Recta final en Paraguay | Efraín Alegre dice que está dispuesto a restablecer las relaciones con Venezuela en caso de ganar

1.397

Alegre pide que los corruptos devuelvan lo robado y amigarse con Venezuela

El candidato a la Presidencia de Paraguay por la opositora Concertación Nacional, Efraín Alegre, anticipa en una entrevista con EFE que, de llegar al Gobierno, restablecerá las relaciones con el Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, apostará por el Mercosur como bloque y buscará, en el plano interno, «recuperar y devolver al pueblo» lo robado por la corrupción.

Alegre, de sesenta años, fue ministro de Obras Públicas y Comunicaciones de Fernando Lugo (2008-2012), el único presidente que no ha pertenecido al Partido Colorado en las últimas siete décadas.

El aspirante de Concertación Nacional, una coalición de diversos partidos y movimientos de oposición, intenta por tercera vez llegar a la Presidencia. Su rival del oficialismo, Santiago Peña, no logró superar las primarias del Partido Colorado en los comicios de 2018, que ganó el actual presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

DECRETOS Y GABINETE

Consultado sobre los decretos que aprobaría de manera inmediata para mostrar la efectividad de su Gobierno, Alegre asegura que ocupa un lugar destacado la lucha contra la mafia y el combate a la corrupción. «Necesitamos que la gente entienda que nosotros seremos firmes y duros con la corrupción, que no vamos a negociar, que nosotros no transamos», recalca.

En ese contexto, anunció la creación de una secretaría «para recuperar y devolver al pueblo lo robado».

«Se están robando seis millones de dólares por día. Más de 2.000 millones de dólares por año es el robo que documenta en su investigación el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)», argumenta para justificar que no se trata de la mera denuncia de un candidato en campaña.

MERCOSUR

En el ámbito internacional, Alegre -de profesión abogado y quien fue diputado en dos ocasiones y también fue elegido como senador en 2008- se muestra «muy optimista» a la hora de entablar una negociación con Brasil sobre la revisión de uno de los anexos del tratado fundacional de la represa de Itaipú, la segunda más grande del mundo y la primera de América Latina, que Paraguay comparte con el coloso sudamericano.

Sobre Itaipú, la mayor hidroeléctrica del mundo en producción acumulada, que comenzó a operar en 1984, aseguró que tanto Brasil como Paraguay ya han avanzado en muchos aspectos. «No hay que olvidar que parte de las negociaciones que tenemos que hacer ahora, ya las hicieron (Luiz Inácio) Lula (da Silva) y (Fernando) Lugo, es decir, estamos muy avanzados».

Alegre, que en 2018 se quedó a 90.000 votos del triunfo, se declara «intensamente comprometido con la integración», en particular con el Mercado Común del Sur (Mercosur), mecanismo que Paraguay conforma junto a Argentina, Brasil y Uruguay.

El candidato de Concertación Nacional se muestra igualmente a favor de cerrar el acuerdo con la Unión Europea (UE).

Mercosur y la UE alcanzaron en junio de 2019, después de 25 años de tratativas, un acuerdo político sobre la firma de un tratado comercial entre ambos bloques aún por definirse.

RELACIÓN CON CARACAS

Consultado sobre Venezuela, Alegre anticipa que, de convertirse en presidente, restablecerá las relaciones con Caracas que Abdo Benítez rompió en enero de 2019 tras desconocer el triunfo electoral de Nicolás Maduro en mayo de 2018.

«Nosotros tenemos que tener relaciones con todo el mundo. ¿Por qué dejaríamos de tener con Venezuela? ¿Por discrepancias en su modelo político? Al contrario, si podemos, ayudaremos a la consolidación de la democracia de Venezuela, pero debiéramos estar ahí», señala.

Y sin definir aún si mantendrá la relación con Taiwán en caso de ganar (Paraguay es, junto con Guatemala, el unico país latinoamericano que reconoce al Gobierno de Taipéi), Alegre reitera su crítica al escenario actual.

«Paraguay renuncia a tener relaciones con China para tenerlas con Taiwán. Es decir, renunciamos a uno de los mercados más grandes del mundo», llama la atención el candidato opositor, para quien Taipéi «no está haciendo, en contrapartida, el mismo esfuerzo».

En todo caso, cualquier determinación respecto a las relacioes entre Paraguay y Taiwán se adoptará sobre la base de «los intereses nacionales», concluye.

Frente Amplio



Santiago Peña promete «cuidar» a funcionarios públicos desde el Partido Colorado

El cierre de campaña de Santiago Peña fue en compañía de funcionarios y personal de blanco del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y del Instituto de Previsión Social (IPS). En el lugar se pudo ver al ministro de Salud, Julio Borba, pero con ausencia de Horacio Cartes, actual titular del Partido Colorado.

Sin tanto protocolo, como ya es costumbre en los actos colorados, Peña tomó el micrófono para agradecer a sus colaboradores por su apoyo constante y por apoyar a la unidad del Partido Colorado que se ha dado en muchos niveles.

Señaló que solo la ANR podrá hacer cambios favorables y luchar por los derechos y dignificación del personal de blanco, más conocido como el “ejército de blanco”. Recalcó que buscará mejores salarios y una jubilación joven para médicos y enfermeros, a pesar de haber asegurado en 2016 que los doctores solo quieren ganar más, trabajar menos y jubilarse joven.

Solicitó, como ya es costumbre, la unidad de los colorados para salir a conquistar con pasión los votos el próximo 30 de abril. Por último, recordó cada una de sus promesas, que incluye más trabajo y salud, y que los trabajadores pasen menos horas dentro del transporte público.

«Yo quiero ser un símbolo de unidad partidaria a partir del 15 de agosto cuando jure como presidente de la República del Paraguay. Nuestras luchas no pueden ser personales. Nuestra lucha tiene que ser por mejorar la vida del pueblo, la educación, la calidad del empleo y que los campesinos tengan acceso a una vida digna, que haya más plata en el bolsillo, que baje el precio del combustible y del gas, que nuestros abuelos tengan la pensión de la tercera edad, que haya medicamentos en los hospitales», refirió.

Para finalizar, recordó la frase de Arnoldo Wiens y las hizo suyas para señalar que sus luchas no son por el «odio» a sus contrincantes, sino por el «amor» de las personas que están detrás de él y buscan un país mejor.

«Eso es lo que me mueve a pararme frente ustedes y pedirles que salgamos con pasión a conquistar cada uno de los votos el próximo domingo, porque estoy convencido que podemos cambiar la vida de nuestra gente», sentenció.

Por su parte, el candidato a la vicepresidencia de la República por la ANR, Pedro Alliana, aseguró que el Partido Colorado es el único que podrá cuidar a todos los funcionarios públicos y que habrá unidad absoluta entre los movimientos para luchar juntos durante los próximos cinco años de gobierno.

Los adherentes de la ANR llegaron hasta la Fipsa en diferentes colectivos. Según los asistentes, unos 8.000 funcionarios de todo el país estuvieron presentes en el acto, a pesar de que los organizadores esperaban la presencia de 15.000 personas.

Última Hora

Más notas sobre el tema