Petro propone al ELN avanzar en un cese al fuego territorial y definir el lugar

2.791

Petro insta al ELN a lograr un cese al fuego territorial y llama a definir lugar

Un cese al fuego en una región delimitada. Esa fue la propuesta que el presidente de la República, Gustavo Petro, le hizo este sábado a la guerrilla del ELN, con la que actualmente se adelanta el tercer ciclo de diálogos de paz, que precisamente tiene entre sus temas centrales el cese al fuego.

“Ellos están reunidos allá, en La Habana. Les propongo que trabajemos en serio un cese al fuego, que se dejen de matar y nos dejemos de matar y que en primer lugar se ponga la existencia tranquila de la ciudadanía. Podemos comenzar no en la idea nacional, sino en la idea territorial y regional”, dijo Petro durante el encuentro cocalero del Litoral Pacífico y el Piedemonte Costero, que tuvo lugar en Bocas de Satinga (Olaya Herrera, Nariño).

El jefe de Estado llamó a establecer una región concreta para “trazar los límites de la no agresión”, y que luego se pueda expandir al territorio nacional, a través del tiempo.

“Escojamos una. Nariño podría ser. No la impongo, discutámosla, pero empecemos un cese al fuego, un cese a la hostilidad, un proceso que empiece a darle confianza a la sociedad colombiana que ya está descreída por tantas décadas de hablar de paz y no hacerla”, agregó Petro.

El mandatario aseguró que lograr esa zona priorizada para el cese territorial podría abrir la puerta a la entrada del Estado, para implementar medidas que permitan cambiar las economías y generar transformaciones.

¿Por qué el Pacífico?

La propuesta de cese al fuego territorial no se dio en un espacio menor. Comunidades negras, indígenas y campesinas del Chocó, Valle, Cauca y Nariño viajaron hasta 24 horas para poder estar en este encuentro y plantearle al gobierno sus propuestas en pro de sustituir la coca de los territorios y dar pasos en la construcción de la paz.

Se trata de regiones que hace décadas se han visto afectadas por la presencia de grupos guerrilleros y paramilitares, y que en la actualidad está resistiendo a una marcada disputa territorial entre el ELN, las disidencias de las Farc y el Clan del Golfo.

De hecho, antes de las palabras de Petro, tres lideresas del Naya, el Cauca y el pacífico nariñense le expusieron a Petro la situación de sus regiones y le pidieron tomar acciones no solo para desescalar el conflicto, sino para asegurar una presencia integral del Estado en el territorio que garantice derechos básico como salud, educación y seguridad.

Fue bajo ese contexto que Petro aseguró que Nariño, sede de la cumbre, podría ser una de las regiones elegidas para empezar con el cese al fuego territorial con el ELN.

“Indudablemente la paz de Colombia hoy es más que nada una paz territorial. Los conflictos son diferentes de territorio en territorio, y por eso deben ser vistos desde el prisma territorial”, dijo el mandatario.

Anuncio llega tras tensión en mesa de diálogos

El anuncio del presidente Petro se conoció apenas unas horas después de que la delegación del ELN emitió un pronunciamiento en rechazo a afirmaciones en las que el jefe de Estado cuestionaba si quienes estaban en la mesa realmente tienen poder de mando y aseguraba que la mayoría de estructuras de esa guerrilla en realidad se dedican a negocios ilegales.

“Las palabras del presidente de la República ante la cúpula militar deslegitiman la arquitectura institucional y el sentido político de la Mesa de Conversaciones de Paz con el ELN”, aseguró la delegación negociadora de esa guerrilla dese Cuba.

En su comunicado dicen que el trato del presidente es “irrespetuoso y estigmatizante de nuestra organización, y la doctrina de seguridad que trazó en la que, según defendió, ya no hay ‘conflicto de ideologías ni conflicto social’ sino lucha contra las ‘economías ilícitas’”.

El Espectador


Comunicado: La Mesa avanza “con rigurosidad” en la participación de la sociedad y el cese al fuego

Delegación de Diálogos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) | NOTA DE PRENSA

  • Las jornadas de trabajo, se han centrado en la construcción de los puntos de coincidencia para lograr un proceso amplio de participación, el cese bilateral y la generación de dinámicas humanitarias.
  • “Trabajamos con rigurosidad y evitamos cometer errores de los procesos fallidos a los que se ha sometido al país”, destaca Pablo Beltrán

Las delegaciones del Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) cumplieron este viernes el décimo día de sesiones en el Tercer Ciclo de Conversaciones de Paz que se celebra en La Habana (Cuba).

Las partes han presentado sus ponencias sobre la participación de la sociedad colombiana en el proceso de paz y sobre el modelo del cese al fuego bilateral y nacional con el que se pretende mejorar la situación de la población.

Han sido jornadas intensas en las que, además, se ha hecho seguimiento a los acuerdos alcanzados en los dos anteriores ciclos. De hecho, tras una minuciosa revisión, este jueves se aprobó un acuerdo interno de la Mesa que contempla las rutas y responsabilidades para mejorar el grado de cumplimiento de los aspectos comprometidos por cada una de las partes e impulsar aquellos en los que hay menos avance. “Queremos que el país sepa que hay avances en esta Mesa pero que la celeridad no puede ser enemiga de la rigurosidad. Esta es una forma de evitar cometer errores de los procesos fallidos a los que se ha sometido al país. Los acuerdos deben ser sólidos porque en esta Mesa las partes nos hemos comprometido a que lo que se acuerda se implementa”, señala Pablo Beltrán, jefe de la Delegación de Diálogos del ELN.

Hasta el momento se ha avanzado en dos de los tres principales temas de la agenda que se van a tratar en este ciclo —participación y cese al fuego— queda aún por abordar a fondo el de las acciones y dinámicas humanitarias, Los tres temas son parte sustancial del Acuerdo de México, firmado el pasado 10 de marzo, el cual es la hoja de ruta de este proceso de conversaciones.

Delegación ELN Paz

Más notas sobre el tema