Boric acusa a Bolivia y Venezuela de entorpecer la expulsión de migrantes irregulares

1.387

Presidente Boric acusó a Bolivia y Venezuela de entorpecer la expulsión de migrantes irregulares

El Presidente Gabriel Boric, en su visita por la zona fronteriza de la Región de Tarapacá, acusó a Bolivia de entorpecer la expulsión de migrantes irregulares que son sorprendidos atravesando la frontera, como también apuntó a Venezuela de no abrir el espacio aéreo para los mismos fines.

«He mandatado a nuestro nuevo canciller (Alberto van Klaveren) a retomar las conversaciones con nuestros países vecinos, especialmente con Bolivia, con quienes no tenemos relaciones diplomáticas desde 1978 y que hoy en día no está llevando adelante la reconducción de los ciudadanos venezolanos y colombianos que entran por la frontera», dijo el Mandatario.

«Tenemos que solucionarlo», añadió Boric desde la comuna de Colchane, epicentro de la crisis migratoria y hasta donde llegó esta jornada para anunciar medidas de seguridad en la zona.

Además, el Jefe de Estado puntualizó que «cuando llegamos al Gobierno había una cola muy grande de expulsiones sin ejecutar, que se ha ido alargando producto de las dificultades. Lo decía el director nacional de Migraciones, cada una de las expulsiones cuesta 2,7 millones de pesos, pero esto no es solamente un problema de recursos, es un problema de que no se abre el espacio aéreo, por ejemplo, en Venezuela».

«Es un problema -continuó- que los trámites administrativos para poder realizar el procedimiento de expulsión son muy engorrosos y muchas veces dificultan el encontrar a la persona que es objeto de la expulsión».

Asimismo, sostuvo que «tenemos que trabajar en diferentes frentes: el frente interno, para facilitar la expulsión de quienes hayan cometido delitos, pero además una labor diplomática intensa, tanto con Bolivia como con Venezuela, para que reciban a los ciudadanos que sean deportados».

La ministra del Interior, Carolina Tohá, reveló que aún hay 21 mil expulsiones pendientes de ejecutar y pidió también cambiar la ley para agilizar los procesos. «Hoy, para hacer una expulsión efectiva, hay una ventana de 48 horas desde que se decreta hasta que se ejecuta. Si no se ejecuta en 48 horas, pierde vigencia el decreto de expulsión y la persona es soltada y después hay que buscarla nuevamente para expulsarla. En 48 horas no se alcanza», apuntó.

Cooperativa


Gobierno de Maduro exige a Chile respetar DDHH de migrantes expulsados

El gobierno de Venezuela exigió este miércoles a Chile «respeto a los derechos humanos» de los migrantes del país caribeño que sean expulsados, después de que el Ejecutivo anunciara un reforzamiento de las medidas de seguridad para frenar la entrada irregular de personas por pasos clandestinos.

A través de Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Yván Gil, señaló que ha sido «un clamor» de su nación «la exigencia de respeto a los DD.HH.» de sus compatriotas, así como «la coordinación» junto con el Gobierno de Gabriel Boric en casos de deportaciones de venezolanos.

De momento, el Ejecutivo de Nicolás Maduro «no ha recibido solicitud de trabajo coordinado con el Gobierno de Chile respecto a supuestas deportaciones», aseguró el canciller.

Desde la localidad fronteriza de Colchane, epicentro de la inédita crisis migratoria que vive Chile, Boric manifestó que se debe trabajar en «una labor diplomática intensa, tanto con Bolivia como con Venezuela, para que reciban a los ciudadanos que sean deportados».

El norte de Chile lleva desde 2021 sumido en una fuerte crisis migratoria tras la llegada masiva de personas por pasos clandestinos -la mayoría de nacionalidad venezolana-, el colapso de pequeñas localidades fronterizas como Colchane y la celebración de marchas xenófobas.

Chile desplegó el pasado 27 de febrero a las Fuerzas Armadas en puntos críticos de la frontera con Perú y Bolivia, un operativo que durará 90 días y que ya suma miles de controles y decenas de detenciones.

Cooperativa


Gobierno al presidente Boric: No existe acuerdo bilateral para la “reconducción” de migrantes

El Gobierno de Bolivia le recordó al presidente de Chile, Gabriel Boric, que no existe, entre La Paz y Santiago, ningún acuerdo que genera una obligación frente a la política chilena de “reconducción” o expulsión de ciudadanos migrantes de terceros países.

La postura la expuso el vicecanciller Freddy Mamani ante las declaraciones de Boric, quien durante una visita a la población fronteriza de Colchane afirmó que Bolivia “no está llevando adelante la reconducción de los ciudadanos venezolanos y colombianos que entran por la frontera”.

“Respecto a que Bolivia no estaría llevando adelante la reconducción de ciudadanos de otros países, entendiendo ésta como una expulsión del territorio chileno, no existe ningún acuerdo, convenio o instrumento bilateral que genere dicha obligación”, afirmó Mamani, en un mensaje divulgado por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Argumentó que “el procedimiento de reconducción, al que se refiere el presidente Boric, es normativa chilena que no genera ningún tipo de obligación internacional”.

Para la autoridad, el tema de la migración irregular “debe ser abordado con las autoridades de la nacionalidad de la migración de origen, evitando la estigmatización negativa del migrante y cualquier acción que pueda vulnerar derechos humanos”.

El norte de Chile está sumido desde 2021 en una fuerte crisis migratoria por la llegada masiva de personas por pasos clandestinos, el colapso de pequeñas localidades fronterizas como Colchane y la celebración de marchas xenófobas.

El 27 de febrero, el Gobierno chileno desplegó a las Fuerzas Armadas en puntos críticos de la frontera con Perú y Bolivia, un operativo que durará 90 días y que ya suma miles de controles y decenas de detenciones.

Boric aseguró que sostendrá reuniones con gobernantes “amigos” de la región para conversar sobre la migración irregular.

Entre los mandatarios con los que prevé conversar está el presidente Luis Arce y Alberto Fernández (Argentina).

Mamani ratificó que “el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia siempre está dispuesto al diálogo bilateral, para abordar temas de interés común, más aún con los países vecinos”.

Abi

 

Más notas sobre el tema