Intervenciones en el “Coloquio Internacional Patria” que se realiza en Cuba

1.144

Coloquio Patria


Arrancó el «Coloquio Patria» contra las fake news y el bloqueo digital a Cuba

Por Guido Vassallo

Con la presencia de más de 160 académicos, periodistas y autoridades de Cuba y otros países, este lunes arrancó en La Habana la segunda edición del «Coloquio Internacional Patria», que denuncia el «bloqueo digital» que sufre la isla y propone alternativas para «vencer las campañas de odio y fake news orquestadas por la derecha y el imperialismo». En el transcurso del día, los invitados debatieron en la Casa de las Américas en torno a los efectos del embargo de Estados Unidos a Cuba, que se extiende al espacio de Internet y las comunicaciones.

«La agenda de discusión giró alrededor de los discursos de odio, los métodos de desinformación y el bloqueo digital por el que Cuba tiene inhibida la posibilidad de acceder a una cantidad importante de sitios», aseguró Daniel Rosso, sociólogo argentino presente en la convocatoria, en diálogo con Página/12. Desde Cuba no se puede, por ejemplo, abrir una plataforma como Zoom o Spotify: la única alternativa es hacerlo con una VPN (red privada virtual) que invisibiliza el país en el que se está usando esa computadora o celular. Estas limitaciones suceden en un contexto en el que la conectividad tuvo un salto cuantitativo muy grande en estos últimos años en la isla.

«Hay que bloquear al bloqueo»

En la inauguración del coloquio, el presidente de Casa de las Américas, Abel Prieto, dijo que la izquierda debe ocuparse de librar una batalla comunicacional en tiempos de suma complejidad para la comunicación política. «Las fuerzas anticoloniales tienen que articularse, estamos dispersos», advirtió Prieto, quien agregó: «Estamos en un momento mejor que en otras ocasiones para trabajar en acciones concretas, para defendernos y pasar a la ofensiva, tener una respuesta mucho más coherente y eficaz ante las mentiras y calumnias».

El analista político cubano Iroel Sánchez se refirió a la necesidad de articular para favorecer la producción de contenidos de calidad y la formación de un «sujeto receptor crítico». Sánchez denunció las campañas de desinformación y manipulación que desde Washington y a través de las redes sociales se aplican contra Cuba, «dirigidas a subvertir el orden en el país». Y remarcó que «queda mucha batalla que dar todavía».

El joven influencer mexicano Jerónimo Zarco llamó a «bloquear al bloqueo» creando nuevas narrativas con las mismas herramientas usadas por el imperialismo. «Ha habido un renacimiento muy importante de las izquierdas en el mundo, de eso se trata, de defender los proyectos del pasado pero crear otros nuevos», remarcó este estudiante de Historia y Filosofía que agregó: «Si nos movemos sin ninguna dirección, sin una base de información, no haremos nada. Es importante que pasemos a la ofensiva y nos posicionemos en el centro de la acción política».

Con la presencia de más de 160 académicos, periodistas y autoridades de Cuba y otros países, este lunes arrancó en La Habana la segunda edición del «Coloquio Internacional Patria», que denuncia el «bloqueo digital» que sufre la isla y propone alternativas para «vencer las campañas de odio y fake news orquestadas por la derecha y el imperialismo». En el transcurso del día, los invitados debatieron en la Casa de las Américas en torno a los efectos del embargo de Estados Unidos a Cuba, que se extiende al espacio de Internet y las comunicaciones.

«La agenda de discusión giró alrededor de los discursos de odio, los métodos de desinformación y el bloqueo digital por el que Cuba tiene inhibida la posibilidad de acceder a una cantidad importante de sitios», aseguró Daniel Rosso, sociólogo argentino presente en la convocatoria, en diálogo con Página/12. Desde Cuba no se puede, por ejemplo, abrir una plataforma como Zoom o Spotify: la única alternativa es hacerlo con una VPN (red privada virtual) que invisibiliza el país en el que se está usando esa computadora o celular. Estas limitaciones suceden en un contexto en el que la conectividad tuvo un salto cuantitativo muy grande en estos últimos años en la isla.

«Hay que bloquear al bloqueo»

En la inauguración del coloquio, el presidente de Casa de las Américas, Abel Prieto, dijo que la izquierda debe ocuparse de librar una batalla comunicacional en tiempos de suma complejidad para la comunicación política. «Las fuerzas anticoloniales tienen que articularse, estamos dispersos», advirtió Prieto, quien agregó: «Estamos en un momento mejor que en otras ocasiones para trabajar en acciones concretas, para defendernos y pasar a la ofensiva, tener una respuesta mucho más coherente y eficaz ante las mentiras y calumnias».

El analista político cubano Iroel Sánchez se refirió a la necesidad de articular para favorecer la producción de contenidos de calidad y la formación de un «sujeto receptor crítico». Sánchez denunció las campañas de desinformación y manipulación que desde Washington y a través de las redes sociales se aplican contra Cuba, «dirigidas a subvertir el orden en el país». Y remarcó que «queda mucha batalla que dar todavía».

El joven influencer mexicano Jerónimo Zarco llamó a «bloquear al bloqueo» creando nuevas narrativas con las mismas herramientas usadas por el imperialismo. «Ha habido un renacimiento muy importante de las izquierdas en el mundo, de eso se trata, de defender los proyectos del pasado pero crear otros nuevos», remarcó este estudiante de Historia y Filosofía que agregó: «Si nos movemos sin ninguna dirección, sin una base de información, no haremos nada. Es importante que pasemos a la ofensiva y nos posicionemos en el centro de la acción política».
«Solidaridad y amor frente al odio»

A su turno la exasambleísta ecuatoriana, Gabriela Rivadeneira, denunció el rol de las corporaciones mediáticas» en la «guerra sucia» contra líderes progresistas. Rivadeneira propuso reunir a los gobiernos de la región «en un discurso de solidaridad y amor frente al odio». En ese sentido, la dirigenta del correísmo expresó: «Todas las dictaduras vencen con los discursos de odio. Tenemos que ser capaces de transmitir el amor, como lo hicieron Chávez y Fidel, Cristina Fernández y Rafael Correa, y lo hace ahora Andrés Manuel López Obrador».

En el mismo sentido Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) que coordinó el evento, destacó la importancia de visibilizar el mapa comunicacional exitoso que existe en América latina, con ejemplos evidentes como el gobierno de López Obrador en México, el caso de Argentina con Cristina Fernández y el de Brasil con Lula, triunfos que hablan de «equipos de comunicación y prácticas comunicativas bien articulados».

Sabrina Fernandes, socióloga brasileña y una de las primeras mujeres en hablar de ecologismo en el país, celebró que hoy existan muchos comunicadores de izquierda. «En la batalla de las emociones mucha gente piensa que para enfrentar al algoritmo la estrategia es reproducir la misma comunicación y lenguaje de la derecha sin presentar un proyecto alternativo. Esto da la impresión de que crecer es solo una cuestión de fama. Eso es confundir visibilidad con poder popular o hegemonía», remarcó Fernandes.

«Si vamos a pensar a Internet solamente como un campo propio, y no como algo que puede ayudarnos en un proyecto para las organizaciones populares, creo que vamos a fallar», remarcó Fernandes, quien continuó: «En Brasil logramos elegir a Lula, pero sabemos que es un gobierno que tenemos que empujar para que emprenda reformas más radicales».

«Divertirse haciendo política»

Por su parte el periodista español Pascual Serrano alertó sobre lo que representa actualmente -desde la comunicación y las redes- lo emocional, por encima de la objetividad. «La verdad y el rigor están perdiendo terreno. Frente al argumento se alza el insulto. La ira se implanta en las redes. Tenemos que luchar en las redes, pero la militancia y el combate no pueden ser virtuales», expresó Serrano.

También hubo lugar para las disidencias gracias a la presencia del periodista cubano Francisco Rodríguez Cruz –más conocido como «Paquito»- quien señaló que los discursos de la izquierda en determinados momentos son aburridos, por lo que «debemos reinventarnos y recrear la realidad revolucionaria con lecturas más frescas, parodiando la simbología de la derecha y la contrarrevolución, asumiendo lo personal en su dimensión política». Paquito, quien en sus redes se define como «martiano, periodista, comunista, gay, ateo convencido y supersticioso ocasional», llamó a combatir al imperialismo «divirtiéndonos haciendo política».

A la apertura del coloquio se sumaron el doctor Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Rogelio Polanco Fuentes, miembro del Secretariado del Comité Central y jefe de su departamento ideológico; Alpidio Alonso, ministro de Cultura; Tubal Páez, presidente de honor de la UPEC, otros destacados intelectuales cubanos y latinoamericanos, y dirigentes gremiales.

El «Coloquio Internacional Patria» culminará este martes con un gran acto político y un concierto en la histórica Escalinata de la Universidad de La Habana. Entre los artistas invitados están los grupos Buena Fe y la agrupación Nsila Cheche. El cierre estará a cargo del argentino Leandro Petrozzino a través de la técnica de video mapping, que utiliza proyectores de video para desplegar animaciones e imágenes sobre superficies reales, como más de una vez se pudo ver en la fachada de la Casa Rosada.

Página 12

 

Más notas sobre el tema