Petro y Lula discuten un “gran pacto” en favor de la Amazonía

801

Lula y Petro discuten un “gran pacto” en favor de la Amazonía

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió este lunes a su homólogo colombiano, Gustavo Petro, con quien discutió, entre otros asuntos, posibles medidas conjuntas para mejorar la protección de la región amazónica.

Petro aterrizó en Brasil el pasado domingo, 1 de enero, para asistir a la posesión de Lula da Silva, quien llega por tercera vez al poder. Con él, se configura aún más el eje progresista de la región, abandonando alas de derecha. De ella también hacen parte Petro, Gabriel Boric, presidente de Chile, y Andrés Manuel López Obrador, de México.

Para algunos de ese eje progresista, la defensa del medio ambiente fue bandera en sus campañas. Es el caso del nuevo presidente de Brasil, quien se comprometió a restablecer medidas para combatir la deforestación de la Amazonia, algo por lo que fue criticado Jair Bolsonaro pues, se ha señalado, este las abandonó.

La protección del pulmón del mundo, la lucha contra la deforestación en ese departamento colombiano, y la transición energética fueron también banderas que hicieron parte de la campaña presidencial de Gustavo Petro.

Justamente, trabajar conjuntamente como dos países que comparten territorio amazónico hizo parte del diálogo entre Petro y Lula da Silva este lunes, después de la posesión del brasileño.

“Un gran pacto para salvar la selva amazónica en favor de la humanidad”, escribió Petro en su cuenta en Twitter, después de su reunión con Lula, en cuya investidura estuvo presente este domingo.

Lula también ha adelantado que planea convocar a una cumbre con los presidentes de los once países que comparten el mayor pulmón vegetal del planeta, que sería celebrada durante el primer semestre de este año en alguna ciudad de la Amazonía brasileña.

En su mensaje, Petro agregó que durante su encuentro con Lula ha discutido también un “estudio de la interconexión eléctrica de las Américas con fuentes de energías limpias”.

Valoró también la nueva posición del Gobierno de Lula hacia la región y el hecho de que ahora exista “un Brasil garante de la paz en Colombia”.

Lula recibió al presidente colombiano en compañía del nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, y del excanciller Celso Amorim, quien será una suerte de consejero del mandatario en materia de asuntos exteriores.

Petro fue uno de los veinte jefes de Estado y de Gobierno que este domingo asistieron a la investidura de Lula, quien ha anunciado que dinamizará la política exterior de Brasil, que consideró abandonada durante la gestión del ultraderechista Bolsonaro, sobre todo en relación a América Latina.

Lula ha anticipado que lo que califica como “regreso al mundo” de Brasil pasará por revitalizar la integración latinoamericana, con el Mercosur como punto de partida y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) como complementos regionales.

El nuevo presidente brasileño ha dedicado esta primera jornada en el poder a la diplomacia y ha tenido sendas reuniones bilaterales con muchos de los mandatarios que viajaron a Brasilia.

Además de Petro, ha recibido, entre otros, al rey de España, Felipe VI, y a los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Bolivia, Luis Arce; y Ecuador, Guillermo Lasso.

El Espectador

Más notas sobre el tema