Chile | Peritos internacionales entregan el informe tras investigar cómo murió Pablo Neruda

1.851

Peritos internacionales entregarán el informe pericial de la muerte de Neruda este miércoles

Los peritos internacionales que investigan la muerte del premio Nobel Pablo Neruda tienen previsto entregar este miércoles al mediodía el informe pericial, un estudio que, según reveló el lunes la familia en exclusiva a EFE, demostraría que el poeta «fue envenenado».

Esta es la tercera vez que se programa la entrega del estudio en menos de dos semanas y, según las últimas informaciones, el juez recibirá el pliego pero no informará al público de su contenido. La primera audiencia estaba prevista para el 3 de febrero pero se canceló debido a problemas técnicos; se aplazó al 6 de febrero, fecha en la que se volvió a posponer por, según EFE, una desavenencia entre los peritos sobre las conclusiones de las pesquisas.

En este clima, la familia y los abogados del poeta revelaron que la bacteria encontrada en el cuerpo del poeta, muerto 12 días después del golpe de Estado, «estaba en su cuerpo en el momento de la muerte», lo que demostraría que fue «envenenado».

El abogado querellante y sobrino del poeta, Rodolfo Reyes, expresó que «la historia cambia, por supuesto, es una gran satisfacción haber llegado a esto, que se certifique que fue el clostridium botulinum el que tuvo Neruda en su cuerpo y le quitó la vida».

«No es contaminación por el ataúd, por la tierra, por cualquier cosa, la bacteria clostridium botulinum fue inyectada a Pablo Neruda porque le corrió por el torrente sanguíneo; ellos encontraron en la pulpa del molar de Neruda, que estaba intacto, gran cantidad de clostridium botulinum. ¿Y cómo le ingresó? Esto no puede ser por contaminación, esto fue exclusivamente que se lo inyectaron», aseguró.

Reyes indicó que cuenta con una copia de los informes finales: «los laboratorios lo único que pueden certificar que hay clostridium botulinum y que es un caso sólido y que fue endógeno», puntualizó.

La bacteria, responsable del botulismo, fue encontrada en 2017 en una muela de Neruda por otro panel de expertos, que desestimó la versión de la dictadura y rechazó que la causa de muerte fuera el cáncer de próstata avanzado que le aquejaba desde 1969.

El «clostridium botulinum» es un bacilo que se encuentra por lo general en la tierra, pero los expertos de la Universidad de McMaster (Canadá) y la Universidad de Copenhague (Dinamarca) concluyeron en el informe que se presentará esta semana que «no se filtró al cadáver de Neruda desde dentro o alrededor de su ataúd», sino que ya lo tenía antes de morir. La incógnita sigue siendo cómo y quién introdujo la toxina en el cuerpo.

Desde el Gobierno, el ministro de Justicia, Luis Cordero, aseguró que «lo que tenemos es simplemente las comunicaciones oficiales del Poder Judicial, esta es una diligencia que está en el contexto del tercer panel que conformó la ministra Paola Plaza en su investigación y, por lo tanto, le corresponde a ella pronunciarse al momento que se reciba y, en segundo lugar, sobre los efectos que tiene en su investigación»,

«El Gobierno va a estar atento a los resultados o a los anuncios que tenga la ministra Plaza sobre los resultados del peritaje», resaltó.

Cooperativa


Sobrino de Neruda: «Está saliendo la verdad por primera vez; es una gran pena que lo hayan asesinado»

Rodolfo Reyes, sobrino de Pablo Neruda y abogado querellante en la causa por su muerte, afirmó que el escritor fue asesinado mediante la inyección de la bacteria «clostridium botulinum», según el informe del tercer panel de peritos internacionales que será entregado mañana a la Justicia pero cuyas conclusiones la familia ya adelantó esta semana.

El Nobel de Literatura falleció mientras estaba hospitalizado en la Clínica Santa María el 23 de septiembre de 1973, 12 días después del golpe de Estado. En 2017, el segundo equipo de expertos halló la bacteria, responsable del botulismo, en una muela de Neruda, y desestimó la versión de la dictadura de que la causa de muerte fuera el cáncer de próstata avanzado que lo aquejaba desde 1969.

«Todos los informes han ido entregando luces y han sido los más relevantes el del panel de 2017, ya que parte del equipo de peritajes son los mismos que ahora, que pidieron un peritaje complementario con el propósito de descartar o reafirmar que la bacteria encontrada había sido suministrada estando vivo o era producto de una contaminación externa», explicó Elizabeth Flores, abogada de la familia, en conversación con Un Día en el Mundo de Cooperativa.

Y en el nuevo «se comprobó que la bacteria encontrada no fue una contaminación externa, sino que le fue administrada por alguna vía, eventualmente inyección, mientras él estaba vivo con el propósito homicida de provocar la muerte (…) En sus osamentas jamás hubo contaminación externa de algún otro tipo diferente del ‘clostridium botulinum’ «, sostuvo.

«Reafirma que la bacteria ingresó al torrente sanguíneo y fue inyectado. Se cumplen 50 años desde que murió y todavía existe ese ‘clostridium’ en sus osamentas, y es relevante que la ciencia lo ha determinado», dijo Reyes, también en Cooperativa.

Expresó que en este momento «las emociones son bastante grandes». Por un lado, está «la conformidad de que como abogados hemos seguido esto con una tenacidad enorme desde hace ya 14 años, y ahora está saliendo la verdad por primera vez, eso es gratificante».

«Pero por otra parte, siendo un pariente tan cercano, es una gran pena que a ese gran hombre lo hayan hecho sufrir y asesinado», manifestó, y relató: «El propio Neruda llamó a Matilde (Urrutia, su entonces esposa) cuando ella estaba en Isla Negra y le dijo que volviera inmediatamente, que le habían colocado una inyección en el estómago, que le ardía y se estaba quemando por dentro. Eso es terriblemente penoso para muerte de cualquier ser humano».

Arma biológica

Flores complementó exponiendo que en los restos de Neruda «se encontró la bacteria en cantidades incompatibles con la vida, se determinó entonces que era producto del uso de un arma biológica y que ésta correspondía a la cepa Alaska E43».

«Los informes corroboran el uso del arma biológica como forma para darle muerte a Pablo Neruda, un día antes de que viajara al extranjero en un avión dispuesto por el presidente de México para que saliera del país», recordó.

De hecho, planteó que «hay que pensar que cuando Neruda ingresa a la Clínica Santa María, permanece cuatro días, pero nunca estuvo en la UTI o la UCI, estuvo en una habitación bastante espaciosa en que recibía a personas, en que él estaba escribiendo; no entró agónico o con gravedad, su cáncer estaba estabilizado y él se preparaba para salir a México».

En ese sentido, la jurista rechazó las versiones que entregó la prensa en la época: «El Mercurio habla de que entró poco menos de casi agónico, gravemente enfermo, lo cual no es efectivo. La familia siempre supo que él tenía cáncer de próstata y estaba siendo tratado (…) pero no tenía que morir el día en que murió. La vida no la tenía asegurada, pero no estaba para morir, según sus propios médicos y por Matilde».

Al igual que Reyes, Flores resaltó que los nuevos antecedentes son fruto del avance de la ciencia y del trabajo de peritos internacionales: «Si la causa hubiera quedado en Chile, con los conocimientos de Chile, la causa habría concluido sin mayor modificación», sentenció.

Cabe recordar que el chofer del poeta, Manuel Araya, denunció que fue envenenado justo antes de partir al exilio en México, testimonio que fue la base de la querella presentada por el Partido Comunista, del cual Neruda es militante emblemático.

Para el secretario general del PC, Lautaro Carmona, «esto abre una cantidad de expectativas positivas para esa perseverancia y heroísmo que muchas y muchos familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos han tenido para dar con la verdad acerca de la causa de muerte de sus familiares».

«La ciencia ha jugado a favor de la verdad, sobre todo cuando vamos a conmemorar 50 años del golpe», añadió el exparlamentario.

El «clostridium botulinum» es un bacilo que se encuentra por lo general en la tierra, pero los expertos de la Universidad de McMaster (Canadá) y la Universidad de Copenhague (Dinamarca) concluyeron en el informe que se presentará que «no se filtró al cadáver de Neruda desde dentro o alrededor de su ataúd», sino que ya lo tenía antes de morir. La incógnita sigue siendo cómo y quién introdujo la toxina en el cuerpo.

Según las últimas informaciones, el juez recibirá mañana el documento, pero no informará al público de su contenido. La primera audiencia estaba prevista para el 3 de febrero pero se canceló debido a problemas técnicos; se aplazó al 6 de febrero, fecha en la que se volvió a posponer por, según EFE, una desavenencia entre los peritos sobre las conclusiones de las pesquisas.

Cooperativa

 

Más notas sobre el tema