Crisis en Haití | Más de 100 mil personas se desplazaron para huir de la violencia en el último año

2.104

Más de 100 mil personas huyeron de sus hogares en Haití

En poco más de un año unas 100 mil personas tuvieron que huir de sus hogares ante el recrudecimiento de la violencia, denunció la Plataforma de Organizaciones Haitianas de Derechos Humanos (Pohdh).

La violencia de los grupos armados con sus consecuentes masacres y enfrentamientos provocaron oleadas de desplazamientos forzosos, señaló la organización y condenó el comportamiento del Gobierno, que, a su juicio, no muestra ni voluntad o interés de combatir a las pandillas.

Pohdh advirtió que el clima de inseguridad y violencia se deterioró y de enero de 2022 hasta abril último tuvieron lugar 14 masacres, la mayoría en los barrios vulnerables de la zona metropolitana de esta capital.

La continua violencia de las bandas en todo el país obligó a más de 100 mil personas a huir precipitadamente en un intento de protegerse, algunos abandonaron el país, otros regresaron a sus provincias de origen, pero otros han tenido que refugiarse en plazas públicas o en espacios privados donde son recibidos como visitantes.

“Entre ellos hay mujeres embarazadas, niños, niñas, escolares, ancianos y personas discapacitadas”, señaló la entidad.

Además, cuestionó las deplorables condiciones de los sitios donde se refugian las víctimas y las calificaron de críticas e inhumanas pues los desplazados están expuestos al sol, la lluvia y duermen en el suelo.

Estas condiciones constituyen una grave violación de la dignidad y los derechos de los desplazados en términos de la Constitución de 1987 y de las normas internacionales de derechos humanos, afirmó.

Además de los desplazamientos forzados, miles murieron en Haití en los últimos años como consecuencia de las acciones de las pandillas que actualmente controlan la capital y otras regiones de los departamentos Oeste y Artibonite.

La semana pasada la Fundación Je Klere que defiende los derechos humanos denunció que dos mil 845 personas fueron asesinadas en el país caribeño desde que el primer ministro Ariel Henry asumió el poder en julio de 2021 tras el magnicidio.

El caos es total, las pandillas están en todos sitios “demasiado armados y violentamente fuera de control”, alertó la entidad.

Prensa Latina


ONU: 12 haitianos mueren a diario víctimas de la violencia pandillera

Al menos 1.446 personas han fallecido en la ola de violencia que sufre Haití en los primeros cuatro meses de este año; es decir, 12 cada día, denunció hoy la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Ese número de asesinatos, más los secuestros y ataques violentos a personas en el país caribeño reflejan un incremento de un 28 % entre enero y marzo respecto al mismo dato del último trimestre de 2022.

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Volker Türk, calificó en un comunicado la situación haitiana de «ciclo de violencia interminable».

Volker Türk pidió a la comunidad internacional que «despliegue una fuerza de apoyo especializada y respetuosa con los derechos humanos con un plan de acción integral para ayudar a las autoridades del país».

La Oficina Integrada de la ONU en Haití alertó además del aumento de la actividad de bandas armadas en áreas de Puerto Príncipe, la capital del país, que anteriormente eran consideradas zonas seguras, especialmente los barrios de Kenscoff y Pétion Ville, así como en el departamento de Artibonite.

Los miembros de estos grupos violentos disparan de manera indiscriminada a civiles desde las azoteas de los edificios, irrumpen en vecindarios y viviendas, queman vehículos de transporte público y ejecutan a todas las personas que consideran opositoras a sus bandas.

Entre enero y marzo, la ONU registró la muerte de 21 policías y de 238 miembros de estos grupos, en una ola de violencia que provocó en ese primer trimestre que 13.490 personas huyeran de sus hogares para convertirse en desplazados internos.

En un marco de debilidad de las fuerzas de seguridad, la ONU advirtió por otro lado de la proliferación de brigadas de vigilancia parapoliciales promovidas en ocasiones por líderes políticos y periodistas.

Además, la violencia sexual hacia las mujeres y las niñas se ha generalizado en todo el país, y los secuestros de niños, profesores, médicos, funcionarios de justicia y gubernamentales también se han agudizado en los últimos meses.

En el terreno económico, las bandas están imponiendo impuestos ilegales a la ciudadanía, cortando el tráfico en las principales carreteras del país y saqueando negocios y vehículos.

Un centenar de linchamientos en últimos dos semanas

Adicionalmente al informe de la ONU, una organización no gubernamental afirmó este mismo martes que la operación de linchamiento de presuntos bandidos armados llamada «Bwa Kale» (en español, pene pelado), desencadenada por la población en Haití desde el 24 de abril pasado, habría costado la vida a más de un centenar de personas .

La Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh) precisó en un informe que las amenazas se dirigen contra las personas que se manifiestan contra esta nueva forma de violencia que corre el riesgo de sumir al país caos definitivo.

«Algunos creen que en tan solo unos días el movimiento Bwa Kale ha obtenido más resultados en la lucha contra el bandidaje que todas las operaciones policiales juntas», afirmó la RNDDH.

Recordó que todo comenzó el 24 de abril, cuando un autobús de transporte público interceptado por la Policía Nacional Haitiana (PNH) llevaba a bordo 14 individuos con armas y municiones en su poder.

Se rumoreaba que estas 14 personas iban a ayudar a los bandidos armados que habían estado atacando Debussy, un barrio situado en la parte alta de Turgeau, desde la noche del 23 al 24 de abril.

«Las redes sociales contribuyeron a que la noticia de dicho linchamiento se difundiera rápidamente y varios miembros de la población, la mayoría de ellos armados con armas de fuego, machetes y neumáticos, comenzaron a buscar a los bandidos armados, a sus familiares o a cualquier persona sospechosa de tener vínculos con ellos, con el fin de lincharlos», narró el informe.

El 6 de marzo pasado, la ministra de Justicia y Seguridad Pública, Emmelie Prophète Milcé, invitó a la población a defenderse de los bandidos armados, sin tener en cuenta los daños que tal incitación podría causar, dijo Rnddh.

Tomando su palabra, la población ha iniciado una caza de bandidos, a través del movimiento Bwa Kale.

«Algunos miembros de la población creen que el binomio Policía-población ha dado, durante solo unos días, más resultados en la lucha contra el bandidaje que todas las demás operaciones policiales», declaró la ONG.

«La muchedumbre, armada con machetes y armas de fuego poco comunes, no puede vencer al bandidaje que las autoridades del Estado llevan varios años estableciendo como sistema de gobierno. Hay que recordar siempre que los bandidos fueron armados por quienes deben protección a la población haitiana, con objetivos políticos y electorales», subrayó la ONG en su informe «El reinado del primer ministro Ariel Henry o la furia de las bandas armadas».

En consecuencia, la voluntad de erradicar este fenómeno de bandidaje de Estado en el país debe ser política, afirmó la Rnddh.

«Las autoridades del Estado deben tomar inmediatamente las medidas necesarias para poner fin a todas las formas de violencia a las que está sometida la población, porque ninguna sociedad democrática basada en el respeto de los derechos humanos puede tener como base esta espiral de violencia», concluyó la organización.

Acento


734 morts dans 6 massacres dans l’Ouest et l’Artibonite entre avril 2022 et avril 2023, selon le RNDDH

Par Daniel Zéphyr

Dans un rapport publié ce mardi 9 mai 2023, le Réseau National de Défense des Droits Humains (RNDDH) a révélé que 734 personnes ont été tuées dans 6 massacres perpétrés dans l’Artibonite et l’Ouest entre avril 2022 et avril 2023. Le RNDDH qui précise qu’au total 9 massacres ont été enregistrés au cours de cette période, demande aux autorités étatiques de tout faire pour mettre fin au règne de l’impunité dans le pays.

Ces nouveaux chiffres publiés par le Réseau National de Défense des Droits Humains traduisent la violence inouïe exercée par les bandits armés dans les coins et recoins du pays. Depuis juillet 2021, date de l’intronisation du Premier Ministre Ariel Henry, selon le RNDDH, les raids, attaques armées et massacres se multiplient en Haïti.

Entre avril 2022 et avril 2023, le Réseau National de Défense des Droits Humains (RNDDH) dit avoir dénombré 9 massacres d’envergure perpétrés dans les départements de l’Artibonite et de l’Ouest. Ils sont considérés comme tel, selon le réseau, en raison du nombre de victimes, de la durée des attaques armées subies par la population civile et/ou de la gravité des exactions commises.
« Au cours de 6 parmi ces massacres, 734 personnes ont été assassinées soit une moyenne de 122 personnes par massacre et 105 femmes sont victimes de viols collectifs pour la plupart, soit une moyenne de 17 femmes et filles victimes de viols par massacre », précise le RNDDH qui cite des massacres à La Plaine du Cul-de-sac ; à Cité Soleil ; au Village artistique de Noailles ; à Savane Pistache ;à Source Matelas ;à Bel-Air.

Le Réseau National de Défense des Droits Humains estime que le Premier Ministre a fait de la situation sécuritaire qui était préoccupante avant son arrivée au pouvoir, une situation explosive « caractérisée par la fureur des gangs armés dont il a acquis la loyauté en leur assurant protection et impunité. »

Le RNDDH dit condamner ces massacres qui, selon le réseau, « occasionnent chaque jour des pertes humaines et matérielles extrêmement lourdes, et au cours desquels, la force publique, les différents ministères des affaires sociales et à la condition féminine et aux droits des femmes, ne sont jamais intervenus en vue de porter assistance à la population. »

Pour prendre en main la situation, depuis le 24 avril 2023, la population s’est évertuée à lancer un mouvement dénommé « Bwa Kale » qui se veut un vent de révolte tendant à traquer les bandits armés jusqu’à leurs retranchements, les tuer puis les brûler.

« D’aucuns estiment que pendant quelques jours seulement, le mouvement Bwa Kale a obtenu plus de résultats dans la lutte contre le banditisme que toutes les opérations policières confondues », note le réseau qui s’insurge contre les autorités étatiques « qui se cachent derrière ce mouvement pour porter la population haïtienne à éliminer pour elles, les liens qu’elles entretiennent avec les individus qu’elles ont armés et à empêcher par la même occasion, que la Justice ne remonte jusqu’à elles. »

Afin de remédier à cette situation qui ne présage rien de bon, le Réseau National de Défense des Droits Humains (RNDDH) recommande aux autorités concernées de mettre fin au règne de l’impunité en conduisant un processus de certification de tous les parquets près les tribunaux de première instance du pays et en écartant tous les parquetiers corrompus ; de mettre fin à la protection des bandits armés ; de mettre l’action publique en mouvement contre les bandits armés qui sèment la terreur dans le pays ; de juger et de condamner les bandits armés impliqués dans tous les massacres jusque-là enregistrés dans le pays, depuis 2018.

Gazette Haiti

Más notas sobre el tema