Deuda pública argentina creció 23 % y alcanza los U$S 400.000 millones

3.032

Deuda pública argentina creció 23 % y alcanza los U$S 400.000 millones

El último informe de la Secretaría de Finanzas muestra un crecimiento total de la deuda pública de 23 % en lo que va del Gobierno del Frente de Todos. Es necesario desconocer la estafa de la deuda y rechazar el acuerdo con el FMI.

En marzo de 2023 el stock de deuda bruta ascendió a un monto
total equivalente a U$S 397.788 millones, según informó la Secretaría de Finanzas, dependiente de la cartera de Economía que conduce Sergio Massa. Casi la totalidad de la misma (99,4 %) se encuentra en situación de pago normal.

De esta forma, en comparación con el stock de deuda a diciembre de 2019, cuando alcanzaba a U$S 323.065 millones, en los últimos tres años la deuda bruta creció un 23 %, a pesar de los pagos realizados. El informe muestra también dos tercios de la deuda se encuentra en moneda extranjera (67 %), en tanto que el 33 % de la deuda en situación de pago normal es pagadero en moneda local.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner había calificado de «descabellado» el préstamo del FMI otorgado a la Argentina durante la gestión de Mauricio Macri, pero no puso en cuestión que dicha deuda se siga pagando.

Dijo que “descabellado fue haberle dado un préstamo político por 45.000 millones de dólares al gobierno de Mauricio Macri para que ganara las elecciones como reconocieron de los dos lados del mostrador, Mauricio Claver Carone, ex Presidente del BID y Carlos Melconian, ex Presidente del Banco Nación”.

Cuando asumió Néstor Kirchner la deuda pública era de U$S 145.000 millones y pasó a U$S 223.000 millones cuando terminó la gestión de Cristina. En todos esos años se pagaron más de U$S 200.000 millones, a decir de la propia Cristina Kirchner, fueron unos verdaderos «pagadores seriales», pero la deuda no dejó de crecer.

Millones de recursos que se destinaron a los especuladores y al capital financiero con dinero de la Anses (plata para los jubilados), reservas del Banco Central y fondos del Banco Nación.

En marzo de 2022 el gobierno del Frente de Todos reestructuró la deuda con el FMI, avalando la estafa del macrismo y sometiendo a la clase trabajadora a una nueva hipoteca, impagable y con fuertes condiciones.

La promesa oficial era que la economía se tranquilizaría. Sin embargo, eso no sucedió con la renuncia de Guzmán volvieron las corridas cambiarias y la inflación se aceleró. Además, el Gobierno ajustó a los jubilados, recortó partidas sociales, y el poder de compra de los salarios siguió perdiendo, sin recuperar todo lo perdido durante el macrismo.

La situación social no deja de agravarse y los grandes empresarios y la derecha presionan por una devaluación y se preparan para aplicar un mayor ajuste. Es necesario poner en debate la deuda externa ilegítima e ilegal, para salir de la decadencia nacional y evitar una nueva catástrofe para el pueblo trabajador. Con la movilización y un programa de otra clase, que incluye el rechazo al acuerdo con el FMI y el desconocimiento soberano de la deuda.

IZQUIERDA DIARIO

Más notas sobre el tema