México | Reconocen por primera vez la identidad de una persona no binaria menor de edad

757

El 11 de enero a Emiliano Citlalli de 17 años le fue reconocida su identidad no binaria en su acta de nacimiento. Se trata de un precedente en México pues es la primera vez que se reconoce la identidad de una persona no binaria menor de edad. Esto fue posible por el acompañamiento de la activista Alexandra Morales y el litigio estratégico y amparo promovido por las organizaciones México Igualitario y Casa de las Muñecas Tiresias sede Tabasco, un estado al sureste del país.

“Yo veo mi caso como un parteaguas. No solamente para las personas no binarias sino para las infancias y adolescencias trans en el estado de Tabasco. De por si la comunidad trans aquí es invisibilizada, las personas trans no binarias, infancias y adolescencias trans lo son más. Siento que esto también es un compromiso principalmente con las infancias y adolescencias para dar orientación. Pero también para dar el mensaje de que sepan que se puede lograr que se nos reconozca y está bien ser quienes somos”, comentó Citlalli en entrevista con Presentes.

Un avance definitivo

El reconocimiento de identidad de género de Citlalli fue posible tras la promoción de un amparo. Un litigio estratégico elaborado por la organización México Igualitario, ya que en Tabasco aún no se legisla una ley de identidad trans.

“El reconocimiento de identidad de Emiliano Citlalli es un avance significativo de la sociedad civil para decir: aquí están nuestros derechos y los tenemos que hacer valer. Porque el poder legislativo y el poder ejecutivo no responden las necesidades de la comunidad trans no binaria y ninguna persona tendría que presentar un amparo para el reconocimiento de su identidad”, explica Ninde Molre, abogada e integrante de México Igualitario.

Citlalli dijo a Presentes que cuando tuvo su acta de nacimiento en las manos se sintió “muy feliz y muy plena”. Desde que era pequeña tuvo muy claro que no es hombre ni mujer. Pero fue durante la pandemia de covid-19 que pudo nombrar quien siempre ha sido.

“Mi acercamiento a la comunidad trans fue importantísimo para ubicar mi vivencia. Me reconozco como una persona trans no binaria. Hoy en mi acta se refleja mi identidad de género con una equis. Su relevancia cobra sentido porque voy a acceder a derechos como la salud, la educación, trabajo, con mi identidad reconocida”, señala Citlalli.

“Estamos transformando un derecho que siempre ha sido binario”

La lucha de los activismos y familias trans ha logrado visibilizar que el Estado mexicano continúa sin reconocer a las niñeces y adolescencias trans al negarles su derecho a la identidad y su derecho de autonomía progresiva para tomar decisiones sobre su vida.

Es tras esa lucha que en marzo de 2022 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reconoció a las infancias trans y sus derechos al declarar inconstitucional la exigencia de tener 18 años cumplidos para solicitar una nueva acta de nacimiento que reconozca su identidad de género.

Sin embargo, aunque la SCJN no nombró a las identidades no binarias, ésta y otras acciones de inconstitucionalidad han ayudado a que organizaciones como México Igualitario encuentren en el litigio estratégico una herramienta que abre la puerta al reconocimiento de los derechos humanos de las disidencias y personas LGBTI+.

Y es que por casi 12 años México Igualitario ha promovido litigios estratégicos de manera gratuita en todo el país. La apuesta, cuenta Ninde Molre es “ofrecer el litigio estratégico como una herramienta para que se garanticen los derechos humanos de las disidencias sexo-genéricas, sin perder de vista que al hacerlo también estamos evidenciando las omisiones del Estado”.

“Estas jurisprudencias son un avance porque estamos transformando un derecho que siempre ha sido binario. Esto permite que se reconozca la identidad no binaria, que ahorita se esté accediendo a través de amparos y sin duda nos abre el camino sobre todo ante las omisiones del poder legislativo y ejecutivo por garantizar derechos humanos”, agrega Molre.

El proceso legal de Citlalli comenzó en agosto del 2022 cuando la red de México Igualitario se activó en Tabasco en donde la licenciada Edith Magaña Hernández presentó un amparo para que fuera reconocida la identidad de Citlalli.

Los pendientes para las personas no binarias

En noviembre pasado México celebró que el estado de Hidalgo se convirtió en el primer estado en reconocer la identidad de las personas no binarias. Sin embargo, a la fecha no se ha publicado en el diario oficial, proceso necesario para que la ley entre en vigor. Es decir, las personas no binarias hidalguenses aún no pueden acceder al proceso administrativo para que se reconozca su identidad.

En Tabasco la situación es más crítica. Citlalli comenta que a nivel social y legislativo Tabasco “es un estado conservador”. Durante años los activismos y personas LGBT+ remaron contra corriente para que no se vulneren sus derechos humanos. En el estado aún no hay  legislación que garantice el derecho a la identidad a las personas trans y personas no binarias.

“El hecho de tener que hacer un amparo para que se reconozca tu identidad creo que es un proceso violento por parte del gobierno de Tabasco por eso urge una ley trans. También es un privilegio para quien tiene los contactos, la información y hasta el apoyo de mamá y papá. No debería ser así, de manera institucional se nos obliga a tener que hacer un amparo para acceder a este derecho”, concluye Citlalli.

Hoy en el país se conocen al menos tres casos públicos de personas no binarias que lograron este derecho a la identidad por medio de un amparo.

No son les úniques. Como consecuencia de la omisión del Estado, hoy personas no binarias de todas las edades y distintos territorios de México buscan en el litigio estratégico una herramienta legal para que su identidad sea reconocida.

Presentes

Más notas sobre el tema