Perú | Militares reprimen a manifestantes y realizan paro en varias regiones contra el gobierno de Boluarte

1.542

“Nos vamos a unir más»: Aymaras se enfrentan a militares en Juli por represión a sus paisanos en Lima

La ciudad aymara de Juli, al sur de la ciudad de Puno, fue escenario de un nuevo enfrentamiento entre ciudadanos y militares del Ejército peruano, en el marco de las protestas contra la presidenta Dina Boluarte.

Indignados porque sus paisanos fueron reprimidos en la capital, cientos de aymaras de dicha localidad, se movilizaron este sábado 4 de marzo, pidiendo que el Ejército y la Policía Nacional, se retiren de la zona acusándolos de ser los responsables de las muertes registradas en el país. Con arengas advertían que su presencia es una ofensa después de todo lo que sucedió en Juliaca, Ilave, y Carabaya.

Los manifestantes bajaron desde el centro de la ciudad hasta lo que hace años era el hotel de turistas, muy cerca a orillas del lago Titicaca, en cuyo interior estaban acantonados decenas de militares. Los uniformados al verse rodeados abrieron fuego durante casi media hora.

“Han reprimido de nuestros paisanos. No queremos que estén acá. Para nosotros es una ofensa. Encima que les dan bono después de matar a peruanos, ahora quieren someternos. Eso no lo vamos a hacer y no lo vamos a aceptar de ningún modo. Que se vayan. Acá las rondas campesinas son más afectivas. Se tiene que ir. Nunca hemos necesitado de militares. Esos no producen nada. Que se vayan”, aseguró Nilo Colque, dirigente de la ciudad de Juli.

Militares fueron retenidos

Al menos doce militares fueron rodeados y retenidos por casi una hora en la plaza de armas de Juli. Los uniformados dialogaron con los comuneros y les explicaron que ellos tampoco están de acuerdo con militarizar Puno, pero la orden viene del más alto nivel gubernamental. Se quejaron del maltrato de sus superiores por la diferencia de alimentación y propinas. Habrían confesado además que si los trajeron hasta Juli, fue para romper las huelgas, según narró Colque. Con esa versión los dejaron libres, tras precisar además que por cada acción que ejecutan sus superiores tiene más bonos.

El momento más tenso fue cuando desde un helicóptero literalmente bombardeó con gas lacrimógeno la ciudad de Juli, desde el aire, para dispersar a los comuneros en la población en general. Paralelamente unidades blindadas se movilizaron desde Pomata hasta la ciudad de Juli. Durante casi una hora entre las 12:00 y las 14:30, la ciudad de Juli, vivió en medio de disparos de balas disparadas por el Ejército.

Los comuneros acordaron que después de lo sucedido sí o sí el Ejército y la Policía Nacional, tiene que retirarse de la zona porque su presencia provoca porque representan a un gobierno al cual rechazan y es ilegítimo.

5 heridos

“Nos vamos a unir más. Pero esto no se va a quedar así. Estamos pidiendo apoyo a todas las comunidades. Pero sí o sí se van. No los queremos. Esto no va a parar. El gobierno no nos va arrinconar”, aseguró a La República, Marcelina Quispe Toro, de la zona lago de Juli.

La Red de Salud de Juli, informó que se registraron cinco heridos. Estos fueron identificados como Julia Mamani Anchapuri (62), Sofia Montura Llanqui (42), Mauro Córdoba Calla (47) Pastor Callacondo Ticona (48), y Sabino Fernández (73). Todos heridos de bala.

El Popular


Puno: aimaras de Ilave se suman al paro indefinido tras represión a manifestantes en Juli

Por Steffano Trinidad

Comuneros aimaras de Ilave se preparan para una nueva jornada de huelgas en el sur del país a raíz de la brutal represión de las que fueron víctimas sus paisanos en Juli, provincia de Chucuito, el último 4 de marzo, la cual dejó como saldo, aproximadamente, siete civiles heridos, según informó la Red de Salud Chucuito-Juli.

Los autoconvocados protestantes mostraron su total rechazo hacia el Gobierno de Dina Boluarte, de quien exigen su renuncia para el cese de las manifestaciones. Además, hicieron hincapié en que no aceptarán ninguna ayuda humanitaria por parte del Ejecutivo, como el denominado “Con Punche Puno”, debido a la sangre derramada en protestas anteriores.

“Nosotros no estamos esperando esos apoyos que ella [Dina Boluarte] está ofreciendo. En la región Puno nunca se ha hecho una obra de impacto regional, que se supone debe ejecutar el Gobierno central, nunca nos han apoyado. Por ejemplo, salud y educación totalmente abandonadas, olvidadas”, sentenció una manifestante.

No más flexibilización. Los pobladores del sur han bloqueado vías con piedras y piquetes, debido a que ellos consideran que la represión policial hacia ellos es una humillación. Asimismo, ya no permitirán el reabastecimiento de alimentos los días sábados y domingos.

La República


Cusco: paro regional absoluto en 10 provincias iniciará este 6 de marzo

El comité de lucha de la provincia de Espinar en Cusco ha anunciado que el próximo lunes 6 se sumarán al paro regional absoluto en las 10 provincias de este departamento, que inicia a las 00.00 de ese día. De acuerdo con el comunicado emitido el 3 de marzo, esta medida durará 24 horas; sin embargo, a partir del martes 7 se dará comienzo a una huelga indefinida. Según la misiva, los manifestantes exigen la paralización de las empresas mineras Antapaccay y Las Bambas, así como la salida de la jefa de Estado, Dina Boluarte.

Los manifestantes exigen la paralización de 2 empresas mineras. Foto: Comité de lucha de la provincia de Espinar

Asimismo, este gremio rechazó «enérgicamente» el accionar de la alcaldesa de Espinar, Cludy Laguna Ccapa, así como de toda su plancha de regidores y alcaldes distritales por su «silencio» ante las acciones tomadas por el Gobierno de Boluarte. «Esperamos su compromiso y lealtad a su pueblo», puntualizan.

«Nos vemos obligados de pronunciarnos públicamente contra el Gobierno dictador cívico-militar (…) Exigimos la paralización total de sus operaciones de la empresa transnacional Glencore Antapaccay S. A. desde el día 6 de marzo, donde nuestra región del Cusco acatará el paro regional indefinido en contra de este Gobierno genocida. Asimismo, de manera simultánea, paralizar sus operaciones de las empresas (Hudbay, MMG Las Bambas) en el corredor minero», se lee en el comunicado.

Finalmente, en el último punto, se subrayó que tomarán «acciones correctivas» ante ciertos programas radiales que estarían desacreditando «las luchas justas en contra de este Gobierno». El exto incluyó un llamado a los medios de comunicación a no darle espacio a «malos elementos que dedican tiempo a debilitar y dividir la provincia de Espinar».

¿Habrá bloqueo de carreteras?

Es preciso indicar que esta medida ha sido anunciada desde principios de este mes. En aquella fecha, se informó que las provincias de  La Convención, Calca, Urubamba y Paucartambo confirmaron acatar el paro, pero sin el bloqueo de carreteras. No obstante, el presidente de la Cámara de Comercio de Ollantaytambo y excoordinador de los gremios del sector turismo en el Cusco, Carlos Gonzales, no confía en el cumplimiento de los acuerdos por desenlaces de manifestaciones pasadas.

«Es una interrogante, estamos preocupados. Por ejemplo, en Ollantaytambo, de una manera muy tímida estamos recuperando la economía local, pero estamos expectantes si realmente las organizaciones sociales cumplen su palabra y se conducen de acuerdo y no atacan los negocios o bloquean las carreteras», puntualizó Gonzales.

La República

Más notas sobre el tema