunista Revolucionario; Confederación Sindical de las Américas; Encuentro Sindical Nuestra América; Asociación Trabajadores del Estado; Federación Judicial Argentina; Sindicato Federación Gráfica Bonaerense; Federación Argentina de Trabajadores de Prensa; Sindicato de Obreros Curtidores; Movimiento de Trabajadores Organizados; Confederación Latinoamericana de Trabajadores del Estado; Asociación de Educadores de América Latina y El Caribe, entre otras. A ellos se suman organizaciones de Uruguay, Brasil, Chile, Paraguay, Perú, Colombia, Cuba, Venezuela, Honduras, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Haití, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Guatemala, México y los Estados Unidos.

Tiempo Argentino


Díaz-Canel destaca entrañable amistad entre Cuba y Argentina

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, destacó hoy los entrañables lazos de amistad, solidaridad y cooperación entre su país y Argentina, que espera seguir fortaleciendo y ampliando.

A su llegada a Buenos Aires para asistir a la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se celebrará el martes próximo, el mandatario resaltó que guarda gratos recuerdos de su primera visita a la tierra natal del guerillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara, en diciembre de 2019.

«Guardo gratos recuerdos de mi primera visita a la patria del Che e inolvidables muestras de cariño hacia Fidel y Cuba», señaló en un mensaje difundido en Twitter, que acompaña con una imagen de su llegada a esta capital, en referencia a aquella histórica visita para la asunción presidencial de Alberto Fernández y Cristina Fernández.

Según adelantó en la red social twitter el canciller cubano, Bruno Rodríguez, mañana será una jornada de intercambios con autoridades, representantes de diversos sectores y amigos, en la cual esperan seguir fortaleciendo la tradicional relación de hermandad, solidaridad y cooperación.

Díaz-Canel tocó suelo de Buenos Aires en el aeropuerto internacional Ministro Pistarini, donde fue recibido por el vicecanciller argentino Pablo Tettamanti.

Tras salir rumbo a esta capital, en un video difundido en su cuenta en Twitter, el mandatario calificó de indispensable a la Celac, un mecanismo de integración que tenemos el deber y la oportunidad de revitalizar, dijo.

«Aspiramos a que la unidad en la diversidad, principio clave que compartimos, nos permita actuar como una sólida familia regional para promover y proyectar a América Latina y el Caribe la discusión de una agenda global», sostuvo el gobernante.

Prensa Latina


Lula en Argentina: cuál será la agenda presidencial

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegó este domingo a la Argentina para cumplir una visita de Estado que incluirá un encuentro con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada, la firma de acuerdos bilaterales y la participación de la Cumbre de Jefas y Jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se desarrollará en el Buenos Aires Sheraton Hotel. También trascendió una posible reunión con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Lula arribó en vuelo especial este domingo por la noche a la Aerostación Militar del Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires, donde fue recibido por el canciller Santiago Cafiero. Junto a Cafiero estaba el embajador de la Argentina en Brasil, Daniel Scioli, entre otras autoridades.

“Buenas noches, desde Buenos Aires. Mañana será un lunes de intenso trabajo para retomar la sociedad entre Brasil y Argentina. Uno de los principales mercados de productos industriales brasileños, tercer mayor socio comercial de Brasil. ¡Hasta mañana!”, tuiteó Lula cerca de la medianoche, desde Argentina.

En lo que será su primera visita oficial al país, desde su vuelta al Palacio del Planalto, el jefe de Estado iniciará sus actividades el lunes a las 10.30, con la tradicional Ofrenda Floral al Libertador General San Martín, en la Plaza homónima, para luego trasladarse a la Casa de Gobierno, donde mantendrá una reunión con el presidente Fernández.

Luego, en el Salón Blanco, realizarán la firma, junto a ministros de diferentes carteras, de acuerdos para cooperación en Soberanía Energética e Integración Financiera, Defensa, Salud, Ciencia, Tecnología e Innovación, y Cooperación Antártica, según indicó la Cancillería argentina en un comunicado.

Posteriormente, Fernández y Lula da Silva realizarán una declaración a la prensa a fin de comunicar los lineamientos básicos de los acuerdos suscriptos y de la declaración conjunta.

Luego de compartir un almuerzo para ambas comitivas en el Salón Eva Perón, a las 15, ambos jefes de Estado participarán de la apertura de un Encuentro Empresarial en el Museo del Bicentenario, para más tarde ser parte de una actividad con representantes de diferentes organismos de derechos humanos.

Según indica el cronograma oficial, a partir de las 19 los mandatarios se dirigirán al Centro Cultural Kirchner (CCK), donde se realizará el Concierto de la Hermandad Argentino Brasileña y se inaugurará la muestra fotográfica: “Pueblos Originarios- Guerreros del Tiempo” de Ricardo Stucker.

Este domingo, trascendió la posibilidad de que Lula se reúna el día lunes con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El encuentro por separado fue confirmado por dos fuentes a la agencia Reuters.
Encuentro político

En tanto, el martes 24, a partir de las 10, Fernández y Lula participarán junto a los demás presidentes, representantes y delegaciones invitadas de la VII Cumbre de Presidentes de la Celac, que se llevará a cabo durante toda la jornada en un hotel céntrico del barrio de Retiro.

El encuentro convocará a los mandatarios, cancilleres y representantes de los 33 países miembros del mecanismo regional, además de observadores de distintos organismos regionales y multilaterales y sus representantes.

Ambito


 

Más notas sobre el tema